Susto, desesperación y violencia en las inferiores

Horas de desesperación y desconcierto se vivieron en la jornada de inferiores del sábado.
En la cancha de Deportivo Unión, se enfrentaban el local y Gimnasia y Tiro, en sexta división. Y en una jugada desafortunada, Samuel Pedersen, jugador del albo, chocó con un rival y cayó tendido al campo de juego. 
En el lugar no había ambulancia. El joven jugador tuvo que ser traslado en un auto particular hasta una clínica que se negó atenderlo. Luego fue trasladado a otra clínica privada, donde tampoco atendieron al pibe porque no había luz. Y finalmente fue llevado al hospital San Bernardo donde se le realizaron los estudios correspondientes y determinaron que Samuel Pedersen sufrió una fractura de base de cráneo.
En dicho nosocomio, llegaron los padres del jugador, Martín Viano, Alfredo “Tano” Riggio por parte del club, Sergio Chibán, el presidente de la Liga Salteña, y otros dirigentes de Gimnasia y Tiro.
“Samuel (Pedersen) está fuera de peligro, tiene una pequeña fractura producto de un choque con un rival. Justo la ambulancia no estaba porque se había ido a realizar una cobertura a la cancha de Juventud. Por suerte hubo un rápido accionar para trasladar al chico al hospital”, explicó Víctor Riggio, como coordinador del albo.
El jugador del semillero millonario permanecerá las próximas horas en observación.

 

Violencia en el clásico

En el partido que disputaron Juventud Antoniana y Central Norte, en quinta división, tras triunfo agónico del santo por 3 a 2 en el santuario, hubo serio incidentes entre ambos planteles, que fueron viralizadas en las redes sociales.
Varios jugadores golpeados que incluso tuvieron que recibir asistencia médica. Se esperan duras sanciones.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...