Para una cabal comprensión del significado y consecuencias del término “bandera falsa”, tomo las palabras del consultor internacional Adrián Salbuchi especialista en el tema. “Se denomina ataques de "bandera falsa' a aquellos eventos terroristas y militares que se llevan a cabo en forma controlada y con un altísimo nivel mediático, por naciones política y militarmente poderosas, y por los que "inmediatamente' se culpa a alguna potencia o entidad extranjera contra la que se desea hacer la guerra o provocar conflictos”.

Estos auto-ataques se utilizan como disparadores que sirven de excusa para contraatacar. Suelen generar un aceptable nivel de daños propios (aunque en la mayoría de los casos muy caros en vidas humanas).

En todos los casos la clave yace en averiguar "quienes se benefician' y seguir la pista o ruta del dinero.

Esta clase de eventos suelen dejar ciertas huellas e indicios (sus “estigmas”, por así decirlo) ya que cuando se planifican deben incluir algún tipo de sutil “mecanismo de aviso” que permita a las pocas personas que están al tanto, puedan asegurar que ni ellos, sus socios, ni amigos y familiares pudieran por casualidad encontrarse en el “lugar equivocado, en el momento equivocado”.

Ejemplos internacionales actuales

Los ejemplos de “ataques de bandera falsa” a lo largo de la historia son innumerables, llegando en la actualidad a una sofisticación extrema y “aparente confusión” producto del avance tecnológico y de la globalización mundial.

Presidentes y ministros del país en cuestión, deben tener la oportunidad mediática de “salir en vivo” para manifestar su indignación ante el evento (Roosevelt ante Pearl Harbor o Bush ante la torres colapsadas el 11-9-01).

En estos momentos aumentan las sospechas y pruebas, que los acontecimientos en Libia que costaron la vida del Embajador de los EEUU, y el ataque de Siria a Turquía, cuya consecuencia fue la inmediata aprobación parlamentaria Turca, para la realizar operaciones militares en el extranjero, se enrolan dentro del esquema descripto.

Fronteras adentro

Es de destacar que tales procedimientos también se “copian” en las fronteras adentro de los países.

Es el caso de la actual “primavera persa” en Irán, financiada por la oposición a Ahmadineyah.

O el de nuestro país, en un accionar que desemboca en la “ignición” artificialmente armada de conflictos sociales para luego manipularlos y/o reingenierizar el desarrollo de las legítimas demandas que tal accionar provocan, llegando a finales que nada tienen que ver con el origen de los conflictos, pero, que sí se enrolan y complementan con una sumatoria de hechos que aparentemente se presentan desconectados entre sí. Categóricamente todos cumplen su función sumatoria de alcanzar un fin predeterminado.

A lo expuesto se le debe agregar la “concientización” de actitudes separatistas de regiones de Estados Europeos: el caso de Cataluña en España, o la Padania a la que ahora se suma Venecia para independizarse de Italia.

¿Se está creando el caldo de cultivo de condiciones y adormecimiento de conciencias, para cuando la Patagonia y la inmensa Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur pretendan su independencia de una Nación Argentina colapsada?

Subestimar la frialdad, la altísima preparación cultural y suprema inteligencia de quienes nos dominan, es el primer y trágico error de la “viveza mental argentina”.

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de opiniones

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...