Preocupan los pacientes que  reciben el alta pero no se van del  hospital

Los casos de pacientes sin contención familiar que tienen el alta pero no se van del Hospital San Bernardo (HSB) porque no tienen a dónde ir llaman la atención de los médicos y asistentes sociales, que trabajan en una respuesta para este tipo de situaciones.

El Comité de Docencia e investigación del HSB presentó ayer los trabajos de producción científica que realizaron durante el año los profesionales de distintas áreas.

Sonia Rodríguez, integrante del equipo de Servicio Social de la institución, presentó un trabajo realizado en 2014 sobre 11 pacientes que recibieron al alta médica y no se fueron del hospital.

"Son esos casos especiales en que los paciente finalmente se curaron y los familiares o amigos nunca los vinieron a retirar. Y se quedaron en los pasillos del hospital porque no tienen lugar a dónde ir. La mayoría es gente de 62 a 67 años y hay más casados que solteros. Todo ese seguimiento nos sirve luego para ir entendiendo mejor a la población que llega a nuestro hospital", dijo Rodríguez.

El Servicio Social del Hospital San Bernardo trabaja desde un enfoque multidisciplinario con personas que atraviesan situaciones como la falta de vivienda, el abandono socio-familiar, la precariedad económica o consumos problemáticos.

El estudio determinó la importancia del trabajo social para contener a pacientes que afrontan realidades críticas y requieren de gestiones, pedidos médicos y seguimiento social permanente.

Cierre

Ayer se realizó una presentación de trabajos de investigación del hospital en el salón auditorio."Este es nuestro cierre del año, con los trabajos realizados por el personal del HBS. Una de las funciones del hospital es curar, pero también debemos investigar para avanzar en el mejoramiento del nivel de atención hacia nuestros pacientes", dijo el presidente del Comité de Docencia e Investigación, Alejandro Bottini.

Otro de los trabajos que se presentó, tuvo el eje en la insuficiencias cardíacas y obtuvo un premio a nivel nacional.

Se trata de un registro a 103 pacientes realizado durante tres años en relación a la fracción de eyección del corazón. El responsable de la investigación fue el doctor Carlos Correa Salazar.

El Comité de Docencia e Investigación funciona desde hace tres años y está conformado por profesionales del nosocomio que realizan actividades asistenciales, docentes y de investigación.

Los integrantes son seleccionados por concurso y entre sus funciones se encuentran: coordinar, planificar y supervisar junto con los servicios el programa de concurrencias y promover, organizar y evaluar la realización de cursos, jornadas y otras actividades en el hospital.

Además, se encarga de autorizar, evaluar y monitorear trabajos de investigación y diferentes protocolos observaciones.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...