Alice Goodwin es lo que se dice una botinera internacional. Ahora, es pareja Jermaine Pennant, volante del equipo de fútbol inglés Stoke City, pero antes pasó unos meses con el delantero del Real Madrid, Cristiano Ronaldo hasta que la rusa Irina Shayk apareció en la vida del jugador.

Pasaba sus días como estudiante universitaria de Letras en Keele, lejos de las cámaras y los grandes titulares del espectáculo. Pero un día se le acercó un cazatalentos de Daily Star, el tabloide sensacionalista británico, y le ofreció hacer una producción en topless para una tradicional sección del diario. La chica, que hasta ese momento se había mostrado entre sus compañeros de estudios como introvertida, se destapó y su vida cambió para siempre. Rápidamente fue tapa de las revistas masculinas Nuts, Maxim y Zoo Weekly's. En esta última realizó un jugado book de fotos que le dio popularidad y la llevó a ser elegida por los propios lectores del semanario como “la chica más caliente del año 2009”.

Sin embargo, el verdadero reconocimiento de Alice fue en 2010, cuando fue presentadora del canal Elite TV, una señal británica de contenidos eróticos que en el Reino Unido compite con Playboy TV y Babestation. Hoy, a los 27 años, disfruta del mejor momento de su carrera, convertida ya en una supermodelo europea que pasea su figura por las mejores pasarelas del mundo.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...