¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

19°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Síndrome Urémico Hemolítico: recomiendan reforzar la higiene y vigilar el consumo de carne en los niños

A nivel país son tres los niños que fallecieron por el Síndrome Urémico Hemolítico, producido por esta bacteria presente en el interior del ganado vacuno. Desde el Hospital Materno Infantil informaron que ingresaron dos pacientes con estas patologías, de los cuales uno permanece internado.
Miércoles, 21 de febrero de 2024 13:46

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), es una enfermedad grave, causada por la bacteria Escherichia Coli, presente en carnes contaminadas o sin la cocción suficiente. Afecta principalmente a los niños. En el país ya se dieron casos mortales. Como Córdoba, en donde desde enero a la fecha se notificaron 9 casos, que afectaron a niños de entre 10 meses y 7 años, todos con internación, y tres de ellos fallecieron como consecuencia de esa patología. En Salta son dos los ingresos registrados de niños afectados por esta enfermedad al Hospital Público Materno Infantil. De los cuales uno fue dado de alta, mientras el segundo permanece internado.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), es una enfermedad grave, causada por la bacteria Escherichia Coli, presente en carnes contaminadas o sin la cocción suficiente. Afecta principalmente a los niños. En el país ya se dieron casos mortales. Como Córdoba, en donde desde enero a la fecha se notificaron 9 casos, que afectaron a niños de entre 10 meses y 7 años, todos con internación, y tres de ellos fallecieron como consecuencia de esa patología. En Salta son dos los ingresos registrados de niños afectados por esta enfermedad al Hospital Público Materno Infantil. De los cuales uno fue dado de alta, mientras el segundo permanece internado.

Instan a reforzar medidas de higiene, no cortar la cadena de frío y esterilizar el agua. También, evitar que los niños consuman alimentos procesados con carne molida o picada, como la empanada, ya que no siempre cuentan con la cocción suficiente. Asimismo, piden prestar atención a la manipulación de la carne cruda apartándola de frutas y verduras, y los utensilios.

 

Medidas de prevención a tener en cuenta

En diálogo con El Tribuno, la jefa del nefrología infantil del Hospital Materno Infantil, Mariana Saurit, explicó: “Es importante tener en cuenta las medidas de prevención universales para evitar esta enfermedad y todas las producidas por alimentos. La principal fuente de infección son los alimentos contaminados por esta bacteria, derivados del ganado vacuno. Ya que esta se encuentra en el interior del ganado, entonces cuando se produce el faenamiento del animal, se contaminan la mayoría de los cortes”.

Y siguió: “La prevención fundamental es evitar en los niños menores de 5 años, los alimentos procesados con carne molida o picada, porque es donde más se encuentra la bacteria y es más difícil matarla con la cocción. También la manipulación en el domicilio de todo lo que sean alimentos crudos, que serían las carnes, es importante separarlos de los utensilios, de los alimentos cocidos y de las frutas y verduras. El otro tipo de contaminación es por transmisión fecal oral, al ser una enfermedad que se elimina con la materia fecal, en donde muchos adultos podemos ser transmisores asintomáticos de la enfermedad, por eso es esencial el lavado de manos en el baño. También al manipular alimentos”.

Luego, la doctora continúo: “La tercer fuente de contaminación es por el contacto directo con el animal contaminado. Otra es el agua, por eso siempre se debe esterilizar el agua con lavandina y con vinagre, y con eso se podrá lavar todos los alimentos ya sean verduras, frutas y todo lo que sea la cocción”.

 

Cuidar la higiene de las mamaderas

Asimismo, resaltó que en el caso de los bebes menores de un año, que también se enferman con esta patología y cuya fuente de ingestión es solamente el biberón o el pecho, es muy importante que la mamadera sea bien higienizada. Como así también que la leche sea con agua pasteurizada y los padres mantener un estricto lavado de las manos, ya que pueden ser transmisores directos.

 

Evitar que los niños consuman empanadas de carne

Por otro lado la jefa de nefrología del Materno Infantil, destacó: “Es importante tener en cuenta, en donde comen nuestros niños, tratar de que no coman fuera de la casa. En Salta somos de consumir muchas empanadas, y sabemos que la misma no adquiere una cocción importante para matar la bacteria. Por eso recomendamos que los menores de cinco años traten de no consumirlas y si lo hacen que sea de otro preparado”.

Y añadió: “En cuanto a las piletas primero asegurarse de que haya un baño que tenga buena higiene y después fijarse en las aguas servidas, ya sea por animales que muchas veces tienen la bacteria. En el caso de las piletas, las que no estén bien cloradas también pueden estar contaminadas. Ya que si un niño esta enfermo y orina en el agua, elimina la bacteria allí, generando contaminación a los demás que se bañan en el mismo sitio”.

 

Síntomas

Entre los síntomas pueden asociarse vómitos, irritabilidad y, en algunos casos, convulsiones como parte de un compromiso neurológico de grado variable. Este cuadro es precedido por síntomas digestivos que se presentan durante la semana previa diarrea o diarrea con sangre.

Si el niño tiene disminución de la cantidad de orina y decaimiento, debe consultarse inmediatamente al centro de salud u hospital. No se recomienda usar antibióticos. El uso de antibióticos sin indicación médica puede producir complicaciones y favorecer que aparezca el SUH.

Tampoco deben utilizarse bismuto, carbón, aspirinas o similares, antiespasmódicos, loperamida, ni probióticos en cuadros de diarrea aguda por el mismo motivo. El período de incubación de la enfermedad es de 3 a 9 días.

 

Mayormente afecta a niños y ancianos

Es importante tener en cuenta que la complicación de la enfermedad afecta particularmente a niños, ancianos y aquéllos que, por padecer otras enfermedades, tienen su sistema inmunológico deprimido.

La afección se caracteriza por daños agudo de los riñones, asociados a alteraciones en las células de la sangre, trombocitopenia que es la reducción de plaquetas, necesarias para formar los coágulos y anemia causada por ruptura anormal de glóbulos rojos.

 

PUBLICIDAD