La historia de Rubén, el jubilado que descubrió que era hijo de Fangio y heredará una fortuna

Rubén Juan Vázquez tenía una vida que suele calificarse como "normal": había formado una familia junto a Ercilia, con quien tuvo tres hijos, dos mujeres y un varón, y siete nietos. Había trabajado en la industria ferroviaria y tenía un modesto pasar, arañando su jubilación. Pero a los 63 años el destino le mostró que no estaba todo dicho en su historia. La sospecha de que quien consideraba como su padre no era en realidad su progenitor empezó a tomar fuerza y su madre Catalina se lo confirmó justo antes de fallecer. Le dijo que su padre era nada más ni nada menos que su padrino: el ex Campeón de Fórmula 1 Juan Manuel Fangio. La lucha judicial que viene batallando desde hace 13 años llegó recién ahora a un final feliz: fue reconocido como hijo legítimo de Fangio y está camino a heredar más de 25 millones de dólares. La fortuna del más grande automovilista de todos los tiempos se calcula en realidad en el doble, pero Rubén deberá compartir ese monto con su "nuevo" hermano, Cacho Fangio, otro hombre que reclama el apellido.

 

Resultado de imagen para juan manuel fangio

Juan Manuel Fangio

La Nación conversó con Rubén Juan Fangio -tal como dice su nuevo DNI- quien explicó quién es, cómo vive, cómo cambió su realidad para siempre, y sus sueños y deseos ya están saliendo a recorrer la pista de su nueva vida. Por fin, está carrera ya tiene un ganador; su verdadera identidad.

-¿Cómo se siente tras tantos años de lucha judicial ahora saber que es hijo de Fangio?

-Me siento bien y liberado de tantas tensiones.de cosas que van pasando en el camino durante tantos años. En el día a día todo es igual.

-¿De qué se siente liberado?

-Es una carga muy grande, fueron 13 años de lucha por mi identidad y cuando recibí la noticia me puse feliz. Muchas veces en estas cosas pueden pasar irregularidades.

-¿Cómo se compone su familia?

-Tengo tres hijos un varón y dos mujeres, todos casados, Leonel, Carolina y Mariela y tengo siete nietos. Todos vivimos en Cañuelas. Mi mujer se llama Ercilia quien me acompaña hace 51 años. Ella está siempre conmigo y se hizo eco de todas mis angustias y mis llantos. Es una gran mujer y compañera. Mi familia me ayudó mucho.

-Muchas veces le habrán comentado el increíble parecido físico con su padre. Sin embargo, más todavía es impactante el timbre, el color y el tono de su voz, es como hablar con Fangio en vida.

-(Risas) Sí, en una ocasión el doctor Pierri me comentó este tema. Así le hizo escuchar mí voz a un especialista en el tema, quien le dijo no tengas dudas, no hay error. Entonces, no es casualidad.

-¿Qué pasa con la aparición de un nuevo miembro en la familia con el que deberá compartir la herencia?

-El tema económico se verá al andar, muchos hablan de mucha plata, pero hay que ver en 13 años es mucha ventaja para quienes no quisieron hacer las cosas bien como correspondía haciendo una sucesión una vez muerto mi padre. No podemos hablar de tanto dinero, o a lo mejor sí... En cuanto a mi hermano Cacho, estoy feliz de tenerlo.

-Si nos permite un ejemplo, haciendo un paralelismo en el ámbito petrolero, hace 13 años que el pozo de petróleo lo manejaba otra u otras personas con sus respectivas ganancias. Ahora ahora el pozo será suyo junto a Cacho.

-(Risas) Es una buena comparación ojala del pozo hayan quedado muchos barriles y no un balde nada más.

-¿Cómo siguen las instancias legales?

-Lo decidirá la Justicia. Lo judicial se ha iniciado. En mi caso, tengo desde hace un año el documento nuevo en cambio mi hermano Cacho todavía por cuestiones legales no, pero seguramente se resolverá a su favor, nada más. Cacho es mi hermano, no hay vuelta que darle. Nosotros estamos en contacto.

-¿Su economía ya cambió?

-Cambió que he tenido más gastos que lo que me ingresó (risas). No hay apuro con el tema económico ya llegará.

-¿Qué dice su familia con los cambios que hay en su vida? Un nuevo hermano, el tema del apellido Fangio, los millones de dólares que tendrá a su cargo...

-Todos están felices y tranquilos. Tengo lo mismo que antes y vivo de mi jubilación de ferroviario. El día que llegué la plata se verá.

-¿Tiene sueños por cumplir que ante una gran mejora económica podrá realizar?

-En lo personal, viajar más por la Argentina, y hay muchos lugares que me gustaría ir. Gracias a esta situación me llegan invitaciones desde distintos puntos del país. Después si puedo ayudar a la familia se hará. Mi familia no me pidió nada, somos gente austera.

-¿Aparecieron los famosos amigos del campeón?

-(Risas) Siempre pasa y alguna persona aparece y hay que aceptarlas como vienen.

-Tengo entendido que viajó con su hermano para conocerse más...

-Sí. El año pasado nos invitaron a Europa unos 20 días junto a nuestras señoras.

-¿Cómo fue la convivencia?

-La verdad fue como medio raro. De golpe uno se conoce de grande pero la pasamos bárbaro todos. Nos divertimos mucho y nos permitió conocernos más.

-¿Tiene otros hermanos?

-Sí, tuve dos hermanos Hilda y Ricardo. Ambos fallecieron y se los extraña mucho.

-Su madre le confesó casi al final de sus días la historia de ella junto a Fangio y hasta hubo que certificar todo ante une escribano...

-Sí, sí, tal cual tuve una charla con mi madre Catalina Basili.

-¿Cómo fue charla con su madre?

-Es raro y complicada y difícil de enfrentar pero la verdad salió a la luz. Nada empaño mi relación con ella y vivió muchos años más con nosotros en Cañuelas. No hubo resquemores y nadie es dueño de decir esto no lo hubiese hecho. Mi padre de crianza se llamaba Vázquez y murió en el 75. Siempre rescato que Pedro fue una persona maravillosa, jamás indagué en lo personal de mí madre ni entré en detalles con el tema de mí padre.

-¿Cómo cambiará su vida?

-(Risas) Me gusta estar tranquilo en mi casa con mi familia. Mis hijos me ayudarán en todo y deseo vivir tranquilo el resto de mis días algo que no pude hacer en estos 13 años.

-¿Se queda en Cañuelas o se mudará?

-¿Dónde voy a ir? Pasé toda mi vida aquí. Mis días aquí son tranquilos y gozando de la familia como cualquier jubilado hago natación, me junto con mis amigos, en fin nada del otro mundo aquí hay buena gente quienes siempre me ayudaron.

Fuente: Hernán Rizzone - La Nación

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

¿Cómo va a terminar el clásico entre Juventud y Gimnasia y Tiro?

Gana el santo
Gana el albo
Empate
ver resultados

Importante ahora

cargando...