El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, rechazó los dichos de la diputada nacional Elisa Carrió, que el martes había hablado de un “pacto” entre los miembros del máximo tribunal y el gobierno nacional para fallar a favor de la constitucionalidad de la Ley de Medios.
“Lo que quiero que quede claro es que la Corte no hizo ningún pacto con nadie. ¿Cómo vamos a hacer un pacto sobre esto que es tan complejo? Es un fallo de 400 páginas, hemos trabajado muchísimo. Yo quiero darle tranquilidad a la gente de que la Corte sigue siendo la mismo y hemos utilizado conceptos históricos sobre propiedad y libertad de expresión. No hay nada que yo haya firmado que no esté en mis libros”, aseguró el magistrado.

Al ser consultado sobre las denuncias de que -previamente a la emisión del fallo- mantuvo una reunión con el secretario legal y técnico de Presidencia, Carlos Zannini, el ministro de la Corte no dio una respuesta contundente pero desmintió a los que hablan de una lucha por dinero: “Acá todo el mundo sabe lo que hacemos, no manejamos la caja del Poder Judicial ni peleamos por ella; no tenemos tiempo ni interés”.
Al analizar los detalles de la resolución dictada, Lorenzetti explicó que existió uniformidad de criterio entre la mayoría de los integrantes de la Corte sobre la facultad del Congreso de la Nación para regular un mercado, en este caso el de medios de comunicación audiovisuales. Y ahora la aplicación dependerá del organismo administrativo, lo que podría llegar a derivar en nuevos casos judiciales.
“El problema se genera con la aplicación. Nosotros resolvemos fallos con respecto a las pruebas que hay en el expediente. Hay muchas cosas que se verán más adelante. Cada parte tiene derecho de hacer valer lo que considera que es su razón. En este caso Clarín o cualquier otro medio. No hemos cambiado en absoluto nuestras concepciones”, declaró Lorenzetti.

Consultado sobre las críticas, Lorenzetti recordó: “El año pasado me dijeron que era amigo de (Héctor) Magnetto y que él había ido al casamiento de mis hijos, que no están casados. Y ahora resulta que es al revés, porque acordamos no sé qué cosa. No sé cuándo pudimos haber acordado algo. Hemos tenido sentencias muy duras. Esto se verá con el tiempo”, insistió Lorenzetti.

El presidente de la Corte recordó que la conformación actual del tribunal se ha expresado siempre en el mismo sentido con respecto la libertad de expresión. “Y en este caso, al momento de dictar sentencia, no está probado que haya una afectación de la libertad de expresión; más adelante, si la ley se aplica y surgiera una prueba clara se verá. En abstracto no podemos decir nada”, detalló.

Una de las críticas de los juristas que defendieron la posición del Grupo Clarín hacía hincapié en la defensa de la propiedad como un derecho adquirido. Lorenzetti aseguró que la propiedad como tal quedó resguardada en la sentencia de la Corte con la indemnización que deberá abonar una vez iniciado el proceso de desinversión.

“La propiedad está protegida, la diferencia es cómo se puede proteger. Hay tres posiciones. Una es que los derechos de propiedad, cuando tienen vinculación con licencias, se protegen con una indemnización. Esa es la postura tradicional de la Corte. Otra de las posturas apunta a que se suspenda la aplicación de la ley hasta que se venza la licencia. El doctor (Carlos) Maqueda tiene esta posición y hemos hablado muchísimo sobre el tema”, repasó.

En su sentencia, la Corte hizo hincapié en la necesidad de que el Estado regule la publicidad oficial para un manejo más democrático. Lorenzetti recordó que ya hay antecedentes jurisprudenciales en los casos Río Negro y Perfil. “Lo que decimos es un claro mensaje de cómo debe ser la publicidad oficial y lo que hicimos es valorar la actividad del Congreso. El Congreso puede regular los medios públicos y la publicidad”, especificó.


Fuente: Infobae
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...