Paro salvaje:  caos y 30  mil  afectados

Los aeropuertos de todo el país fueron un caos. Más de 30 mil pasajeros quedaron varados tras cancelarse ayer 258 vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral, por una sorpresiva protesta de los gremios aeronáuticos que originó reclamos y quejas en los principales aeropuertos del país.

Los trabajadores comenzaron a frenar la habitual actividad a las 7, lo cual se extendió hasta pasadas las 17; en medio de un clima de tensión en aumento por parte de los perjudicados.

La medida provocó en principio demoras en los vuelos, pero con el paso de las horas, se transformaron en cancelaciones, dada la imposibilidad de sostener el servicio por la ausencia de tripulaciones.

Recién a las 20 los vuelos comenzaron a normalizarse con el primer servicio programado para partir desde Aeroparque hacia Comodoro Rivadavia a las 20.15, con el número AR1836, mientras que los servicios internacionales que operan desde Ezeiza fueron todos confirmados.

No obstante, fuentes de la compañía señalaron: "Nos llevará mucho tiempo normalizar toda la operación, ya que afectó a prácticamente todos los pasajeros del día, muchos de los cuales ni siquiera pudieron retirar sus valijas cuando ya estaban despachadas".

Se estima que aún hoy habrá gente que podrá efectuar el viaje que había comprado para ayer.

"Medida encubierta"

El vocero de Aerolíneas Argentinas, Marcelo Cantón, sostuvo que se trató de una "medida de fuerza encubierta y sorpresiva", al argumentar que no había un "planteo que atender". No obstante, admitió que existe un reclamo para que se pague una cláusula gatillo de ajuste por inflación en el pago de los sueldos de octubre, que la compañía no reconoce porque entiende que "no corresponde", ya que no está contemplado en el acuerdo paritario firmado en 2017.

Ante esa situación, Cantón acusó a los sindicatos de estar buscando generar un "caos", y consideró que la decisión de retener tareas se trató de un hecho "político más que de un reclamo gremial". Evaluó, además, que el accionar de los gremios fue "ilegal e ilógico", porque "no fue declarado como medida de fuerza".

Un detalle no menor: poco después del inicio de la protesta circuló información sobre los vínculos de los principales dirigentes gremiales y la política: casi todos están relacionados a la agrupación kirchnerista La Cámpora o al líder camionero Hugo Moyano.

La respuesta al vocero de Aerolíneas llegó a través de la prosecretaria de prensa de la Asociación del Personal Aeronáutico, Cecilia Moccia, quien indicó que ""la retención de tareas es legal".

En Salta, cientos de pasajeros optaron por esperar en el aeropuerto la salida de los vuelos. Foto: Jan Touzeau

"Nosotros fuimos a trabajar. Se cumplió el horario habitual con retención de tareas", enfatizó en diálogo con el canal TN.

La medida de fuerza fue llevada adelante por los gremios de pilotos (APLA y UALA), así como el personal de tierra agrupado en la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), los técnicos de APTA y la Unión del Personal Superior (UPSA).

Aerolíneas destacó que intenta que los usuarios "puedan llegar a destino lo antes posible", y aclaró que "podrán cambiar sus pasajes por otras fechas o destinos durante un lapso de 30 días, a través de la misma vía por la cual los compraron".

Macri, queja y subsidios

El presidente Mauricio Macri consideró ayer injusto que el 95% de los que no usan aviones deban financiar el déficit operativo de Aerolíneas Argentinas, que este año rondaría los US$200 millones.
En medio del conflicto que paralizó los vuelos durante casi toda la jornada, Macri le pidió a los gremios de trabajadores de Aerolíneas Argentinas sentarse a negociar con las autoridades para que la empresa deje de necesitar aportes del Estado nacional.
“No es justo que el 95 por ciento de los que no usan los aviones tengan que pagar” el financiamiento de la compañía, sostuvo el jefe de Estado.
Macri dijo que “desde que Aerolíneas se estatizó, el Estado tiene que poner plata todos los meses para que funcione. Todas las líneas aéreas que funcionan acá y la mayoría del mundo no requieren que los ciudadanos de ese país, en este caso los argentinos, pongamos plata todos los meses”.
El Gobierno se había propuesto el objetivo de subsidio cero para Aerolíneas en 2019. Sin embargo, la caída en la venta de pasajes y la mayor competencia lo harían imposible. Solo este año el Ejecutivo inyectará unos US$200 millones.
 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...