¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

22°
3 de Marzo,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

¿Cuáles son los alimentos que ayudan a reponer el colágeno de la piel?

El uso de cremas protectoras es apropiado para cuidar la piel.

Miércoles, 06 de diciembre de 2023 19:19

A partir de los 35 años, es normal que las personas empiecen a notar menos elasticidad en la piel y que se evidencie la presencia de las primeras arrugas. Es entonces el momento ideal para empezar a incluir el colágeno como parte de la alimentación diaria y así lograr mantener la piel lozana.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

A partir de los 35 años, es normal que las personas empiecen a notar menos elasticidad en la piel y que se evidencie la presencia de las primeras arrugas. Es entonces el momento ideal para empezar a incluir el colágeno como parte de la alimentación diaria y así lograr mantener la piel lozana.

Y es que se destaca que la salud de la piel está directamente ligada al colágeno, pues esta proteína se encarga de proteger las estructuras del cuerpo y formar una barrera ante las toxinas y agentes externos dañinos. Otros de los beneficios que ofrece este componente para el organismo son:

  • Fortalecer los músculos.
  • Mejora la apariencia de la piel.
  • Ayuda a cicatrizar.
  • Regula el aparato digestivo.
  • Mejora la higiene dental.
  • Ayuda a desintoxicar el organismo.
  • Mantiene el corazón en buen estado.
  • Controla la ansiedad y alivia el estrés.

Asimismo, es oportuno señalar que el colágeno es el responsable de la firmeza de la piel, ya que compone la mayor parte de la dermis. Por este motivo, su carencia provoca una falta de firmeza e incrementa la flacidez.

Además, de acuerdo con el portal Mejor con Salud, estos son algunos alimentos que pueden ayudar a recuperar el colágeno perdido:

  • Carnes: las carnes constituyen un elemento nutricional importante de la dieta. Por su alto aporte de colágeno, destacan las carnes de vaca, pollo, cabra, buey, venado o cerdo.
  • Pescado: el pescado contiene una gran cantidad de proteína y en el caso del salmón y el atún, se aconseja su consumo por el Omega 3, pues protege la membrana adiposa alrededor de las células de la piel. Como consecuencia, reduce la inflamación y proporciona elasticidad y firmeza.
  • Frutas ricas en vitamina C: la vitamina C es fundamental para la producción de colágeno. Se encuentra en la naranja, limón, kiwi, pomelo, mango, piña y otras frutas. Además, contienen antioxidantes que reducen la formación de arrugas.
  • Alimentos ricos en azufre: los alimentos como el apio, las aceitunas verdes y negras, el ajo, el pepino, el plátano, la cebolla o el tofu, tienen un alto contenido de azufre, lo que estimula la producción de colágeno,
  • Frutas y verduras de color rojo: las frutas rojas como manzanas, fresas, frambuesas, cerezas, la remolacha, pimientos rojos, entre otros, contienen licopeno, sustancia que ayuda a la producción de colágeno.

¿Cuáles son los efectos del sol sobre la piel?

Es importante tener conciencia de la importancia de proteger la piel con cremas con una fotoprotección adecuada de amplio espectro, ya que la radiación ultravioleta es responsable de las quemaduras solares, la aparición de manchas y el envejecimiento prematuro de la piel.

Cuando la piel se expone a los rayos ultravioleta, esta intenta protegerse del daño, produciendo más melanina: el pigmento de la piel que la vuelve más oscura. Esto es lo que produce el bronceado. De hecho, el bronceado es en realidad un mecanismo de defensa de la piel; debido a la exposición prolongada, la piel ha activado la producción de melanina para protegerla de los efectos nocivos de los rayos UVA y UVB.

Los niveles de radiación UV que alcanzan la superficie terrestre vienen condicionados por numerosos factores, como la época del año, la hora del día o la posición geográfica, además de la nubosidad, el contenido total de ozono, la altitud sobre el nivel del mar o los aerosoles, por poner algunos ejemplos.

Por lo tanto, en las regiones tropicales, donde el sol se encuentra cerca de la vertical en los meses de verano, los niveles de radiación UV son muy altos. Por el contrario, en las regiones polares la elevación del sol, incluso en verano, es poca y los niveles de radiación, debido a este efecto, son bajos o moderados.

Temas de la nota

Temas de la nota