El hábito de la lectura en el interior de la provincia es heterogéneo y varía de acuerdo al desarrollo tecnológico de la localidad de que se trate.

Esto se debe en gran medida a que esta práctica en la actualidad se encuentra ligada íntimamente a internet, medio que se ha transformado en la principal vía de transmisión de información que, bajo diversos formatos, devolvió el interés por leer que les había quitado la televisión a niños, jóvenes y adultos.

Otra es la realidad que se vive en los sectores más alejados de los centros urbanos, donde la falta de lectura es una pesada herencia.

Sin embargo, en este punto se da una situación paradojal, puesto que hoy existe más gente que sabe leer y que lee, respecto de generaciones anteriores.

En dichos lugares sigue siendo la escuela el centro facilitador no solo de material de lectura, sino también constituye el único ámbito donde se desarrolla la actividad, ya que muchos pueblos o comunidades carecen de bibliotecas o bien éstas desaparecieron.

Es precisamente por este motivo que se percibe la necesidad de profundizar acciones que motiven a las distintas franjas etarias a adquirir el hábito.

Con ese fin se requiere de un trabajo conjunto entre autoridades, educadores, padres de familia y, en el caso de que haya, de los bibliotecarios. Y, de hecho, existen programas educativos nacionales, ejecutados por la Provincia, que apuntan a desarrollar nuevas estrategias para volver a posicionar espacios, libros y prácticas concretas de lectura en la escuela, en la familia y en la sociedad.

En ese marco se llevan a cabo talleres, visita de escritores a las escuelas y una biblioteca móvil recorre a lo largo del año todo el territorio provincial acercando, a través de diferentes métodos, como juegos interactivos, una variada gama de libros de texto a la gente del interior.

El placer y la obligación

Del universo de personas consultadas por El Tribuno en los cuatro puntos cardinales de la provincia, solo un pequeño porcentaje manifestó leer por placer textos en el soporte tradicional, es decir en papel.

La gran mayoría, en el caso de los estudiantes, dijo hacerlo por obligación, o para estar informados, los adultos. En este sentido, las edades juegan un rol determinante en los gustos e intereses.

Los manuales escolares y los libros académicos, los diarios y las revistas son los formatos más consultados en los lugares que carecen de internet. Mientras que en las zonas conectadas sus contenidos se consumen en gran medida a través de los portales de la red. Pero en este caso las preferencias apuntan a lecturas de recreación, en primer término, y de noticias, en segundo lugar.

Queda claro que los soportes mediante los cuales se distribuyen contenidos en el espacio público cambian con los años, lo mismo que los hábitos, las expectativas y las demandas se transforman con las generaciones. Pero lo cierto es que hoy las comunidades rurales y urbanas tienen mayor facilidad para acceder a los textos.

La demanda

Llama la atención que en la mayoría de las ciudades del interior no existen comercios dedicados a la venta exclusiva de libros. Esta situación puede ser interpretada desde varios puntos de vista, ya que puede tratarse de falta de rentabilidad del rubro debido a una escasa demanda o porque las librerías dejaron de ser los puntos exclusivos de venta.

Hoy es sabido que los libros en su formato tradicional se venden en revisterías, supermercados y hasta en los drugstores. Y si pensamos que el sector diversificó el abanico de ofertas es porque existe demanda.

Sin ir más lejos, según la consulta realizada por El Tribuno, la ciudad de Orán no cuenta con una librería propiamente dicha; sin embargo, es cuna de grandes escritores y, lo que es más llamativo aún, la gente común consume sus obras y los conoce.

Otro punto llamativo que arrojó la consulta es el profundo conocimiento que tiene la gente del interior respecto de sus escritores locales. En cada región se hizo mención entre las preferencias literarias a autores de la zona.

 ROSARIO DE LA FRONTERA

De acuerdo a la consulta realizada por El Tribuno, seis de cada diez adolescentes de Rosario de la Frontera leen a diario. El resto lo hace esporádicamente. De esta última franja cerca del 10% aseguró no hacerlo casi nunca, argumentando que tienen otras preferencias.
De los jóvenes que concurren a la Escuela de Comercio Nuestra Señora del Rosario, República de Colombia y al colegio San Gabriel, el 40% manifestó que le gusta leer libros de papel o por internet. En tanto, otro 40% dijo inclinarse hacia las revistas, noticias, música y deportes; el resto prefiere las novelas, poemas y cuentos. En este último caso, la mayoría contó que las noticias publicadas por los diarios las sigue por internet. A la hora de consultar sobre qué escritor argentino conocen, la mayoría respondió que a Jorge Luis Borges, sobre el cual tienen referencia en la escuela y, en menor medida, en sus familias. En cuanto a escritores salteños, los jóvenes destacaron las obras de los locales, como Hugo Rivella y Carlos Jesús Maita.

 GENERAL GÜEMES

El 80% de las personas consultadas por El Tribuno en la ciudad de General Güemes manifestó que la lectura no está dentro de sus hábitos cotidianos y que leen por placer solo en los tiempos libres y consumen noticias solo de los temas que les interesa.

Señalaron, además, que usan gran parte de su tiempo libre en practicar deportes, en organizar reuniones con amigos y en navegar por internet o enviando mensajes por celular.

Su relación con la lectura se ciñe a las exigencias educativas. Jorge Luis Borges fue el autor argentino más nombrado a la hora de responder sobre los autores preferidos, aunque no mostraron mayores conocimientos sobre sus obras.

Teresa del Valle Gutiérrez, bibliotecaria y docente de General Güemes, contó que las consultas de bibliografía por parte de los jóvenes se das cuando se lo exigen en los establecimientos educativos.

“Lamentablemente, los jóvenes se encuentran muy alejados de la lectura”, contó Gutiérrez.

SAN JOSE DE METAN

En Metán los libros encabezan las preferencias de los lectores. En cuanto a los hábitos de lectura, la ciudad de San José marcó la diferencia.

De acuerdo a la consulta realizada por El Tribuno, la mayoría de la gente puso primero en la grilla a los libros de entretenimiento, seguidos por las revistas y los diarios.

Por una parte, los adultos manifestaron que los diarios forman parte de su vida cotidiana y constituyen la principal fuente de información. Más de la mitad dijo consultarlos por internet.

En tanto los jóvenes, al igual que en otros puntos de la provincia, prefieren los textos de entretenimiento y los relacionados con los hobbies, moda y música. También las noticias, pero a través de las páginas de los diarios en versiones on line y de las redes sociales, como facebook o twitter.

También en el sur provincial Jorge Luis Borges aparece como el preferido, seguido de Julio Cortázar, José Hernández, Ernesto Sábato y Manuel Puig.

A nivel local, la mayoría dijo conocer la obra de Juan Carlos Dávalos.

ROSARIO DE LERMA

En las localidades del Valle de Lerma la franja de lectores consultados manifestó tener predilección por la literatura salteña. Entre los autores preferidos señalaron a Juan Carlos Dávalos y a Manuel J. Castilla.

Tanto los adultos como los jóvenes dijeron leer frecuentemente por internet. Los mayores dijo inclinarse por las páginas con contenido informativo, como la de los diarios locales. En tanto los adolescentes y niños consultan, fundamentalmente, textos relacionados con la música, películas, deportes, moda y recreación, y, en menor medida, a las noticias.

Sin embargo, en esta zona de la provincia dijeron que los diarios y revistas ocupan un lugar de relevancia en la vida cotidiana. Apuntaron a que constituye la agenda de consulta diaria, por ejemplo, de las radios y programas de televisión.

En cuanto a la lectura de libros en el formato tradicional, es decir el papel, es casi privativo de los sectores estudiantiles.

En tanto, la mitad de los consultados dijo haber leído al menos un libro este año, pero en las versiones que se publican en internet.

VALLES CALCHAQUIES

Los libros parecen haber quedado en el último lugar de las preferencias de todas las franjas etarias de los Valles Calchaquíes. Este dato surgió del sondeo realizado por El Tribuno en Cafayate y zonas aledañas acerca de los hábitos de lectura de la gente. Los adultos manifestaron su interés por los diarios y revistas y, en menor medida, por los libros. En el caso de las localidades con conectividad, dijeron preferir la lectura a través de internet; los que no la tienen, por medio de revistas y diarios.

Por su parte, los jóvenes apuntaron a los contenidos de recreación relacionados con la moda, la música y los deportes.

También en este segmento la totalidad manifestó su preferencia por internet donde aseguraron, además, encuentran las herramientas para desarrollar sus tareas escolares.

El universo de personas consultadas demostró desinterés por los escritores argentinos y salteños. Los pocos que se arriesgaron a explicitar sus preferencias nombraron a Jorge Luis Borges.

SAN RAMON DE LA NUEVA ORAN

En la ciudad de Orán surgieron dos datos llamativos. El primero apunta a que no existen librerías y el segundo, que los lectores valoran el trabajo de los escritores locales.

En cuanto a las preferencias, la mayoría de los jóvenes en edad escolar dijo leer por obligación y que los textos están relacionados con las materias académicas. En menor medida, lo hacen para estar informados. Destacaron que sus preferencias se dirigen a contenidos recreativos, bajo el formato de revistas. También dijeron leer las noticias de los diarios, pero a través de internet. Al ser consultados sobre qué leyeron este año, un 10% dijo haber leído libros, el 20% revistas y el resto aseguró haber realizado lecturas sobre diversas temáticas en internet. En este último caso, manifestaron que les agrada leer por este medio las noticias por la inmediatez y las extensiones acotadas de los textos. Al igual que en otras zonas, Borges, Ernesto Sábato y José Hernández son los escritores preferidos, al igual que los locales Santos Vergara y Augusto Rufino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...