La oposición sale a las calles para pedir que se vaya Bolsonaro

El presidente Jair Bolsonaro será el blanco de las protestas, la segunda en tres semanas, convocadas para hoy en 300 ciudades por la oposición y movimientos sociales para reclamar su renuncia, el cambio del modelo económico y una ayuda universal de 120 dólares para los trabajadores, con Brasil en el umbral de llegar al medio millón de muertos por la COVID-19.

Será la segunda manifestación luego de la del 29 de mayo, la cual se transformó en la jornada más importante contra el Gobierno desde que asumió el mandatario ultraderechista el 1 de enero de 2019.

Las protestas opositoras ganaron volumen esta semana con la adhesión formal del Partido de los Trabajadores (PT) del expresidente Luiz Inácio Lula Da Silva, favorito en las encuestas para vencer a Bolsonaro en las elecciones de 2022.

Lula, al frente del Gobierno entre 2003 y 2010, se encuentra tejiendo una serie de alianzas para poder construir su candidatura y empezó la tarea por el estado donde es fuerte la familia Bolsonaro y las iglesias evangélicas más poderosas, Río de Janeiro. Allí, se reunió con el llamado obispo primado de la Asamblea de Dios-Ministerio da Madureira, Manoel Ferreira. El objetivo es torcer al bolsonarismo desde su base evangélica en los barrios y favelas cariocas.

El empresario Silas Malafia, pastor y asesor informal de Bolsonaro, respondió ayer que habrá "artillería pesada" contra el exsindicalista en la disputa electoral de 2022.

La articulación de Lula está vinculada a la política de alianzas en Río de Janeiro sobre todo con el Partido Socialista Brasileño (PSB), agrupación a la que se afilió el gobernador de Maranhao, Flavio Dino, tras dejar el Partido Comunista do Brasil (PCdoB).

En este marco de Lula como centro electoral es que la oposición camina frente al bolsonarismo.

En un costado se encuentra la llamada "tercera vía" que se disputan el laborista Ciro Gomes y el neoliberal Joao Doria.

En mayo, la encuesta Datafolha le otorgó a Lula la victoria en primera y segunda vuelta contra Bolsonaro, motivo por el cual el propio presidente tomó el mensaje y, en su peor momento de popularidad desde 2019, comenzó a organizar caravanas de motociclistas de la ultraderecha en Río, Brasilia y San Pablo.

Las protestas para pedir el "Fora Bolsonaro" sorprendieron por su tamaño en todo el país pero sobre todo en Brasilia, Río de Janeiro y San Pablo. Este supuesto nuevo clima llevó oficialmente al PT a convocar a la marcha.

.

.

.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Internacionales

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...