San Bernardo: este verano disminuyó  un 35% el ingreso por siniestros viales

Desde diciembre de 2018 hasta fines de febrero último, 1.068 personas fueron a la guardia del hospital San Bernardo a causa de siniestros viales. Esto representa alrededor de un 35 por ciento menos con respecto a lo que sucedió en el mismo período del verano anterior, cuando ingresaron 1.644 pacientes al hospital cabecera de la provincia de Salta por la misma razón.

Autoridades del centro sanitario analizaron que los controles de alcoholemia y el aumento en el precio de los combustibles pudieron haber contribuido para disminuir la probabilidad de accidentes de tránsito con personas lesionadas.

Este año los ingresos por accidentes en moto fueron 584 y representaron casi el 55 por ciento del total, mientras el año pasado este porcentaje era del 44 por ciento, siempre por encima de los otros tipos de transporte. Los peatones que sufrieron lesiones este verano fueron 255. Quienes iban en auto, 113. En bicicleta, 67 y en transporte público (taxi, remís y colectivo), 49.

Un año atrás, desde el 1 de diciembre de 2017 hasta el 28 de febrero de 2018, 731 personas que circulaban en moto ingresaron al San Bernardo por siniestros viales. Los peatones que entraron por el mismo motivo fueron 617. Quienes andaban en auto, 132. En transporte público, 95 y en bicicleta, 69.

Consultado por El Tribuno acerca de posibles razones de la baja en la cantidad de ingresos por siniestros viales durante este verano, el jefe del Programa de Emergencias del hospital San Bernardo, Luis Marcelo Gutiérrez, observó que es probable que los controles de alcoholemia que hay en la provincia, donde rige la Tolerancia Cero, ayuden "a que se disminuya esta incidencia de nuevos casos de gente intoxicada por alcohol". Advirtió que los conductores tomaron un poco más de conciencia para evitar pagar multas elevadas y que les quiten sus vehículos: "Al tener menos conductores en estado de ebriedad, se generan menos accidentes".

El profesional analizó que la crisis económica podría ser otra causa de la merma de los ingresos por accidentes: "Lo piensan dos veces antes de salir en un vehículo ahora, por el costo".

La mayoría, en moto

Gutiérrez expresó que alrededor de la mitad de quienes ingresan al San Bernardo por accidentes son personas que se movilizan en moto y recordó que esto sucede desde hace un par de años: "La proporción sigue siendo mayor en motos. Hace dos años se veía que se estaba invirtiendo. Antes era mayor la cantidad de accidentes en autos".

El médico evaluó que se trata de un fenómeno social: "Cambió la situación económica y eso llevó a cambiar el medio de movilidad y ahora se incrementó mucho el tema de motos”.
El médico relató que una falta habitual entre quienes se mueven en moto es no llevar el casco. Aseguró que emplear este elemento de protección personal ayuda a que las consecuencias de un accidente sean menos graves.
“Se enojan quizás con los agentes de Tránsito o los de Seguridad Vial, cuando les exigen, pero es una normativa y hay que respetarla para tener una buena convivencia. No es que por tener el casco no vas a tener accidente, pero, si tenés un accidente y llevás el casco, las complicaciones que podés llegar a tener pueden ser leves y no graves”, señaló.

Más responsabilidad

Este año bajaron casi un 60 por ciento los ingresos de transeúntes víctimas de siniestros viales y casi un 50 por ciento los de quienes iban en transporte público. En relación con este último punto, Gutiérrez analizó que es probable que los conductores de taxis, remises y colectivos sean más responsables al conducir. “Somos bastante imprudentes los salteños: los conductores no respetan a los transeúntes y ellos tampoco respetan las normativas de por dónde deberían cruzar”, expresó.
El jefe del Programa de Emergencias del San Bernardo invitó a ser más cuidadosos al moverse en el espacio público: “Que todos los conductores tengan respeto por el peatón y que se respeten las normativas”. Dijo que así disminuirían los índices de ingresos hospitalarios por traumas severos. 
Gutiérrez analizó que, si bien en la guardia se reciben, además de pacientes por siniestros viales, personas que tuvieron accidentes cerebrovasculares e infartos, los fines de semana se ve un aumento de ingresos por accidentes de tránsito. 
Desde el hospital revelaron que el promedio de entradas diarias a la guardia del hospital San Bernardo es de entre 270 y 280.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...