En busca de la abundancia y la prosperidad en la feria de la Alasita

Por segundo año consecutivo se realizó la feria de la Alasita, un encuentro tradicional de origen boliviano que consiste fundamentalmente en la venta de objetos en miniaturas con el fin de que, se hagan realidad para quienes los adquieren. El evento tuvo lugar en la Ciudad Cultural, donde se congregaron numerosos lugareños y miembros de la colectividad boliviana, quienes compraron varios objetos anhelando alcanzar la prosperidad y la abundancia.

EKEKO / EL DIOS DE LA ABUNDANCIA ES REPRESENTADO POR LA FIGURA DE UN CAMPESINO. 

Una vez más la hermandad con el pueblo boliviano se materializó en la ciudad, dejando al descubierto que la fe y las tradiciones entre el pueblo jujeño y el vecino país, no reconocen fronteras. Y es que como sucede con otros ritos ancestrales que se practican en la provincia, ayer se realizó una vez más la feria de la Alasita, un encuentro típico boliviano donde la principal figura es el Ekeko, dios aymara de la abundancia.

Al igual que la fiesta original que se concentra en La Paz, Bolivia, los bolivianos residentes en Jujuy con el apoyo del Consulado de ese país en Jujuy dispusieron todo para iniciar la feria. Desde las 10 de la mañana se montaron gazebos y varias mesas con un sinfín de objetos en miniatura.

Billetitos, autos, camionetas, casas, elementos de construcción, certificados de títulos profesionales, de salud, los típicos gallos y gallinas, títulos de propiedad, son solo algunas de las pequeñeces que se ofrecieron y que la gente escogía según sus anhelos, ya que la creencia es que los objetos que se adquieren con fe y convicción, se hacen realidad.

Meleana Huanca, presidente de la colectividad Boliviana en Jujuy, explicó que cada 24 de enero se celebra al dios de la abundancia que es el Ekeko, y es por eso que se realiza esta feria en su honor. "Es un día muy especial en el que el protagonista es la "Illa" del Ekeko, es quien nos trae mucha abundancia, y hoy hace realidad las cosas que deseamos" sostuvo.

Según dijo, la creencia consiste en comprar una miniatura de lo que se desee alcanzar. "Si uno compra con el corazón y pone toda la fe en eso, esos deseos se cumplen" afirmó a la vez que relató que muchas personas que compraron las miniaturas en la feria del año pasado, ayer regresaron a comprar nuevas piezas y le relataron muy contentos, acerca de los bienes obtenidos.

"Siempre hay nuevos clientes, hay mucha gente que viene por primera vez y otros que ya vinieron y volvieron en busca de nuevos deseos. La mayoría vuelve al año siguiente porque saben que tienen respuesta, nos han contado que los objetos que se han bendecido el año pasado se han hecho realidad, y ahora compran nuevamente con mucha fe", indicó.

Dinero, casas y autos

Según explicó la presidente de la colectividad boliviana en Jujuy, los elementos que más lleva la gente son casas, autos y dinero en miniatura y aseguró que en eso tiene mucho que ver el momento de crisis que se vive.

Además dijo que se ofrece un poco de todo, "casas en construcción, terrenos, autos, camionetas, títulos profesionales, certificados de salud, mercadería, hay toros que representan la fortaleza de la familia y su protección, los gallos son para las mujeres solteras, para que consigan pareja y para los hombres las gallinas, que representan a la mujer trabajadora".

Los miembros de la colectividad se mostraron sorprendidos por la firme creencia que mostraron los jujeños en torno a esta celebración. Es que desde la mañana y hasta la tarde, se acercaron al predio en busca de las miniaturas augurando que se concreten. "No hemos parado un solo momento desde esta mañana, hemos bendecido y chayado las piezas, se las sahumaron y a cada uno de les explicó el significado de cada pieza" dijo Huanca.

MINIATURAS / SE OFRECIÓ UNA AMPLIA VARIEDAD DE PIEZAS PEQUEÑAS.

 Artesanías traídas de La Paz

Este año, a la feria de Alasitas se sumó Mirian Zambrano, una representante de la ciudad de La Paz, quien trajo desde allí numerosas artesanías elaboradas manualmente. Es la primera vez que exhibe sus piezas en la provincia, y lo hizo con gran éxito, ya que solo en la mañana logró vender todo. “Fue el negocio más grande que se haya exhibido este año; trajo casas, edificios, autos, y toda una serie de objetos en miniatura que los prepara ella junto a otros compañeros artesanos de Bolivia” dijo, a la vez que remarcó la importancia de su presencia por cuanto permite reflejar la esencia de la feria original que se realiza casualmente en esa ciudad boliviana. 

CAPORALES / EN LA FERIA ADEMÁS SE PRESENTÓ UN CUADRO DE SAYA, DANZA TÍPICA DE BOLIVIA.

El Ekeko, la deidad aymara que atrae la fortuna al hogar

El Ekeko, es un antiguo dios de la abundancia, fecundidad y la alegría de los pueblos andinos, figura que se suele representar como un campesino al que se le ofrendan cigarrillos y billetes. Se trata de la imagen de un hombre de corta estatura, sonriente, vestido con ropas típicas del altiplano o también ropa de ejecutivo. Carga gran cantidad de bultos de alimentos y otros bienes que cuelgan de sus ropas, y en un pie, le falta una sandalia.
“Se trata de la figura de un hombre gordito, que carga con toda la fortuna. Generalmente se le coloca encima elementos que representan los alimentos como bolsitas con fideos o maíz, también se le colocan miniaturas como casitas, autos, billetes y se le hace fumar cigarrillos” dijo Huanca.
La estatuilla que representa al Ekeko tiene un orificio en su boca para poder introducir allí cigarrillos para que fume. En este sentido remarcó que “tener un Ekeko es un compromiso porque hay que atender, hay que hacerlo fumar todos los martes y viernes de todo el año, y los 24 de enero fuma bastante. Este año el Ekeko que llegó al consulado ya se fumó dos paquetes y sigue fumando, y eso significa abundancia, mientras más fuma mayores son las bendiciones que llegan a la casa” y aseguró que cuando fuma poco es porque no habrá mucha ganancia en la familia. 

Las opiniones

ELSA CAUCOTA, Empleada

Ahora compré unas tejas en miniatura que significan construcción, para poder terminar de edificar mi casa, y también compré un auto. Es la primera vez que vengo y creo mucho en estas cosas. Siempre bendecimos la casa, damos de comer a la tierra, y participamos de esos rituales. Cuando me enteré de la feria me interesó y vine a ver de qué se trataba. Por ahora no tengo ekeko en mi casa; igualmente para el año, si es que la feria se repite, seguramente voy a volver.

KAREN CARRILLO, Estudiante

Compré billetes para la fortuna y para que nos vaya bien en la familia. Los compré con mucha fe, creo mucho en Dios y espero que sea lo que el día. Hice bendecir los billetes junto con mi familia porque entre todos compramos los billetes porque el deseo de prosperidad es para todos en la casa. Nosotros tenemos un pequeño espacio donde tenemos la imagen de la virgen y algunos santitos y seguramente ahí vamos a colocarlos. Ojalá el año que vine se haga de nuevo y sea más grande la feria.

FABIOLA BUSTOS, Enfermera

Estuve recorriendo las mesas y compré la casa y el auto, para poder renovar el auto y comprar la casa; compré el título de propiedad y el certificado de “El carro de tus sueños”. Esta es la primera vez que vengo, me enteré a través de las noticias y por una amiga que vino de Córdoba, así que decidí venir. Personalmente tengo mucha fe, mucha esperanza, creo que todos podemos llegar a lograr nuestros objetivos. Como jujeña que soy sahumo mi casa y doy de comer a la tierra en agosto.

GABRIELA BERTOLONE, Docente

Estoy esperando para poder comprar y hacer bendecir un auto y una pieza de construcción, porque si bien tenemos auto queremos terminar de arreglarlo y comprar otra camionetita. Creemos en esto porque mi abuela tenía en su casa un Ekeko y lo hacía fumar, y ahora que lo heredamos estamos llevando las miniaturas para ubicarlas juntas en un lugar especial de la casa. De a poco estamos volviendo a los antepasados, a las cosas que hacían y a creer que hay otras energías.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Jujuy

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...