Por la crisis, congelaron el  precio de las multas de tránsito

Por la escalada incesante del precio de la nafta, que es el valor de referencia para fijar las condenas por infracciones en la capital salteña, en el Tribunal de Faltas de la Municipalidad tomaron la determinación de congelar el costo de las multas a como estaban en mayo pasado, antes de que se inicie la crisis cambiaria y la consecuente suba inflacionaria en el país.

A la par de esa decisión, en el Concejo Deliberante se presentó un proyecto para que las sanciones no sigan la volatilidad de los surtidores de las estaciones de servicio y, de paso, dar un instrumento legal al objetivo del Tribunal de no sobrecargar a los infractores con castigos impagables.

Las multas se calculan bajo la unidad fija (UF), establecida por el precio del litro de nafta súper. Los jueces municipales dejaron a $30 cada UF, un 26% menos de lo que debería costar en la actualidad si se sigue a rajatabla lo que indica la ordenanza que regula las infracciones.

"El valor que está vigente es el previo a la corrida cambiaria. Lo hemos mantenido por entender que las multas están en un monto razonable y no podemos exponer al ciudadano a una situación de vulnerabilidad", explicó a El Tribuno el presidente del Tribunal de Faltas, Guillermo López Mirau.

Afirmó que no se persigue un fin recaudatorio sino corregir conductas. "La multa tiene que ser lo suficientemente importante en su monto para que la persona tenga el incentivo o la consecuencia para corregir su conducta y hoy la tiene", dijo el magistrado comunal.

Una de las sanciones más onerosas en Salta, que es por conducir un vehículo en estado de ebriedad (con un gramo, o más, de alcohol por litro de sangre), incrementó su importe en $5.000 entre enero y mayo y hoy cuesta $30.000. Si se hubiese continuado con la relación del precio de la nafta, hoy esa misma multa saldría $38.000.

Otro ejemplo es el de las actas de infracción que se labran por mal estacionamiento, que son el 70% de las faltas de tránsito en la ciudad, que tienen un valor sin actualizar que van entre los $1.500 y $3.000.

Desde el bloque Memoria y Movilización Social presentaron en el Concejo Deliberante la iniciativa de remplazar la unidad fija para establecer las multas por la unidad tributaria, que se establece cada año con el presupuesto municipal.

Para este período el precio de la unidad tributaria se encuentra en $7,43. "En definitiva, esta propuesta plantea un esquema claro del pago de las multas. No hay aquí ninguna cuestión que busque que no se paguen las infracciones, pero la multa no puede estar supeditada a un precio que lo pone el mercado y no el Estado", afirmó el autor del proyecto, el concejal David Leiva.

Por otro lado, desde el oficialismo preparan un proyecto que también persigue el mismo fin de liberar a las multas del precio de la nafta.

Por ir rápido, 900 multas por día

Desde que volvieron a funcionar los controladores de velocidad en la ciudad (los cinemómetros), las multas por circular más rápido de lo permitido crecieron exponencialmente.
El mes pasado, en solo diez días se contabilizaron 27.013 actas de infracción de Tránsito por esa falta.
La mayoría de los casos registrados se detectaron en los puntos fijos donde están instalados cinemómetros en avenidas Banchik, Bolivia y Perón. De todas maneras, también hubo registros por alta velocidad en los puestos móviles que se disponen en diferentes calles.
“Si cada día se efectúan 900 infracciones por exceso de velocidad, marca la falta de cultura y conciencia vial que aún existe entre conductores que no respetan ni siquiera los semáforos”, sostuvo Juan Carlos Garrido, subsecretario de Tránsito y Seguridad Vial.
“Todo lo que podamos hacer para cuidar la vida de los ciudadanos no será suficiente si la gente no toma conciencia y aprende a conducir con prudencia”, dijo el funcionario.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...