Marianela Ojeda es cordobesa pero estaba en Rosario pasando unos días luego de celebrar Año Nuevo en esa ciudad santafesina. Luego de pasear por la costa del río Paraná se dirigía en bicicleta hacia la casa donde estaba hospedada cuando un auto a gran velocidad la embistió con brutalidad. “Estoy mejorando de a poco. Me desperté en el hospital y ahí me enteré de lo que me había pasado”, relató la joven que salvó su vida de milagro. “Tengo dos costillas fracturadas y cinco vértebras fisuradas. Cuando vi las imágenes me emocioné, quedé impactada por estar bien y viva”, reflexionó la mujer.

El conductor se fugó dejándola en la vía pública herida, pero tras hacerse públicas las imágenes, se presentó en la fiscalía que entiende en el caso para ponerse a disposición.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...