"Creí en su causa y me enamoré,  pero me engañó, es perversa"

En agosto pasado una fiscal de Córdoba solicitó la detención en Salta capital de Carolina Guzmán, acusada de "rebeldía judicial" a raíz de una causa que ella misma impulsó en contra de su expareja en esa ciudad por violencia de género. A través de una red social Miguel Gentil conoció a la cordobesa, quien se encargó de contarle su historia y la de sus hijos, una vida signada por la aberración y la violencia, según la presunta víctima. Al cabo de un tiempo, el salteño dijo haber descubierto que todo lo que ella le había contado "es una farsa". Con la relación quebrada, Gentil acusó a Guzmán de haberse quedado con todo lo que tenía, "es una mujer perversa, me dejó sin nada", le dijo a El Tribuno el hombre.

"Desde un primer momento me hizo entrar en su vida, me lloraba todos los días en el hombro contándome sobre su situación con su expareja de Córdoba, un tipo al que ella caratuló de "poderoso' y "peligroso'. Me ganó con la pena y me apiadé de la situación, las cosas que hice fueron de corazón, estaba enamorado y llegué a pensar que era el amor de mi vida. Pero se trata de una mujer sin escrúpulos, utiliza a sus hijos para engañar a la gente. Lamento mucho por esos dos pobres niños que tiene a quienes manipula como se le da la gana", apuntó Gentil.

En 2015 Carolina decidió venir a Salta, "donde viven mis familiares", le dijo a este medio en una nota. En aquella oportunidad la mujer denunciaba que era objeto de una persecución sistemática efectuada por su ex de Córdoba, Fernando Sirus Flores. Según la mujer, la situación se agravó cuando sus hijos fueron de vacaciones a Córdoba y le contaron lo de las "agresiones y los abusos sexuales" por parte de su padre. En medio del supuesto calvario, Guzmán conoció a Gentil, quien le tendió sus dos manos y la ayudó comprometiéndose con la causa. "Di la vida creyendo en ella y todo resultó ser un fraude. Hay pruebas suficientes como para desenmascarar a esta mujer".

Gentil trabaja en el ámbito de la Justicia. Luego de inmiscuirse sin dudar en la vida de su ahora expareja para ayudarla, trataba de llevar a cabo una Cámara Gesell para los hijos de 9 y 10 años de Carolina Guzmán, método que les permitiría tener una prueba contundente del supuesto abuso sufrido por los menores. Sin embargo, "un día salí antes de trabajar y llegué cerca de las 19 a mi casa, ingresé sin hacer demasiado ruido y descubrí que ella -por Guzmán- le decía a los chicos lo que tenían que pronunciar acerca del abuso que sufrieron. No lo podía creer, me quedé duro, estaba apañando a una mujer que acusó de algo tan grave a una persona que no hizo nada. Soy un hombre de ética y moral, a esos chicos se les está haciendo un daño tremendo".

Abuso verbal y psicológico

"Tengo cómo corroborar lo que digo e insisto se trata de una mujer perversa. Yo creí en su causa, pero me equivoqué, me sacó todo lo que tenía", volvió a señalar Gentil. Después de enterarse de la manipulación que la mujer tiene sobre sus hijos, el salteño hizo detener la presentación en Cámara Gesell y se enfrentó a Guzmán. "Los tiene muy bien entrenados, hice parar la Cámara Gesell porque hubiera sido una prueba fundamental a su favor. Empezamos con problemas y ella me acusó de abuso verbal y psicológico, todo con argumentos falsos. Logró excluirme de mi casa, fue a la comisaría y mintió que sufría maltrato, mintió diciendo que hace dos años que convivíamos. El 20 de noviembre me tuve que ir de mi propio techo", contó.

Al cabo de una semana, con Miguel Gentil lejos de su propio techo, Carolina Guzmán comenzó a sacar todo de la vivienda. "Se llevó hasta las almohadas, no me dejó nada. En tres camiones se llevó todo, gracias a Dios hay vecinos que pudieron grabar y tienen las imágenes del robo que esta mujer me hizo", sostuvo el salteño denunciante acerca de la extracción de sus pertenencias como televisor, computadora, notebook, muebles, microondas, heladera y todo lo que se pueda disfrutar. Acciones que quedaron registradas en las cámaras de los vecinos", concluyó. Tras las denuncias contra Guzmán, intervino la Fiscalía Penal a cargo de la doctora Gabriela Buabse, quien tras la feria judicial seguirá con los trámites de rigor.

Ella se quedó con sus cosas

Acerca del robo que Gentil denunció que le hizo Carolina Guzmán (foto)llevándose prácticamente todo de la vivienda ubicada en Parque Belgrano, le dijo a este medio que “gracias a Dios los vecinos registraron los distintos momentos en que esta mujer vació mi casa”, contó el salteño de 40 años.

Los vecinos filmaron a la mujer llevándose todo

e trata de una persona que hace “uso y abuso de los derechos de la mujer”, dijo Gentil.


“Fue a la comisaría, ratificó una denuncia de maltrato, mintió que hacíamos dos años que estábamos conviviendo como familia. El juez de Garantías 2 dio lugar y me sacaron de mi casa”, contó Gentil, y agregó: “Fui un padre sustituto excelente, jamás le levante la mano”. Para el hombre quien ahora intenta rehacer su vida desde cero, “se trata de una persona que hace uso y abuso de los derechos de la mujer”.

Según le contó a El Tribuno, Carolina Guzmán actualmente tiene un paradero desconocido. “Sin embargo tiene una hermana en Salta que trabaja en el Ministerio de Salud, que estaría avalando todo el accionar que viene haciendo”, dijo. Al ser consultado si Carolina tendría miedo, el hombre señaló: “Imposible, nunca le levante la mano y sus hijos saben que es cierto. Siempre me mantuve por el camino de la ley y lo voy a seguir haciendo. No puede tener miedo, vino a repetir en Salta lo que hizo en Córdoba”. 

Entre los episodios violentos que vivió con su expareja, Gentil contó: “Durante todo el 2018 me golpeo, el hombre va a la comisaría a denunciar este tipo de situaciones y se te matan de risa”. También dijo que llegó a apuñalarlo y en otro de los hechos, atacó a la madre del denunciante. “Fue un día en que a mi madre le avisaron que habían visto a Carolina en mi auto, mi vieja bajó, quiso filmarla y ésta se le fue al humo, la empujó haciéndola caer. Mi hermana registró todo”, contó.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...