¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

21 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

En Paz y con color: River volvió a enamorar con fútbol a los salteños

Mas de 20 mil almas vibraron con el concierto de goles del equipo del Muñeco. Pese a las alarmas de la previa, el color le ganó a la violencia.
Jueves, 10 de marzo de 2022 00:13

La impresionante postal del estadio Padre Ernesto Martearena era un deja-vu de otras noches mágicas. Como en 2014, en 2016, 2017 y 2019, nada cambia, solo los ocasionales intérpretes, el rival de turno y el contexto de la época. Por lo demás, todo es lo mismo cada vez que el River de Marcelo Gallardo pisa el escenario mundialista salteño: la explosión de las tribunas, la euforia, la pasión sin frenos para reconocer el fútbol y el espectáculo que dejan por bien pagada la entrada.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

La impresionante postal del estadio Padre Ernesto Martearena era un deja-vu de otras noches mágicas. Como en 2014, en 2016, 2017 y 2019, nada cambia, solo los ocasionales intérpretes, el rival de turno y el contexto de la época. Por lo demás, todo es lo mismo cada vez que el River de Marcelo Gallardo pisa el escenario mundialista salteño: la explosión de las tribunas, la euforia, la pasión sin frenos para reconocer el fútbol y el espectáculo que dejan por bien pagada la entrada.

En contrapartida de la ilusión y la explosión genuina de los salteños, quienes no entienden de barras, de facciones, de internas, de disputas ni de intereses, la escenografía que se montaba en la previa pintaba bastante complicada, y muchos pronósticos auguraban potenciales choques entre Los Borrachos del Tablón, la banda “oficial”, con la Banda del Oeste, la “disidente”, ya que ambos grupos antagonistas vienen desde hace tiempo amagando con hacer explotar la interna..

Sin embargo, al menos dentro del campo de juego y sus alrededores, la violencia quedó al margen para abrirle paso a la fiesta, que fue completa para los hinchas de River, quienes acompañaron con ovaciones y palmas la orquesta futbolera de Gallardo y compañía.
Y así, vibraron con el cabezazo de Zuculini, estallaron con el gol de la “joya” Julián Álvarez (el más aclamado por la gente de Salta, junto a Juan Fernando Quintero), se extasiaron con el penal de Juanfer, y el festejo con las frutillas que decoraron el postre en el complemento, los goles de Andrés Herrera y José Paradela.

Párrafo aparte para la adoración al padre de la criatura, Marcelo Gallardo, el destinatario de la mayoría de las ovaciones y reconocimientos. Sin obviar los infaltables “...el que no salta murió en Madrid” y “...el que no salta abandonó”, en la referencia eterna a Boca.

 

Incidentes 

Los efectivos para mantener el orden anoche en el estadio Padre Martearena tuvieron que intervenir cuando en la tribuna popular sur del estadio los hinchas de Laferrere ocasionaron problemas. La división Infantería fue la que calmó los ánimos de aquellas personas que se encontraban en un estado de arruinar el espectáculo futbolístico.

En relación con los procedimientos que realizo la Policía de Salta, en el operativo por el partido fueron detenidas 23 personas, 11 de River Plate; 12 Laferrere, algunos por tenencia de marihuana, otros por código rojo (pedido de captura).

PUBLICIDAD