Para los más grandes deportistas de la historia los homenajes siempre están a la altura. Desde un partido de despedida hasta retirar la camiseta que usó durante su actividad son acciones validas que simbolizan todo lo extraordinario que un jugador realizó dentro de la cancha. Es un acto sencillo, pero cargado de emoción, recuerdos y agradecimiento. 
Manu Ginóbili se sumará esta noche a una larga tradición de homenajes que está cerca de cumplir 100 años y que curiosamente no nació en Estados Unidos y tampoco en el básquetbol. 
La historia cuenta que los Maple Leafs de Toronto, un equipo de hockey sobre hielo, se presentó a jugar en Boston el 12 de diciembre de 1933. Durante el juego, que tiene acciones muy violentas, el jugador Eddie Shore del equipo canadiense recibió un fuerte golpe de un rival, Rod Horner. Shore quiso revancha y le dio tal golpe que su colega voló y cayó al suelo golpeando su cabeza. De inmediato, empezó a convulsionar. Recién ahí, Shore se dio cuenta de que había golpeado a otro jugador: Ace Bailey.
Horner vio a su compañero caer inconsciente y ensangrentado y le pegó al agresor de tal manera que lo noqueó. Tanto Shore como Bailey fueron llevados al vestuario y el de Toronto llegó a perdonar a su rival antes de perder el conocimiento otra vez. Ace se salvó, pero no pudo volver a jugar al hockey.
El 24 de enero siguiente, la National Hockey League (NHL) organizó un partido a beneficio del ahora retirado jugador entre Maple Leafs y un equipo de estrellas de la competencia. Estuvo Shore, con quien Bailey no guardó rencor alguno. Antes del partido, el dueño de la franquicia canadiense, Conn Smythe, le anunció al público que ningún otro jugador volvería a vestir la camiseta número 6 que defendía Ace.
El homenaje rápidamente ganó escena en los tradicionales deportes estadounidenses: el fútbol americano, el béisbol, el básquet y el hockey sobre hielo. Manu se suma a esta historia que también tiene a los más grandes jugadores de la NBA. 
Quien usó la camiseta con el número 23 es fácil de identificar, no es necesario recurrir a alguna vieja revista o un sitio web especializado. Lo usó Michael Jordan, el mejor jugador de básquet de todos los tiempos y uno de los inigualables en la historia del deporte. Fue campeón seis veces con los Chicago Bulls y emblema del único Dream Team. 
Larry Bird usó el 33 en los Boston Celtics y ese número cuelga junto al de otros grandes emblemas del equipo de Massachusetts. Por el lado de Los Ángeles Lakers hay una larga lista de leyendas que vivieron el mismo homenaje que está noche tendrá Ginóbili. En la franquicia angelina ya no se utilizan el 32 de Earvin “Magic” Johnson, el 33 de Kareem Abdul-Jabbar, el 8 y el 24, ambos utilizados por Kobe Bryant.
Seguramente LeBron James, Stephen Curry, Kevin Durant y James Harden, las grandes estrellas de la actual NBA, tendrán su homenaje. Pero esta noche es solo de Manu. 

Serán nueve en los Spurs

El retiro de la camiseta 20 de los Spurs fue un instante mágico e histórico, apenas 8 jugadores hasta el momento tienen colgadas sus casacas en lo más alto del estadio de San Antonio: Johnny Moore, Avery Johnson, Bruce Bowen, James Silas, Tim Duncan, Sean Elliott, George Gervin y David Robinson. 
La de Manu estará al lado de la que utilizó Duncan, campeón de la NBA en cinco ocasiones con la franquicia texana. Seguramente ese camino seguirá el francés Tony Parker, hoy jugador de Charlotte Hornets. 
La NBA no tiene ninguna norma sobre el retiro de números, por lo cual cada franquicia se maneja a su gusto. Incluso existen algunas sin número exhibidas en honor a allegados que contribuyeron de alguna forma al éxito de su equipo. 

Antes del 20, era el 6

Cuando Emanuel Ginóbili llegó en 2002 a San Antonio Spurs muchos suponían que jugaría con el número 6 en su espalda porque era el número que utilizaba en Kinder Bologna, el club italiano que le permitió dar el salto a la NBA.
Se corrió la voz por San Antonio y la decisión de usar la 6 causó un choque con los fanáticos de los Spurs puesto que ese número lo utilizó Avery Johnson, otra leyenda de la franquicia. El base anotó la canasta ganadora a falta de unos segundo del final en el quinto y último juego de la serie en el Madison Square Garden Arena ante los New York Knicks de la temporada 1998 - 1999.
Por esa razón Manu Ginóbili no usó la camiseta número 6 y tras un proceso de selección se quedó con la 20. “Puedo simplemente decir que me gusta cómo se ve”, señaló el bahiense explicando la razón por la que se quedó con la 20 para jugar en San Antonio.


 


 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...