Tristeza por robo y destrozos en una escuela rural

La escuela Raúl Alfonsín, ubicada en el lote Santa Rosa de la ciudad de Güemes, fue víctima de un nuevo robo en sus instalaciones, hecho que vuelve a poner en primer plano la situación de total inseguridad que vive la comunidad educativa.

El robo fue perpetrado durante la madrugada del pasado viernes 16, hecho que fue descubierto por el personal de maestranza, que son los primeros en ingresar. Encontraron cajas de cerámicos en las adyacencias del establecimiento educativo por el lado del cañaveral, también notaron que algunas dependencias como el comedor y la cocina estaban con sus puertas abiertas.

En forma inmediata dieron intervención a la policía local. "No quisimos entrar solo miramos de lejos y pudimos observar que faltaban cosas, entre ellas cajas de cerámicos, tenemos alguna experiencia por robos anteriores y sabemos que si entramos vamos a dejar nuestras huellas, lo que va a dificultar el trabajo policial al intentar encontrar pisadas y marcas dejadas por los malvivientes", explicó la docente Mary Pérez.

La escuela había recibido una importante donación de cajas de cerámicos por parte de Cerámica del Norte, para que sean colocadas recubriendo las dos terceras partes de las paredes en toda la escuela, los trabajos ya habían dado inicio, con la colaboración de personas integrantes del Movimiento Evita, quienes donaron la mano de obra. "Nos quedamos sin pegamento y eso produjo una demora, pero ya lo habíamos conseguido como para continuar con los trabajos. Lamentablemente sufrimos este robo, lo que es una pena", expresó la maestra Pérez. Las cajas de cerámicos son muy pesadas, el total de cajas faltantes son 8, eso es un indicativo de que fueron más de dos delincuentes los que ingresaron", especuló.

Ingreso a la escuela

Según se pudo constatar por medio de las primeras pericias realizadas por el personal policial, los maleantes ingresaron a la escuela escalando el alambrado perimetral, luego treparon hasta el techo, donde corrieron las chapas y saltaron al interior del comedor, allí tomaron un manojo de llaves que les permitió el acceso a otras dependencias como la cocina, abriendo las puertas, esto también les facilitó que pudieran sacar las cajas de los cerámicos. Además de las cajas también se contabilizó el faltante de bandejas para la distribución de la comida, un anafe, ollas y mercadería. Intentaron pero no pudieron ingresar a la Dirección, porque las llaves no estaban en ese manojo.

La Dirección se encuentra ubicada en la parte delantera de la escuela, de haber ingresado hubieran sido vistos por el sereno del ingenio San Isidro, que recorre toda esta calle controlando que no haya nada raro. La escuela Alfonsín ocupa un terreno dentro del lote Santa Rosa, que pertenece al Ingenio, tiene como vecinos a personal de la empresa y algunas oficinas, pero solo por el frente, tanto en los laterales como por el fondo se encuentra rodeada de cañaverales. "Necesitamos con urgencia el cerrar la escuela con un tapiado perimetral, el alambrado es muy vulnerable y en varias oportunidades sufrimos robos, aunque en esta oportunidad las pérdidas fueron mayores, lamentamos que se hayan llevado aquello que usamos para dar de comer a los niños", finalizó Mary Pérez.

Personal policial se encuentra en búsqueda de los responsables, aunque hasta el momento no se hayan informado sobre algún avance de esa investigación, se presupone por la forma en que se movieron dentro de la escuela que tenían un claro conocimiento de dónde guardan las cosas más importantes.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...