General Güemes
Feriantes donarán material para ampliar una salita de salud
La comisión de la feria se comprometió a dejar algunos beneficios al barrio Cooperativa donde debió instalarse hace cinco meses.

La comisión de feriantes de la Feria de los Días Domingos, instalada en el barrio Cooperativa de la ciudad de Güemes, anunció la donación de elementos destinados para la ampliación de la salita de primeros auxilios del barrio. 
Esta decisión fue adoptada como una forma de compensar las dificultades que la instalación de la feria generara a los vecinos del lugar al ocupar en forma completa su calle de acceso principal. 
La feria se instaló en el barrio Cooperativa hace cinco meses, cuando se vieron obligados a dejar el lugar que venían ocupando desde hacía más de diez años, a la vera de la ruta, debido a los trabajos de recambio de la carpeta asfáltica, que fueron llevados a cabo por la empresa concesionaria Autovía Buenos Aires sobre la ruta nacional 34.
La feria surgió como una feria americana y se instaló en un predio que pertenece en parte a la Dirección de Vialidad de la Nación y en parte al Ferrocarril Belgrano. A la iniciativa, con el tiempo, se fueron sumando otros puesteros con venta de comida, ropa nueva, artesanías y todo aquello que les permitiera obtener alguna ganancia una vez a la semana. 
El crecimiento fue tal que cada centímetro del predio fue ocupado y pronto ganaron las calles, acercándose peligrosamente a la ruta 34.
Luego de concretar el obligado traslado hacia el barrio Cooperativa, hubo algunos conflictos con los vecinos debido a que consideraban a la feria como algo negativo en cuanto obstaculizaba el principal acceso y es generadora de cientos de kilos de basura. 
Por medio de una votación vecinal en la que ganó el sí, quedó aceptada su instalación.
A pesar de contar con el permiso de la mayoría, la comisión de la feria se comprometió a dejar algunos beneficios. “Decidimos donar la recaudación de cada domingo a la salita de primeros auxilios, por ahora no debemos pagar el correspondiente piso a la Municipalidad, debido a que aún no somos una feria legal, la ordenanza de creación de la nueva feria está demorada. Entonces, nosotros hacemos una recaudación con el aporte que realizan los feriantes, con ese dinero pagamos para la limpieza del lugar y otros servicios, lo que nos sobra lo invertimos en la compra de materiales para la construcción”, explicó la presidenta de la comisión, Claudia López.
La salita funciona en un espacio verde, compartiendo el terreno con el centro vecinal, el playón deportivo y la capilla Nuestra Señora de la Merced, cuenta con un plano cuya construcción aún no está terminada. “En base al plano existente decidimos realizar el baño público y una sala más. Ya compramos hierros, ladrillos y comenzamos con el armado de las columnas; los feriantes aportan entre 10 y 30 pesos, dependiendo si se trata de un mantero o un gran gazebo, el promedio de vendedores es de 80 por fin de semana, el municipio nos colabora con la mano de obra”, informó López.