¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
13 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Gobernadores, sin las respuestas que esperaban de Francos

Sáenz fue el anfitrión de un encuentro con mandatarios provinciales y el ministro. Le plantearon temas económicos y fiscales y el diálogo quedó abierto.
Miércoles, 21 de febrero de 2024 00:46

No hubo respuestas concretas a los planteos, pero si quedó el compromiso de mantener el diálogo abierto y lograr consensos. Esa puede ser, en pocas palabras, la conclusión de lo que fue ayer el encuentro entre el ministro del Interior, Guillermo Francos, y cinco gobernadores, que lo tuvo al mandatario salteño, Gustavo Sáenz como el anfitrión de la reunión.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

No hubo respuestas concretas a los planteos, pero si quedó el compromiso de mantener el diálogo abierto y lograr consensos. Esa puede ser, en pocas palabras, la conclusión de lo que fue ayer el encuentro entre el ministro del Interior, Guillermo Francos, y cinco gobernadores, que lo tuvo al mandatario salteño, Gustavo Sáenz como el anfitrión de la reunión.

Hasta la residencia de Finca Las Costas llegaron el ministro Franco, Sáenz y los gobernadores de Misiones, Hugo Passalacqua; de Tucumán, Osvaldo Jaldo; de Catamarca Raúl Jalil y de Jujuy Carlos Sadir. En la mañana habían participado de los actos por el 211 aniversario de la Batalla de Salta y ya en la residencia compartieron asado, empanadas salteñas y quesillo de postre.

Este encuentro sirvió para aflojar tensiones en la relación de los gobernadores con la Nación. Es que al ajuste que experimentó el Gobierno de Javier Milei desde el día uno que asumió se le sumó el naufragio de la ley ómnibus, luego el Ejecutivo avanzó más con los recortes, como la quita del subsidio al transporte (solo del interior porque el AMBA sigue recibiendo dinero) y también se subió la tensión con ataques directos a los gobernadores, llamándolos traidores por no aportar los votos para que salga la ley. Allí hasta se echó a la secretaria de Minería Fravia Royón, quien es cercana a la administración salteña. Los gobernadores también pidieron que el presidente morigere los ataques que ellos reciben.

En este contexto con la llegada a Salta de Guillermo Francos y la vicepresidenta Victoria Villarruel (ambos estuvieron en los actos de la Batalla) el Gobierno de Milei quiere avanzar en el diálogo con los gobernadores. "Abordaron temáticas vinculadas a las realidades de las provincias y del Estado Nacional. No se llegaron a acuerdos concretos respecto a ningún eje. Fue un encuentro cordial y en buenos términos. El diálogo continúa abierto y ambos sectores son consientes de que hay que construir consenso", le dijeron a El Tribuno fuentes cercanas al funcionario nacional.

"Coincidimos en que el diálogo y el consenso son un camino esencial en la búsqueda de soluciones para todos los argentinos", planteó Sáenz, al término de la reunión, mediante un posteo en sus redes.

Temas en danza

El Tribuno pudo saber que se trató de una reunión amable y en buenos términos, en la que el ministro Francos dijo entender la situación de las provincias y planteó que quieren retomar el diálogo con los gobernadores.

Los mandatarios provinciales le plantearon las urgencias fiscales y económicas que cada uno tiene en sus jurisdicciones y que se tienen que atender de forma urgente. Al tiempo que le pidieron que haya mayor previsibilidad respecto de los fondos nacionales que llegan a las provincias. Es que si día a día se enteran de nuevos recortes se hace muy difícil planificar a corto plazo. Provincias como Salta ven en este escenario que pueden perder el equilibrio fiscal que vienen manteniendo.

Cuando le reclamaron a Francos sobre recortes clave como incentivo docente y subsidios al transporte, el ministro ratificó el camino de ajustar la economía para bajar el déficit, al tiempo que los gobernadores le dijeron que ellos ya están haciendo el ajuste y que la gente está haciendo un esfuerzo enorme.

Otro punto que se trató fue sobre los fondos fiduciarios. Es que el presidente señala todo el tiempo que son una caja y los gobernadores le reclamaron que eso lo manejan directamente funcionarios nacionales, no desde las provincias. Una vez que la provincia recibe plata por medio de un fondo, lo tiene que devolver como un préstamo, ya que tiene como garantía la coparticipación.

En ese momento le plantearon a Nación que se podría renegociar algunas deudas que se tienen en materia de fondos fiduciarios, pero eso quedó para análisis.

Pérdida de recursos

Salta ha experimentado una pérdida considerable de recursos debido a los recortes implementados desde el Gobierno Nacional. El impacto económico en Salta es significativo, con una merma considerable en los ingresos debido a la caída en las transferencias automáticas y la cancelación de aportes "discrecionales" provenientes del Gobierno Nacional.

Según datos proporcionados por el Ministerio de Economía, la provincia enfrentó una pérdida de ingresos que alcanzó los $17.948 millones en enero, destacándose una disminución de $10.398 millones en las transferencias automáticas y $7.550 millones en las transferencias no automáticas. Además, la deuda del Gobierno Nacional por la paralización de obras financiadas anteriormente asciende a $12.080 millones.

Si bien los detalles específicos de la reunión no fueron revelados, queda claro hay una posición de llegar a un acuerdo entre los líderes provinciales y el gobierno central para limar asperezas y poder abordar los desafíos económicos.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD