Los 43 años del Museo de Antropología atesorando la historia de los antepasados

 

Institución de perfil bajo, pero de una importancia capitular en Salta, el Museo de Antropología Dr. Juan Martín Leguizamón cumplió 43 años de vida en su predio, ubicado detrás del monumento a Güemes, y los festejó con el espectáculo de danza, canto y teatro.
Actualmente se mantiene en refacción, tras habilitarse nuevas salas y disponerse del material arqueológico de manera renovada. “Ahora nos encontramos con un museo distinto a aquel que se inauguró en 1975. En el primitivo, todo lo que había era para la exhibición, sin área de reserva para la investigación. El edificio también tenía muchos desniveles que dificultaban la circulación. Tenemos un público heterogéneo, muchos son niños y estudiantes, por lo que en esta última refacción se trató de adecuar a las necesidades”, explica la directora, Mirtha Santoni. 
Entre las mejorías del sitio, señala el techo y el cielorraso, la creación de una sala para niños y un anfiteatro donde hacer proyecciones y actos. “También se mejoró la iluminación, sin dejar claroscuros que impidieran ver en la totalidad las piezas”, dice Santoni.


La antropóloga, que está en el museo desde sus inicios, señala que la importancia de la institución radica también en que es el organismo el encargado de aplicar la ley 6.649 que regula la actividad. Y en una provincia como Salta, poblada desde hace más de 10.000 años, “cada día, con el crecimiento demográfico, hay más hallazgos arqueológicos, somos constantemente solicitados por la comunidad y los municipios del interior para brindar asistencia”, agrega. 
De esta manera, logró recuperar piezas importantes que se encontraban en colecciones privadas o en casas de familia, además de abrir varios museos municipales. “Así descentralizamos a la vez que reforzamos las identidades locales y sus atractivos turísticos. Por ejemplo, con La Viña tuvimos una experiencia excelente en este sentido, donde creamos, con el apoyo de la escuela y el colegio local, un excelente museo, pero también en Campo Santo, Santa Rosa y otros municipios”, dice Santoni.
Dependiente de la Subsecretaría de Patrimonio de la Provincia, el Museo de Antropología concentra y custodia una de las riquezas más importante de Salta. “Nuestra región perteneció al Collasuyo, el área sur del imperio inca, y también estuvo poblada por numerosos pueblos. De esas grandes poblaciones hoy heredamos un arte rupestre único que nos habla de su visión del mundo, pero también técnicas agrícolas, metalúrgicas e hidráulicas, sus productos alimenticios, idiomas y una mitología que aún sobrevive. Pero lo más importante es que aún queda mucho por descubrir, para investigar, misterios para resolver”, dice Santoni. 
Con 30 años en el museo y 16 como directora, sigue hablando con la misma pasión de su materia. “Esta es una profesión de la que sigo enamorada. Me pasó desde que descubrí la genialidad de los pueblos originarios, cuyo legado aún sigue beneficiándonos”, cuenta la antropóloga.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...