Unidos dará pelea por la presidencia del PJ

Un grupo de partidarios peronistas resolvió tomar la punta y prepararse para disputar por la conducción del PJ en las próximas internas.

Convocados de distintos puntos de la provincia y de la ciudad de Salta, se reunieron el viernes último en calle Moldes al 700 para dar forma al plan de acción que llevará adelante la línea interna Unidos.

En diálogo con este medio, dirigentes puntualizaron que el objetivo es recuperar la raíz peronistas del partido, el que -denunciaron- está invadido por personas que no son peronistas y no tienen formación partidaria. Otra de las premisas es lograr que se restablezca la escuela de líderes que fue desmembrada por las actuales autoridades.

Silvia Troyano destacó que el grupo está formado por líderes jóvenes y veteranos para dar lucha por la conducción partidaria. "En la actualidad los peronistas no tienen un lugar para ir a debatir cuestiones sociales y políticas porque la casa está ocupada por personas que no tienen formación partidaria ni ideológica", enfatizó.

Por su parte, Ricardo Barreira hizo notar que el partido perdió la escuela de formación política, lo que generó que muchos partidarios se pierdan. Como militante, destacó que los jóvenes reclaman un espacio para la participación política y también sindical.

Barreira agregó que la elección interna que se realizará en los próximos meses es la oportunidad para recuperar y reflotar espacios perdidos.

A su turno, Walter Wayar, miembro de la organización, consideró que los peronistas "no pueden ser parte de la dirigencia de derecha que lidera Macri; creemos que no es nuestro rol, y no es lo que se merece el pueblo argentino del partido más popular; queremos recuperar el partido para demostrar que no soportamos un pueblo cada vez más pobre con una élite cada vez más rica", acotó.

El exvicegobernador señaló que la tarea es ardua y dijo que muchos compañeros se sumaron a Unidos "para dar la lucha más ardua que se va a dar en estos últimos tiempos".

Del interior llegaron representantes de Cafayate, San Lorenzo y San Martín, por lo que los miembros de Unidos pidieron que se acerquen.

Wayar, además, reiteró que el objetivo es dejar de ser la pata peronista de un gobierno de derecha. "Queremos que el pueblo tenga un gobierno peronista formado con partidos populares. Queremos que la pata peronista de derecha no tenga el sello del partido", sintetizó.

Las acciones que siguen en Unidos son hacer las presentaciones de la formación de la agrupación ante el partido y luego trabajar por la recuperación de las unidades básicas, que son el primer contacto del partido con el barrio, sin dejar de usar las nuevas herramientas como son las redes sociales.

La exdiputada nacional Troyano también destacó que la recuperación de las sedes barriales son el primer paso para volver a tener contacto con los vecinos, conocer sus necesidades y realidades y trabajar con ellos desde el partido.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...