Tartagal
Otro escándalo entre ediles, y ni un proyecto para la gente
Interpretaciones sesgadas de la Carta Orgánica y del Reglamento Interno vuelven a enfrentar a la bancada oficialista con el edil del Frente Grande Doddy Arias.

Las sesiones ordinarias del Concejo Deliberativo de Tartagal hace más de un mes que han dejado de ser formales y tediosas y se han transformado en un lugar de discusiones y peleas que dejan al descubierto que los ediles tartagalenses están más preocupados por sus cuestiones internas, por imponer sus pareceres, que por las urgencias que tiene Tartagal, como es hoy la epidemia de dengue que tiene desesperados a los vecinos del norte de la provincia.

Y es que el enojo que desde la elección de las nuevas autoridades del cuerpo tiene el edil Doddy Arias, quien fuera un aliado de la gestión municipal pero que desde abril pasado devino en férreo opositor, no hace más que mantener enfrascado al cuerpo en sus cuestiones internas sin atender lo que a la comunidad realmente le preocupa.

Semanas atrás, el presidente del cuerpo y el vicepresidente a cargo del cuerpo Eduardo Leavy y Jorge Luis Gabito formalizaron una denuncia penal contra Arias por falta a los deberes de funcionario público y por el delito de extorsión al considerar que el concejal del Frente Grande -hoy políticamente más cerca de la bancada radical- había incurrido en esos delitos al no lograr los votos necesarios para ocupar esa vicepresidencia primera que lo dejaría en la intendencia toda vez que Leavy se aleje de la ciudad o solicite alguna licencia.

Si bien la situación se sigue tramitando en la justicia, Arias presentó en la sesión de la semana anterior un proyecto de resolución insistiendo con su pedido: remover a las autoridades actuales del cuerpo y realizar la elección de las nuevas.

Doddy Omar Arias, Frente Grande

Una cuestión de interpretación

El proyecto de Arias pedía no solo la remoción de Leavy y Gabito sino también la del asesor legal del cuerpo Juan Martín Crossa pero al realizarse la votación del mismo se produjo un fuerte altercado por lo que Arias terminó retirándose de la sesión en la que permaneció el bloque del Frente para la Victoria junto a los cuatro ediles radicales; ya sin Arias el cuerpo siguió sesionando con normalidad.

Juan Martín Crossa, asesor legal del cuerpo consideró que "a partir de las dos interpretaciones que se produjeron en la última sesión del cuerpo deliberativo considero que se deben llenar algunos vacíos que tienen, no solo la Carta orgánica municipal sino el Reglamento interno".

En ese sentido Martín Crossa se refirió a la votación del proyecto presentado por Arias "que obtuvo un empate con 5 votos a favor y 5 en contra; en mi opinión y tomando en cuenta que la elección de autoridades se hace con la mayoría agravada, la remoción de autoridades debería contar con el mismo número pero el reglamento interno del cuerpo no lo contempla".

Internas eternas

Agregó el letrado Crossa que "además hay una idea generalizada de que el presidente del cuerpo no puede votar salvo en caso de empate lo cuál es incorrecto. La Carta Orgánica establece que eso rige cuando se trata de ordenanzas y lo dice explícitamente -ordenanzas- pero lo que se votó fue una resolución. Si puede votar al momento de hacer la elección de autoridades -y por un sentido análogo que la bancada opositora le quiere dar al tema- con más razón debe votar cuando hay un pedido de remoción".

Una sesión especial

Arias por su parte consideró que "lo que se hizo no tiene ninguna lógica porque hicieron votar al presidente porque perdían 5 a 4 cuando cualquiera sabe que el presidente solo vota en caso de empate. Lamentablemente la bancada radical permaneció en la sesión después de esta aberración y le dio legitimidad a lo que se hizo por parte del bloque oficialista; por mi parte yo me levanté y me fui".

Arias consideró que "como ellos (el oficialismo) perdieron 5 a 4 el Concejo Deliberante prosperó mi proyecto de remoción de las autoridades por tanto el cuerpo está acéfalo y también lo está la intendencia interina. Por eso convoqué a una sesión especial para que se elijan a las nuevas autoridades que ocupen esos tres cargos, incluido el de asesor legal. Jorge Luis Gabito con el desconocimiento que tiene del tema no puede estar a cargo del cuerpo y el asesor legal, sobre quien también solicité que se lo remuevan, no puede asesorarlos porque es asesor legal de todo el cuerpo, no solo de la bancada oficialista" consideró Arias. El edil en conflicto nunca ocultó sus intenciones de ocupar la vicepresidencia primera del cuerpo que hoy ostenta Jorge Luis Gabito, lo que devino en discusiones, sesiones sin quórum y la presentación del proyecto de la semana anterior que, según Arias, dejó acéfalo al cuerpo y al ejecutivo municipal (ocupado interinamente por el presidente del CD) pero que según el resto de los concejales fue rechazado al llegarse a un empate en la votación.

Como el proyecto en cuestión fue rechazado no puede ser nuevamente tratado en el período legislativo actual lo que desencadenará una nueva disputa en el ámbito del deliberativo local cuando Arias intente convocar a una sesión especial.