La familia del acusado de poner una bomba en la Central de Policía denuncia una "causa armada"

La familia de Claudio Martín Kusy, único detenido por los explosivos colocados frente al Departamento Central de Policía, afirmó que es víctima de una causa "armada" ya que "El Pola", como se lo conoce, "no estaba en el lugar" del fallido atentado y denunció que "se lo llevaron como si fuera la Dictadura".
 Kusy fue procesado este viernes con prisión preventiva por orden del juez federal Sebastián Ramos.

Kusy, de 40 años, con problemas de adicción a las drogas y quien se encontraba en situación de calle, está acusado como "partícipe necesario penalmente responsable del delito de intimidación pública" a raíz de haber sido indicado como el responsable de colocar un artefacto debajo de un vehículo de la Policía, que finalmente fue hallado y desactivado.

Un periodista del Diario Popular se contactó con un integrante de la familia del detenido quien afirmó que "esto fue una gran confusión" ya que Kusy "no estaba en el lugar" del fallido atentado, y denunció que "se lo llevaron como si fuera la Dictadura".
La familia de Claudio explicó que producto de sus adicciones no lo veían "hace dos años", y que el último tiempo había vuelto a su Quilmes natal con las intenciones de "volver a empezar" lejos de influencias negativas.
Para el entorno de Kusy, "esto es una gran mentira" y agregaron: "Si esto fuese verdad, nosotros seríamos los primeros en llevarlo a la policía y que se coma los años que sean necesarios, pero esto en una injusticia".
"El sábado pasado lo levantaron de la calle cuando estaba yendo a buscar a su hija que hacía mucho no veía. Nunca me dijeron dónde estaba detenido, estuve buscándolo durante más de seis horas", expresó.
"La nena (la hija de Kusy, apenas mayor de edad) está en un estado de nervios desde el fin de semana. A ella también la interceptaron poniéndole un revolver en la cabeza, nosotros somos una familia de trabajo. No estamos acostumbrados a vivir esto", denunció el pariente del detenido.
"Claudio es un chico con adicciones que se enfermó y terminó en estado de calle. Él salió del sistema y quedó en una situación de vulnerabilidad", explicaron, a la vez que consideraron que cumple la función de "perejil porque no tiene posibilidad de defenderse".
"La gente que pone bombas tiene una estructura detrás, se mueve con una logística, Claudio no tenía ni un celular, ni si quiera tenía unas zapatillas", agregó.

Sin pruebas
A su vez argumentaron que, según la palabra de los abogados defensores de Kusy, "no existen pruebas que lo incrimine" ya que "ni en el video ni en las fotos se puede divisar la cara" del responsable.
Ante la consulta del Diario Popular acercar del porqué de la detención, la familia explicó que "dos muchachos, también en situación de calle" -detenidos el viernes 12 de enero y liberados por ‘falta de mérito’ el lunes 15- afirmaron que quien aparecía en el video era "el Pola", apodo con el que se lo conoce a Kusy por sus ojos claros.
Además, desde el entorno afirmaron que en la rueda de reconocimiento, el taxista, que declaró como testigo de haber trasladado al responsable de poner el artefacto, negó que Kusy haya sido su pasajero del viernes 5 de enero.
"El que no crea que esto es una injusticia que vaya a leer la causa y van a ver que al que buscan no es Claudio. Es una persona que vive el día a día, no hay ninguna forma que haya armado una bomba", sentenció la familia.
Por último, afirmaron que "ninguno de sus integrantes" - incluido Claudio- estuvieron afiliados o pertenecen a alguna agrupación política "ni de izquierda ni de derecha" y anunciaron que "intentaran organizar una movilización" contra lo que consideran una "causa mediática".

Fuente: Diario Popular y agencia NA.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...