Reconocimiento a jóvenes destacados en los Juegos Evita

 Uno de los deportistas premiados fue Gustavo García, un joven de 15 años que logró la medalla dorada en la disciplina karate. “El año pasado también clasifiqué para Mar del Plata y me enfrenté con los mejores a nivel nacional, entre ellos un campeón Panamericano. No pude vencerlo y me quedé en el 5to. puesto”.

Más trabajo

“Este año trabajé mucho más para repetir la clasificación y pude lograrlo. Me enfrenté a los mismos rivales que el año anterior, pero esta vez fue diferente; pude lograr varias victorias hasta llegar a la final. Me volvía a enfrentar con el campeón panamericano pero esta vez le gané por 6 a 4. Fue algo extraordinario haber logrado la medalla de oro, eso me motiva a seguir trabajando”, manifestó Gustavo García.
Gustavo practica desde los 10 años, tuvo varios maestros hasta llegar con el instructor Osvaldo Ovejero. “Gustavo tiene cuatro competencias nacionales y en total son cinco que se desarrollan durante el año. Cada competencia otorga puntaje para el ranking argentino. En esos torneos también participan los chicos que fueron sus rivales en Mar del Plata o sea que ya se conocen, el actual campeón panamericano ya lo había derrotado en Córdoba.
En esos momentos Gustavo no lo conocía y lo sorprendió; ahora en los Evita de Mar del Plata se tomó la revancha”, explicó el instructor Ovejero. Con respecto al estilo de lucha del medallista dorado, su instructor lo calificó de muy frontal. “Comenzó siendo muy impetuoso, tiraba patadas en forma constante, eso le hacía cometer errores y darle ventajas al rival; ahora está mucho más calmo, piensa más la pelea y logra mejores resultados”.
Finalizados los Evita ahora se van a enfocar en el último torneo nacional, que tendrá lugar en noviembre. De obtener un buen resultado podría quedar primero en el ranking argentino y ser tenido en cuenta para torneos internacionales.

Para Camila

El segundo reconocimiento fue para Camila Ramos, una joven de 14 años de la E.E.T. Nikola Tesla que practica atletismo. Camila clasificó para los Evita en Mar del Plata en la modalidad de salto en largo.
“Fue mi abuelo quien hizo que me gustara el atletismo. Comenzó a entrenarme porque veía que yo tenía condiciones, pero en Güemes no contamos con un lugar para entrenamientos. Lo hago en una cancha que está al frente de mi casa. Mi abuelo Ricardo me prepara en velocidad para carreras de 80 metros, mi profesora de Educación Física me entrena en salto en largo”.
Camila enfrentó a atletas con años de preparación, sin embargo pudo lograr un meritorio 4º puesto. “Estaba nerviosa, mis rivales tenían mucha experiencia y tiempo de preparación, no podía creerlo cuando resulté cuarta en la clasificación final, esto me incentiva a seguir entrenado”, finalizó Camila. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...