Autodenominado “el padre del chisteanálisis”, el Flaco Pailos regresa hoy a Salta con su nuevo espectáculo humorístico que, según adelantó, tiene un marcado aporte de la psicología y un derroche de humor; del político y de los otros. Gracioso en el escenario y en la vida, anda siempre con “buena onda” y es consciente de que muchas veces solo una sonrisa puede cambiar el ánimo de la gente. Esta noche a las 22 presentará “Pailosterapia”, y mañana hará dos funciones, a las 21.30 y a las 23.30, todas en el Teatro del Huerto

¿Qué es Pailosterapia?

Es un espectáculo que tiene mucho humor, música, baile y películas norteamericanas dobladas al castellano pero según las provincias, como por ejemplo, “Bonanza” en correntino, “El Padrino” en porteño, “Fiebre del sábado por la noche” en santiagueño y “Misión imposible” en cordobés. Además, un sketch muy bizarro sobre el encuentro de un borracho con el Hombre Araña. A esto se suma la coreografía de los chicos de Makumba, que son los bailarines, y los músicos Andrés Acuña en el piano y Raúl Martínez en saxo.

Y ¿quién es el terapeuta en ese cuadro?

Todo el mundo cree que yo soy el terapeuta, pero es al revés. En el comienzo voy a una psicóloga porque estoy cansado de contar chistes, pero no dejo de contar chistes con cada tema que me tira la psicóloga. La pasamos muy bien arriba del escenario y la gente abajo también, por supuesto.

¿Cómo sos abajo del escenario?

La verdad es que tengo buena onda. No tengo por qué quejarme, estoy contento con mi vida, con mi familia. Soy un tipo que todo el tiempo trato de tirar buena onda, porque a veces con una sonrisa o un chistecito se puede dar un poco de ánimo.

¿Los argentinos tenemos buen humor?

Creo que sí. Es que es fácil ser humorista cuando el Gobierno trabaja para uno. Uno se ríe mucho de las cuestiones políticas, un tema recurrente en este país. Mirá lo que pasó el lunes con la cadena nacional a las 10 de la noche. Entonces yo, ahora, cuando empiezo el espectáculo digo: vamos a hacerlo rápido por las dudas nos corte la cadena nacional. Además, cuando llego a las ciudades o los pueblos me pongo al tanto, de modo que en algún momento del programa también hago referencia a eso. Cuando esté en Salta voy a leer tu diario y seguro que algo voy a encontrar para decir en el teatro.

¿Alguna vez tuviste sugerencias o llamado de algún funcionario?

No, para nada. Yo hago los chistes con buena onda. Creo que el humor político tiene mucho de verdad y creo que los mismos políticos se ríen de eso. Trato de colorear las situaciones para no ofender a nadie y que la gente se divierta.

Igual, algunos tienen más sentido del humor que otros.

Sí, claro. Por eso, cuando llego a los lugares pregunto por el nombre del intendente, por ejemplo, y si me dicen que no me meta, que no diga nada porque puede haber problemas, entonces yo no digo nada y está todo bien. No me pasa nada si no hago humor político porque nosotros en el show tenemos humor de matrimonios, de las fobias, de médicos, militares, psicólogas.

¿Por qué esta incursión en el análisis psicológico? Vos te psicoanalizás?

Mi esposa es psicóloga, de la corriente gestáltica, y cuando yo empecé a escribir el libreto ella me ayudó mucho. Nos divertimos mucho también.

¿El humor es para vos como un bien de familia?

Sí. Además, pese a ser ingeniero, mi viejo es un tipo muy gracioso y mucho más conocido por los humoristas más grandes. Muchos amigos me dicen: vos sos bueno pero tu viejo era mejor. No hay dudas de que el humor viene en la sangre.

Tendrás descendientes humoristas entonces.

No sé, mis hijos son chicos, tienen 11 y 6 años. Por ahora van a la escuela de niños músicos. No sé si harán humor. Que hagan lo que quieran, mientras estudien, lo pasen bien y se diviertan.

¿Se puede vivir siendo artista de este género en Argentina?

El año que viene voy a cumplir 30 años arriba del escenario, 10 como músico y 20 como humorista. Y hace muchos años que gracias a Dios vivo de mi profesión. La verdad que no me puedo quejar.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...