VIDEO. Ritual en honor a la Pachamama: el humo de la “chacha” y su protección contra el mal

En los tradicionales rituales que se realizarán hoy 1 de agosto en honor a la Pachamama (Madre Tierra), el rol del “chachero” es fundamental. Es quien acompaña al maestro de ceremonia que en este caso es el chamán o cacique de la comunidad, responsable de abrir y cerrar los actos de ofrenda o convite.
El chachero, en tanto, es el encargado de encender la “chacha”, planta propia de la región puneña con la que la gente se sahuma cada 1 de agosto para liberarse de las malas energías, atraer la suerte y alejar los males de los bienes personales y seres queridos. 

 

 


Una de las responsabilidades del “chachero” es mantener la quemazón. Es decir, que el montículo de chacha -generalmente colocado directamente en el suelo- no se apague ni deje de humear. Esta tarea puede extenderse por una a dos horas, o el tiempo suficiente para que la gente que acude al lugar pueda sahumarse, impregnarse de ese humo espeso y protector bendecido por la Pacha. 

Un dato importante, la hierva tiene que ser verde y no debe generar llamas, porque de ser así rápidamente deben sofocarse  y el “chachero” pagar una multa, que consiste en tomar un trago de alcohol.  

“A la Pachamama se le ofrecen todo tipo de verduras, frutas, comidas y lo mejor que se haya obtenido durante el año, como carne de cordero, llama, etc. La gente es muy cuidadosa en este sentido y no escatima gastos ni esfuerzos. Los preparativos comienzan varios días antes. Se le entrega, además, todo tipo de bebidas, especialmente licores. Eso sí, tienen que ser nuevas”, contó David Muñoz, un conocedor y cultor de los rituales andinos.
“En ese mismo acto, se procede a sacar a la luz las botellas enterradas el año anterior, un tanto consumidas, porque se presume que los espíritus de nuestros ancestros que permanecen en la tierra, se sirvieron de ellas”, relató el hombre.
Finalmente agregó: “Aunque lo parece, mantener encendida la chacha no es fácil y requiere de destrezas y de experiencia. Además del cacique y el chachero, hay colaboradores que son los que alcanzan los cigarrillos, las hojas de coca, bebidas y comidas que se entierran en el pozo. Toda la gente participa de una u otra manera. Todos honrando a la Pacha para que los bendiga y les garantice un año próspero”, concluyó Muñoz.

Detalles que hablan

Cada detalle que surge en el ritual representa una señal de la Pachamama, un mensaje emergido desde las entrañas de la Tierra y de los espíritus. Por ejemplo, si la chacha se apaga o se enciende varias veces es una advertencia; si el nivel de líquido dentro de las botellas desenterradas es bajo, significa que la Madre Tierra está contenta y complacida, y que los ancestros las bebieron con fruición. Puede esperarse entonces un año lleno de abundancia.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Municipios

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...