Los fines de semana, más ahora en vacaciones, cientos de personas utilizan la ruta 51 para ir a Campo Quijano para pasar el día. Este masivo despliegue de vehículos hace que la ruta, a la altura de San Luis, se vuelva muy transitada, y a su vez peligrosa.
El tema es que muchos de los vehículos paran para comer, comprar comida o bebidas en los restaurantes y negocios que hay en la avenida principal de San Luis, pasando la rotonda de la circunvalación oeste.
Esto hace que los autos estacionen mal y compliquen la circulación. Otro tema: es casi imposible cruzar la ruta, ya que es mucha la cantidad de vehículos que van y vienen, en ambos sentidos de esa vía.
Armando Figueroa, un vecino de San Luis, señaló: "En el sector comercial o centro de San Luis están todos los negocios y se llena de vehículos que paran de cualquier manera a comprar. Es un peligro. El riesgo de accidente es altísimo".

Un lugar que creció mucho

San Luis es una delegación municipal, que pertenece a la Municipalidad de la ciudad de Salta. Allí viven unas 8.600 personas, distribuidas en unos 14 barrios.
"Es una zona que creció mucho. Además de las 8.600 personas que allí viven, los fines de semana llega mucha gente a visitar a los parientes y a pasar el día, por lo que en San Luis nos damos con más de 12 mil personas, mayormente el domingo", le dijo a El Tribuno Eduardo Isasmendi, delegado municipal de San Luis.
El funcionario reconoció que los fines de semana hay mucho tránsito por la ruta 51 y que se hace imposible controlar todo.
"Hubo un incremento del comercio ilegal. Llega mucha de la ciudad y vende pollos, empanadas, bollos y demás cosas", afirmó Isasmendi.
El delegado dijo que desde la semana que viene buscará que haya controles de tránsito fijos, para evitar que haya accidentes en la zona. También solicitó inspectores de Control Comercial para ver los negocios.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...