Después de volver a experimentar la adrenalina que solo una carrera semejante al Rally Dakar puede experimentar en la mente y el corazón de un piloto, el salteño Lucas Moreno sostuvo que en un noventa por ciento tiene todo arreglado para volver a participar en la prueba el año que viene. “El Dakar lo tengo en un noventa por ciento confirmado, tengo que ver el tema del equipo. Pero está muy avanzado de hecho ya comenzamos con las inscripciones”, sostuvo el primer y único salteño que participó de la competencia extrema en el 2011.

El sábado pasado terminó el Desafío Ruta 40, Dakar Series en el decimocuarto lugar, una muy buena posición teniendo en cuenta varios factores: en primer lugar que la cuarta edición de la prueba contó con pilotos de renombre internacional, como Marc Coma, Chaleco López y Javier Pizzolito, entre otros en la categoría motos. El ganador de la edición fue Kurt Caselli (KTM 450 Rally Replica). Por otra parte, y teniendo en cuenta los dos años de inactividad por su accidente en el Dakar, el objetivo fue adaptarse de la mejor manera.

En el 2011 Lucas Moreno se convertía en el primer y único salteño en competir en uno de los rallies más duros del mundo, edición donde sufrió un grave accidente en la quinta etapa cuando se mantenía como el mejor argentino en la categoría motos. Este año volvió y lo hizo con todo, nada menos que en un pre-

Dakar. “Quería ver cómo me sentía, si tenía un poco de pánico no me iba a servir de nada. El Dakar es una carrera que hay que tomarla muy profesionalmente”, apuntó Moreno.

Lo cierto es que Lucas Moreno deberá definir el equipo con el que correrá la próxima edición del Dakar, si lo hará con Kawasaki o KTM. Mientras tanto, el sueño de regresar a una prueba como el Rally Dakar es prácticamente una realidad, solo es cuestión de tiempo.

Hoja de ruta, un seguro de vida

“Fue una carrera extraordinaria, superlarga y con etapas ciento por ciento dakarianas. Los mismos pilotos (Chaleco López, Coma, Helder Rodrigues) decían que una o dos etapas habían sido más o tan difíciles como las del Dakar”, comentó Moreno haciendo alusión a las etapas que comprendieron San Fernando del Valle de Catamarca-Belén y esta última localidad con Chilecito, en La Rioja. Los riesgos en el Desafío Ruta 40 son similares o iguales a los del Dakar, de hecho en la cuarta etapa de la competencia un piloto de la categoría motos sufrió un accidente y perdió la vida.

Con temores y los nervios lógicos a su regreso, el salteño apuntó: “Al principio le mezquinaba un poco al acelerador, prefería navegar sin cometer errores. Después de dos años abajo de la moto la confianza no es la misma. Pero de a poco pudimos agarrar ritmo, incluso sirvió para avanzar y ganar lugares”.

El comienzo de la cuarta etapa no fue para nada feliz para los participantes del Desafío, Nicolás Rojas, piloto N§ 35 de moto, sufrió un accidente y perdió la vida. “Me pegó mucho, fue comenzar una jornada muy mala. El peligro siempre está latente en este tipo de pruebas, por eso es tan importante la concentración”, expresó. Desde la organización te dicen que la hoja de ruta es el seguro de vida de cada uno”.

En ese sentido saber leer la hoja de ruta es tan importante como navegar a la perfección y acelerar al mismo tiempo.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...