Por día, 225 salteños cayeron en la pobreza durante el 2018

Un promedio de 225 salteños cayeron en la pobreza por día durante el 2018, año que cerró en la provincia con un 37,7% de pobres, según datos oficiales difundidos ayer por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo nacional de mediciones publicó ayer el índice de pobreza a nivel nacional, que se ubicó en 32%, mientras que en Salta se registraron más de cinco puntos porcentuales más que la media nacional. De acuerdo a las estimaciones oficiales, en la provincia eran 234.996 los pobres en 2018, 82.000 más que los 152.544 del 2017.

Con estos números, Salta tiene el segundo índice de pobreza más alto del NOA detrás de Santiago del Estero, donde el 38,9% de las personas es pobre. Detrás de Salta se ubican Catamarca, con un 35,5% de pobres; Tucumán, 32,2%; Jujuy, 31,7% y La Rioja, con el 30,5% de personas pobres.

En la indigencia, en tanto, cayó el 5,9% de los salteños, o sea 36.993 personas. Este indicador también tuvo un sensible incremento en la comparación interanual, ya que en el segundo semestre del 2017 el índice era del 3,5% y, seis meses después, del 3,8%.

En la previa a la difusión de los índices de pobreza, el miércoles, el Indec había informado el valor de la canasta básica total, cifra que se utiliza como parámetro para definir cuántas personas viven en la pobreza, y la canasta básica de alimentos, referencia para medir la indigencia. El primero de los valores indica que una familia tipo necesitó 27.570 pesos para no ser pobre, en tanto que el segundo, señala que la misma familia necesita 11.117 pesos para no caer en la indigencia.

En diálogo con El Tribuno, la ministra de Asuntos Indígenas y Desarrollo Social, Edith Cruz, admitió que "eran datos que se esperaban" y que lo notaron porque "desde mediados del año pasado que estamos haciendo un trabajo en refuerzos alimentarios, que son paliativos que se les llevan a las familias porque la situación empeora día a día".

"A mediados de 2017 nosotros estábamos por abajo de la media nacional (de pobres) y veníamos trabajando para reducir la pobreza, pero se ha ido incrementando nuevamente día a día y se lo ve reflejado en la cantidad de hogares que se abren para brindar merienda o un alimento a otras personas", manifestó la ministra Cruz.

En este sentido, señaló: "Nosotros desde la política alimentaria teníamos lo que eran los programas para familias vulnerables como la tarjeta social; comedores infantiles; comer en familia, que era la reconversión de los comedores; un programa que se venía manejando con convenios nacionales con financiamiento de 50% de la Provincia y 50% de la Nación; pero este año la Nación todavía no nos aportó absolutamente nada y se está haciendo cargo al ciento por ciento la Provincia. Incluso los incrementos que hemos podido dar en la tarjeta social, en el presupuesto a comedores infantiles y la asistencia para merenderos que empezaron a aflorar en casas de familias, centros vecinales, clubes de madres, por la necesidad que hay, corren por cuenta del Gobierno de la Provincia", aseguró.

Cruz expuso que "el año pasado, cuando a fines de diciembre el gobernador Juan Manuel Urtubey lanzó el programa alimentario Alimendar, con el que hemos trabajado en los refuerzos para verano con los municipios, para los pueblos originarios, trabajábamos con un presupuesto determinado sobre 120 merenderos", pero que "hoy tenemos aproximadamente 220 merenderos, casi el doble".

Agregó que "teníamos previsto dar asistencia a unos 7.000 niños y hoy estamos hablando de más de 14.500, con los que estamos colaborando y dando refuerzos para estas casas que se abrieron como comedores que, la mayoría, son casas de familia que se suman para poder dar una contención alimentaria a los chicos".

"Esto se ha ido incrementando, sobre todo se ve en el departamento San Martín, desde Salvador Mazza hasta Ballivián y en Embarcación, pero en todos los municipios tenemos merenderos que se fueron abriendo y nosotros estamos entregando mercadería todos los meses, con presupuesto provincial, sin ningún aporte de Nación", insistió.

Además, destacó que "en el marco del Alimendar hemos lanzado en los comedores infantiles capacitaciones para comer rico, sano y barato; para darles otras opciones de cocina para que sepan que lo poco que tengan lo pueden cocinar, recetas básicas y nutritivas para los chicos y que no caigamos solamente en arroz y huevos, o un guiso con un puchero".

Edith Cruz resaltó que "en las capacitaciones se ve la predisposición de las mamás para buscar herramientas para mejorar la comensalidad familiar".

"El Gobernador dispuso los recursos necesarios para reforzar los lugares más vulnerables, pero desde Buenos Aires no ven la vulnerabilidad de las familias como personas sino como números", dijo.

Finalmente, la ministra afirmó: "Duele ver la situación de muchas familias después de un semestre en el que estábamos bajando los índices de pobreza, y que en menos de un año volvamos a tener estos valores tiene mucho que ver con la política económica del Gobierno nacional, que afecta al más vulnerable".

 

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...