El sitio Medlineplus, página virtual del servicio médico de EEUU, recomienta que los hombres gay y bisexuales, como cualquier hombre, necesitan ser conscientes de las maneras en que pueden proteger su salud en todas las etapas de la vida.
En todos los hombres, las causas principales de muerte son las enfermedades cardíacas y el cáncer. Pero, en comparación con la población masculina general, en el grupo de hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH) hay mayores tasas de VIH y otras enfermedades de transmisión sexual (ETS), consumo de tabaco y drogas ilegales y depresión.
Salud sexual, el estado de bienestar físico, afectivo, mental y social en relación a la sexualidad, es una parte importante de su salud general. La idea de salud sexual hace hincapié en la salud y el bienestar pero, también, en evitar los resultados negativos de salud a consecuencia de actitudes y comportamientos sexuales poco saludables. Para los hombres gay y bisexuales, el VIH, la hepatitis y otras ETS son de particular preocupación.
Por ejemplo, en comparación con otros hombres, en los HSH la tasa de nuevos casos de VIH es 44 veces mayor y la de sífilis primaria y secundaria es 46 veces mayor.
Razones a tener en cuenta
Son muchos los factores que contribuyen a las tasas más altas de VIH y ETS entre los hombres gay y bisexuales en comparación con la población masculina general.
Entre estos factores se cuenta la alta prevalencia del VIH y otras ETS en los HSH, lo cual aumenta el riesgo de exposición a las enfermedades y limita el acceso a servicios preventivos.
Si tiene dudas visite la sala de salud más cercana a su domicilio o comuníquese con una clínica de atención médica para la comunidad de LGBT.
Otros factores son: el conformismo en relación al riesgo de infección por VIH, especialmente entre los hombres gay y bisexuales más jóvenes; la dificultad de mantener comportamientos seguros en cada encuentro sexual de manera constante durante toda la vida y, también, la falta de conocimiento de los síntomas de la sífilis y cómo se transmite la enfermedad (p. ej., relaciones sexuales orales).
Además, la homofobia y el estigma pueden obstaculizar que los HSH busquen y reciban servicios médicos adecuados. Hacer las pruebas de VIH y de las ETS es el primer paso para proteger su salud.
Si sabe que tiene una infección, entonces puede tener la atención que necesita para mantenerse saludable y tomar las precauciones necesarias para proteger a sus parejas.
¿Cuáles pruebas se recomiendan?
Personalmente, usted puede hacer mucho para proteger su salud. Los CDC recomiendan que los hombres gay, bisexuales y otros HSH se realicen todos los análisis de laboratorio siguientes: VIH (anualmente, como mínimo) y sífilis.
Infección crónica por el virus de la hepatitis B y de la hepatitis C para los hombres que tienen comportamientos riesgosos, como relaciones sexuales violentas o con múltiples parejas al mismo tiempo. Herpes genital si lo indica su médico.
Pruebas de clamidia y gonorrea en la garganta, son necesarias si ha tenido relaciones sexuales orales pasivas en el último año.
Pruebas de clamidia y gonorrea en el pene (uretra), son necesarias si ha tenido relaciones sexuales orales o anales activas durante el último año.
Pruebas de clamidia y gonorrea en recto, son necesarias si ha tenido relaciones sexuales anales pasivas durante el último año.
Se recomienda hacerse las pruebas con mayor frecuencia (cada tres a seis meses) si se tiene parejas múltiples o anónimas, si tiene relaciones sexuales y consume drogas en la misma ocasión, si consume metanfetaminas o sus parejas sexuales participan en este tipo de actividades.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...