Otro duro golpe para Gimnasia a 48 horas del triangular por el descenso

Con el 0-2 consumado en el clásico con Juventud Antoniana en el Gigante del Norte, que arrastró a Gimnasia y Tiro a jugar este indeseable triangular por la permanencia en el Federal A, uno de los pocos en salvarse de la “inquisición” colectiva de los hinchas, disconforme por los rendimientos de varios futbolistas, fue Álvaro Cazula.

El defensor de la cantera fue el más destacado del albo en la derrota con el santo y uno de los más reconocidos por su entrega y sacrificio, como así también por su temple al final para “levantar” la moral de sus compañeros. 

Y es precisamente Cazula quien encendió las alarmas en la práctica de ayer y que podría perderse todo el triangular desempate con San Martín de Formosa y Juventud, tras un fuerte golpe en la misma rodilla que ya le trajo serios problemas en el campeonato pasado.

Cazula se retiró con elocuentes muecas de dolor en el ensayo futbolístico, y de acuerdo a las primeras estimaciones del cuerpo médico, podría tratarse de un esguince o, en el peor de los casos, de una distensión con afectación ligamentaria.

En ambos casos, una franca recuperación no demanda menos de tres semanas, por lo que se estima que el valor surgido en Limache será tal vez la baja más sensible que haya sufrido el albo en el torneo, teniendo en cuenta lo que está en juego.

Desde la Vicente López no pudieron gestionar la resonancia magnética para el jugador para el mismo domingo, pero consiguió turno a primera hora y se estima que alrededor de las 9 estará el resultado que determinará si Cazula será parte de la delegación que emprenderá viaje esta noche rumbo a Córdoba para abrir el triangular el miércoles ante los formoseños.

“Por la mañana estuvo muy dolorido, pero por la noche se comunicó conmigo y me dijo que el dolor le calmó bastante. Pero lo que dará la certeza es el resultado de la resonancia que tenemos que tenerlo cuanto antes. Estas lesiones sabemos que son complicadas. Conociendo a Álvaro, con el temperamento y la personalidad que tiene va a querer viajar y jugar como sea. Intuimos que puede ser un esguince”, le dijo a El Tribuno Juan Carlos Ibire, quien estuvo en la práctica matutina de ayer en el Gigante del Norte y fue testigo de la lesión.

Antes de la lesión, el DT Daniel Ramasco había ratificado al mismo equipo que probó el pasado jueves, contemplando tres cambios en relación a los once que en el clásico mostraron una de las versiones futbolísticas más pobres.

Esto contemplaba que Joaquín Iturrieta regrese tras la suspensión relevando a Matías Macoritto; que Joaquín Mateo le aporte la frescura y la explosión necesaria sustituyendo a Ezequiel Riera, de muy flojo nivel. Y Juan Pablo Pereyra -otro que le cambió la cara al millonario ante Juventud en esos minutos finales en los que el travesaño y Juan Mulieri evitaron milagrosamente el descuento- ingresó en el ensayo por Emanuel Morete.

En caso de quedar descartado Cazula, Gabriel Pusula conformará la zaga central junto a Agustín Herrera.

 

Rumbo a Córdoba con la última ilusión en la mano

El plantel millonario partirá esta noche a las 21 desde el club vía terrestre rumbo a Córdoba para jugar pasado mañana, ante el San Martín de Ragusa, el primer partido del triangular. Como novedad, el albo entrenará el martes en el “Miguel Sancho”, para aclimatarse al escenario de batalla donde se definirá su descenso o su permanencia.
 

Taberna irá a acompañar

El entrenador de arqueros de Gimnasia, que recibió tres fechas por parte del Consejo Federal tras propinarle la trompada al auxiliar de Juventud en el clásico, igual acompañará al grupo en la Docta, pese a no poder ingresar al campo de juego. La dirigencia también le inició un proceso administrativo para aplicarle una sanción.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...