Un merendero  necesita ayuda para festejar el Día del Niño

Un lugar solidario que contiene, alimenta y brinda amor sigue trabajando, a pulmón, de lunes a viernes, como merendero y los sábados como comedor, en Rosario de la Frontera.

Se trata del merendero Rayito de Sol, que está ubicado en la calle 9 de Julio 389.

El salón de 20 por 5 metros, en el que se sirve a diario la merienda, acobija alrededor de 65 niños y adolescentes del reconocido barrio.

Desde hace cuatro años funciona gracias a la solidaridad de la comunidad y a las donaciones que realiza el diputado, Kuldeep Singh, quien solventa el comedor, que funciona los sábados.

El merendero fue creado por Dardo Leal, un excamionero solidario que vio la necesidad en la zona y decidió ponerlo en marcha para los más necesitados.

No tienen gas natural en el lugar, por lo que compran cilindros. Debido a ello y a las dificultades económicas, varias veces se quedaron desabastecidos y por eso no funcionó el merendero.

"En Rosario de la Frontera hay mucha gente solidaria, pero las donaciones se redujeron en los últimos meses debido a la situación económica. Como también la ayuda para la atención de los chicos a diario en el merendero y los sábados en el comedor", dijo Leal.

Con respecto a los festejos por el Día del Niño, expresó que "estamos juntando lo necesario para hacer la celebración el domingo de la semana que viene. Siempre lo hacemos después de la fecha hasta que logramos los juguetes y la comida".

Mucha solidaridad

"A la pobreza no la hizo Dios, la hacemos tú y yo cuando no compartimos lo que tenemos", dice un cartel que se encuentra en el merendero y hace referencia a una frase de la madre Teresa de Calcuta.

El lugar tiene techo de chapa y solamente tres paredes. Lo que, inevitablemente, hace sentir con gran intensidad las altas o bajas temperaturas, según la época del año.

Leal creó el lugar tras sobrevivir a una delicada operación. "Sentí que volví a vivir, y que quería hacer algo significativo por los demás, y fue así que una vez recuperado vendí mi vehículo para construir el garaje donde vienen los chicos", expresó a El Tribuno el excamionero, quien pese a padecer enfermedades pone todos los días la misma fuerza y ganas en beneficio de los chicos.

Al lugar llegan a diario mamás embarazadas, con hijos recién nacidos y también adolescentes que salen de la escuela secundaria y buscan merendar. Todos son bienvenidos en el merendero solidario.

"Sostener este lugar se está haciendo cada vez más difícil, pero no vamos a bajar los brazos por los chicos que necesitan alimentarse, principalmente los sábados cuando funciona el comedor y reciben una buena alimentación, ante tantas necesidades", manifestó Leal.

Cómo ayudar

Para poder festejar el Día del Niño lo primero que se está intentando recaudar son juguetes. "También serán bienvenidos gaseosas, jugos, alimentos dulces y salados, ese día la idea es que los chicos coman alimentos diferentes". La comunidad puede colaborar con el merendero Rayito de Sol, haciendo donaciones de azúcar, grasa y harina para hacer pan casero, leche en polvo y chocolate en polvo para poder seguir funcionando el merendero. Cabe destacar que la mano de obra para poder cocinar los sábados y hacer la merienda a diario es fundamental. Todos los interesados pueden acercarse al merendero para darle una mano a don Leal.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...