¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

24°
1 de Marzo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Crece el alarma por las problemáticas que detectaron en los jóvenes de la zona sudeste

El programa Jóvenes promotores de salud integral ya se dicta en dos escuelas y un centro vecinal de Siglo XXI. Los profesionales advierten que el índice de embarazos en menores y suicidios fue el puntapié para estas acciones.
Domingo, 23 de junio de 2019 00:30

Desde hace 40 días, en tres barrios de la zona sudeste se lleva adelante el programa Jóvenes promotores de salud integral, que ofrece a los adolescentes la posibilidad de participar de cuatro talleres de formación y finalmente concretar la aplicación de una solución para algún problema social que afecta a su barrio.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Desde hace 40 días, en tres barrios de la zona sudeste se lleva adelante el programa Jóvenes promotores de salud integral, que ofrece a los adolescentes la posibilidad de participar de cuatro talleres de formación y finalmente concretar la aplicación de una solución para algún problema social que afecta a su barrio.

Marta Choque es profesora de biología y forma parte del equipo de profesionales miembros de la Dirección General de Organización Comunitaria de la Municipalidad de la ciudad de Salta y Salud Mental de la Provincia. En diálogo con El Tribuno, la profesora explicó que el objetivo del proyecto es impulsar el desarrollo de su autoestima y que los jóvenes elaboren un plan social de acción para resolver situaciones que consideran problemáticas en el espacio en que se desenvuelven.

Los cuatro talleres que forman parte del programa se dictan en las escuelas y centros vecinales, además de espacios en donde se lo requiera. Tienen una duración de tres meses y por ahora se están dictando en el centro vecinal de barrio Siglo XXI, en la escuela técnica 3118 y en la escuela Juan Calchaquí. "Buscamos que los jóvenes sean protagonistas del cambio en su propio contexto", expresó la profesora.

Los talleres que se dictan son Autoestima, Violencia de género, Construcción de un proyecto de vida y finalmente la Elaboración del proyecto sociocomunitario. Este último taller, cuenta con el aporte de la Dirección que colabora en la creación de redes de conexión para que el proyecto quede funcionando cuando se retira el grupo de apoyo de los profesionales.

Para lograr la concreción de este proyecto desde la Dirección General de Organización Comunitaria se tuvieron en cuenta los datos de la Dirección de Estadísticas e Información en Salud de la Nación, que informó que en Salta la cantidad de suicidios entre personas de hasta 24 años tienen grandes fluctuaciones, de acuerdo a los años. Así, en 2014 se registraron 112 casos; en 2015, 90; en 2016, 76 y en 2017, último dato disponible, se computaron 104 decesos por esa causa.

"La idea de estos talleres es que los jóvenes sientan que tienen un lugar donde pueden ser escuchados y que pueden generar cambios positivos", destacó Marta Choque, quien agregó que desde 2014 se vino haciendo un relevamiento de las problemáticas sociales que tenían los jóvenes de la zona sudeste.

"En 2017, un grupo de alumnos de Siglo XXI nos pidió que interviniéramos con el dictado de talleres y analizando la información que teníamos, vimos que había pocos espacios de participación de los jóvenes, a lo que se sumaba la problemática de un alto índice de madres y padres adolescentes", expresó la profesora.

Choque explicó que cuando habla de padres adolescentes hace mención a chicos menores de 17 años que ya son padres. En 2017, en la escuela de barrio Siglo XXI había 24 padres adolescentes, cifras que al año siguiente llegó a duplicarse. "Sabemos que cuentan con el hospital Papa Francisco, la salita y saben del uso de los métodos anticonceptivos, pero por alguna razón no estaba funcionando", agregó.

Martín Moreno, director de Organización Comunitaria, explicó que el relevamiento mostró que a los jóvenes les cuesta tener un proyecto de vida. "Así fue que comenzamos a trabajar el tema de autoestima y solicitamos la colaboración de la licenciada Claudia Román Rú", detalló Choque.

Marta Choque, profesora del equipo. Javier Corbalán

Violencia y adicciones

Desde la Dirección de Organización Comunitaria destacaron la urgencia que ayudar a los jóvenes a identificar sus valores y capacidades. Advierten que estos talleres no representan el fin de los problemas de los adolescentes, pero que si los ayudará a tener las herramientas para poder resolverlos e incluso aprender a enfrentar las situaciones que les toque atravesar.

Choque destacó que el joven que trata con sus pares facilita la llegada de los mensajes de ayuda y crecimiento. "Esto es una forma de ayudarlos a enfrentar las adicciones, la violencia intrafamiliar, el alcoholismo", detalló.

El relevamiento de 2017 permitió reconocer la tasa de suicidios en la zona sudeste, la existencia de embarazos no intencionales y advertir que existe un alto grado de deserción escolar ligada a la situación económica de las familias, donde los adolescentes se sienten obligados a dejar de asistir a la escuela para buscar un trabajo que los ayude a llevar otro aporte o un aporte al hogar. "No es que los jóvenes no reconocen la importancia de la educación en sus vidas, sino que ven como una prioridad el apoyo económico a sus familias y luego terminan en la calle o peor", explicó Choque.

Buscando empleo y apoyo

Los profesionales advierten sobre la ausencia de los padres. 

Los datos recogidos en este relevamiento revelan que si bien estas situaciones afectan tanto a varones como mujeres, son las últimas las que toman decisiones menos drásticas y si lograr conseguir empleos transitorios como vendedoras de ropa en las ferias céntricas, mozas en el mercado, limpieza o cuidado de niños. 

En algunos casos se dedican la producción de alimentos, los cuales comercializan en las ferias de Solidaridad, La Paz y Francisco Solano. 

Desde la escuela secundaria del barrio Siglo XXI, los participantes del taller proyectaron la idea de armar una sala de cuidados maternales para los bebés de las madres que asisten a cursar sus estudios de educación media. 

También se redactó un proyecto de tenencia responsable de mascotas, teniendo en cuenta la cantidad de perros que tienen las familias y los que quedan en la calle. 

El tercer proyecto presentado está enfocado en la alimentación saludable, teniendo en cuenta sus posibilidades económicas. 

Estos talleres y su concreción deben completarse en agosto, ya que para esa época se iniciaría con estos talleres en la zona este y luego en el norte de la ciudad.

Entre las necesidades detectadas por los jóvenes, está el promover un taller para padres con el objetivo de evitar que los adultos se sientan “desbordados” por los adolescentes. Ante necesidades que detectaron los profesionales, este programa se extenderá a Pichanal, Morillo y algunas comunidades aborígenes. 

Temas de la nota

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Temas de la nota

PUBLICIDAD