La ordenanza ad referéndum que prohíbe la pirotecnia sonora en la ciudad de Salta y que se aprobó el miércoles último de manera unánime en el Concejo Deliberante de Salta fue recibida con agrado por las asociaciones protectoras de animales y las que representan a las personas con autismo. Desde hace años, estas instituciones trabajan para que se prohíban los cohetes con ruidos, que afectan a los más vulnerables de la sociedad.

Al hablar con El Tribuno, referentes de estos grupos advirtieron la necesidad de un control estricto de la ordenanza, no solo en los comercios habilitados sino también entre quienes venden de manera informal. Desde la Subsecretaría de Control Comercial de la Municipalidad, que sería el órgano de control de la norma, aseguraron que, luego de la reglamentación, serán "rigurosos e inflexibles".

Empresarios de la pirotecnia cuestionaron la forma en que salió la ordenanza y que no se hubieran tenido en cuenta los encuentros que hubo los últimos meses para negociar una salida más provechosa para el sector privado. Manifestaron que la normativa salteña es la más estricta de la Argentina.

Mucha expectativa

Elba Moreira, presidenta de la Fundación San Roque, se mostró muy conforme con la aprobación de la ordenanza, aunque advirtió que se trató de una decisión política del intendente capitalino, Gustavo Sáenz. La proteccionista observó que el mayor desafío ahora será el control: "Una cosa es la ordenanza y otra, el cumplimiento. El desafío más grande que hay en este momento es que se cumpla".

Jimena Resina, presidenta de la Fundación Ojos de Cielo, observó que esta legislación "es un muy buen avance y muy importante para las familias de personas con autismo" y destacó que demandará mucho trabajo su cumplimiento: "No es solo la norma sino también que sea cumplida, que se ejerza presión, que se fiscalicen no solo los comercios habilitados sino también la venta ilegal". Comentó que los municipios de alrededor de la Capital deberían generar normativas similares.

El subsecretario de Control Comercial, Nicolás Avellaneda, explicó que trabajarán en conjunto con la Policía de la Provincia porque se tendrá que aplicar el Código Contravencional: "Una vez reglamentada, vamos a ser rigurosos e inflexibles con el cumplimiento de la ordenanza".

Cuestionamientos

Hernán Antonini, secretario de la Cámara Argentina de Empresas de Fuegos Artificiales (Caefa), opinó que la ordenanza que se aprobó en Salta es "incorrecta y muy caprichosa": "Quizás tiene un espíritu que podemos compartir pero, por como está escrita, es incumplible. Nos deja fuera de la posibilidad de comerciar a todos los que nos anotábamos en la Municipalidad y pedíamos la habilitación".

Observó que, como se prohíben todos los productos sonoros, "no se puede vender prácticamente ninguno". Antonini consideró que esto afectará a unos 3 mil puestos de trabajo. Calculó que los años anteriores había más de 200 habilitaciones en la ciudad y, en cada local, no menos de tres o cuatro personas; incluyó también a los sectores que se relacionan con la pirotecnia de manera indirecta.

"Estábamos yendo hacia una ordenanza de común acuerdo entre todas las partes y esta ordenanza vino como a tirar por la borda lo que se estaba trabajando. Hay que encontrarle una solución para que sea viable para todos. Lo que no puede pasar es que no haya ninguna solución", cerró.

Ayer por la mañana, en su programa radial, el intendente de Capital afirmó que esta decisión fue tomada hace mucho tiempo y que esperaron el momento justo para hacerlo: "Dejamos pasar las fiestas para no perjudicar a aquellos que ya tenían el stock comprado". En su discurso, Sáenz habló sobre todo a los empresarios: "Esperamos que entiendan que no es una decisión contra ellos. No queremos perjudicar a nadie". Al final, manifestó la necesidad de una ley provincial.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...