Arapa, un salteño que quiere llegar a Primera en el rojo

Una rara coincidencia se presentó cuando a Tomas Federico Arapa lo llamaron para completar un equipo en una prueba de jugadores que el club Independiente de Avellaneda realizó en nuestra ciudad. Arapa, clase 2005, ya había sido citado para una segunda prueba en River Plate, pero como respondió en forma cuando fue descubierto por la gente del rojo, inmediatamente lo convocaron para formar parte de los planteles infantiles del club de Avellaneda. 
Tomás Federico Arapa nació el 19 de mayo de 2005 y actualmente disfruta las primeras mieles de los triunfos en Independiente, porque se consagraron campeones en prenovena y ahora se aprestan a representar a la AFA en el torneo Sudamericano que se disputará próximamente en Paraguay. “Ahora nos vamos a Paraguay porque salimos campeones en la categoría 2005, una especie de prenovena y nos vamos a representar a la Argentina”, comentó, orgullosamente, el Tomy Arapa en su visita a El Tribuno.
Tomás Arapa, quien se desempeña como zaguero central derecho, jugó en Camioneros Argentinos del Norte. “ El club no puso ninguna traba cuando pedimos el pase para ir a Independiente. Nos dio la liberación de compromiso. Así que mi primer vínculo a nivel de la AFA será con Independiente. Y sucederá este año cuando ya pase a jugar en las inferiores”, contó el juvenil.
Declaró que sus gustos por algún club de Buenos Aires “fue River Plate, pero no soy fanático. Y lo tuve que enfrentar en la final, pero empatamos 1 a 1 y por diferencia de gol salimos campeones. Por lo tanto nos corresponde ir a jugar en el torneo internacional en Paraguay, junto a los campeones de los demás países sudamericanos. Nos dijeron que es algo como la Copa Libertadores”.
El objetivo que se trazó Arapa es que “quiero llegar a jugar en Primera en Independiente, pero hay que hacer un gran esfuerzo. A partir de la séptima división ya están subiendo muchos chicos a las categorías superiores. Y cuando llegás a reserva es más competitiva. Hay varios jugadores que ya están un tiempo y se hace medio complicado a los que vienen     desde abajo”.
Destacó el trato que tiene con sus compañeros. “Los de Buenos Aires nos tratan muy bien. Por ejemplo tengo un amigo que me invita todos los fines de semana a su casa. Y los padres nos reciben bien”, para luego agregar. “Estudiamos en el colegio del club. Estuve cursando el segundo año de la secundaria. Vivimos en una pensión, con tres o cuatro personas en cada habitación, son aproximadamente 50 jugadores de diferentes partes del país. Incluso hay jugadores extranjeros y para todos la exigencia es la misma. Todos los días hay un profesor y psicólogo, controlando”, sostuvo.
Pasó a detallar sobre la comunicación que existe con los profes y los coordinadores. “Son como nuestros amigos, pero cuando hay que entrenar o imparten un charla debemos prestar mucha atención por la seriedad que se impone”, explicó Tomás Arapa. 
Del cuidado y la responsabilidad con los chicos de su edad, Arapa, explicó: “El predio está en Villa Dominico. De ahí cuando salimos a cualquier lado lo hacemos en traffic o en una combi. Y las prácticas para los infantiles se cumplen en     Wilde”
Fue Santiago Rodríguez (uno de los responsables de la captación de valores), quien lo llevó a Tomás Arapa a Buenos Aires, pero el Polo Robles fue quien lo tuvo en cuenta para efectuar las pruebas que le permitieron recalar en la entidad de Avellaneda. Lo que a Tomás Arapa le llama la atención es que desde los 4 años estuvo en Sanidad, pero nunca jugó. Estas cosas pasan en el fútbol.

En la llegada de Tomás salieron a luz los abusos

Independiente de Avellaneda estuvo en el ojo de la tormenta cuando salió a luz la causa por los abusos a los jugadores de las divisiones inferiores en la temporada pasada, por lo que tuvo que intervenir la fiscal Soledad Garibaldi, en un caso judicial que afectó a menores de entre 12 a 17 años.
Los padres de Tomás Arapa, reconocieron que hubo mucha preocupación por el estado de su hijo. “Es muy sacrificado la estadía de un chico del interior en la pensión de un club de Buenos Aires. Más que nada para nosotros que es nuestro primer hijo. Y el año que paso más que todo. Nosotros lo apoyamos más que todo porque a él le gusta”, destacó la mamá     de Tomás Arapa.
La familia Arapa reconoció que “el club siempre se portó al ciento por ciento con nosotros. Justo, el tema de las denuncias por los abusos se presentó cuando llegó el (Tomás). Desde el club se preocuparon, nos contuvieron bastante. Nos hablaron con la verdad, digamos. Y más que nada el club en esa época nos mandó al nene para que estemos tranquilos, dando a entender que no era tan así como se decía en los medios. El presidente del club, Hugo Moyano, les pagó los pasajes a todos los jugadores del interior para que se vayan a sus lugares de origen y estén junto a sus familias. Los sacó a los chicos que nada tenían que ver con el      tema”. 
Sobre el rol del coordinador, dijeron: “El coordinador Santiago Rodríguez se portó muy bien, además de la contención que nos dio, siempre estuvo presente. Por eso este año con la experiencia que nos tocó vivir lo dejamos que otra vez se vaya. Y más por lo que pasó en River con los abusos, que en dos o tres días ya no se sabía más nada. En cambio en Independiente la psicóloga es la que descubre, se junta con los coordinadores y quieren llegar a fondo. Y nos informaron que a las personas involucradas las sacaron del club”.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...