La carne y las verduras tuvieron  una fuerte suba en los barrios

El índice barrial de precios que mide el Instituto de Investigación Social, Económica y Política Ciudadana (Isepci), es un termómetro para conocer cómo golpea la inflación en los sectores más humildes de la ciudad.

El último informe que presentó el organismo muestra un dato realmente preocupante porque afecta directamente a la calidad de vida de los salteños. Durante agosto, los productos de la canasta básica alimentaria que más subieron son la carne y las verduras; un 10,73 y un 15,66 por ciento respectivamente.

Los incrementos de estos dos comestibles superaron ampliamente a la variación mensual de la canasta básica, que fue del 8,75 por ciento. En el caso de la verduras, el aumento fue casi del doble.

La devaluación que se produjo después de las PASO (Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias) del 11 de agosto hizo que el precio de la carne se disparara, lo que pegó de lleno en el bolsillo y ya generó cambios en los hábitos de consumo.

Según los comerciantes, los salteños están eligiendo llevar a sus mesas los cortes más económicos, como molida común, osobuco o puchero. También están atentos a las ofertas que lanzan las carnicerías barriales para hacer rendir un poco más el dinero.

Pero esta crisis no solo afecta a los consumidores. En una recorrida que realizó El Tribuno por distintas carnicerías, los dueños de los negocios reconocen que venden menos y que la baja en la recaudación pone en riesgo la ecuación de sus negocios.

Según expresaron, las ventas bajaron en el lapso de un mes "al menos" un 20 por ciento. Los más perjudicados, se animan a decir que las pérdidas llegan al 40 por ciento.

En todas las carnicerías consultadas, reconocen que después de las elecciones primarias se produjo un quiebre y la situación económica empeoró. Por ese motivo es que los negocios apostaron a promociones más agresivas para poder contrarrestar esta situación.

"Los días que lanzamos promociones de buenos cortes la carnicería está llena y se compensa un poco la baja que hay los otros días. Si no tuvieses esas ofertas durante la semana nuestra realidad sería aún peor", expresó la cajera de una carnicería ubicada en la avenida Tavella.

Se notó la baja

"La carne se fue por las nubes y a mí me bajaron un 40 por ciento las ventas", comentó Marcelo, un carnicero de la avenida Líbano. Expresó que la situación empeoró después de las elecciones.

"Ahora la gente no me lleva los cortes más caros. Por ahí, uno o dos bifes, el resto son los cortes baratos. Está saliendo mucho la carne molida común para hacer empanadas, pastel de papas o fideos con tuco. Tampoco compran mucho. Me dicen "tengo 100 pesos' dame lo que me alcance y nada más", describió el carnicero

Dos veces por mes

Javier es un fanático de los asados. Para él, tirar unos kilos de carne a las brazas significa mucho más que calmar su apetito. El ritual es sinónimo de un momento de comunión entre sus amigos, en el cual alivia todas las tensiones que acumula durante la semana. Los domingos son sagrados y más si hay un asado de por medio.

En diálogo con este medio, Javier contó que llevar adelante la tradicional comida argentina se está haciendo cada vez más difícil. Reconoce que la devaluación de agosto significó que el precio del asado se vaya por las nubes.

"Me acuerdo de que antes hacíamos asado todos los domingos y, si nos quedaba algo de plata, podíamos sumar uno más a mitad de semana. Ahora, como mucho hacemos dos asados por mes. La verdad, a los fanáticos de los asados, la crisis nos golpeó feo", compartió Javier.

Lo justo y necesario

“Ahora mis clientes llevan lo justo y necesario. Como decimos en el barrio, llevamos para el día. Ya no es como antes que la gente llevaba un kilo de tomate, un kilo de papa, un kilo de zanahoria, hoy vienen con 100 o 150 pesos y van viendo qué es lo que pueden comprar. La verdura de estación, que por ahí es la más barata es lo que sale, después las que no están en precio es más difícil venderlas”, comentó Diego, un verdulero de Villa Lavalle.
Según el informe del Isepci, en el rubro de verdulería hubo subas de un 15,66 por ciento durante agosto, siendo el producto que más incremento tuvo. 

Qué dice el Indec

Esta situación también se vio reflejada en el informe que realiza el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec). Según el índice de precios al consumidor, la variación que tuvieron las verduras en la región Noroeste fue del 14,7 por ciento.
Con respecto a la carne, la inflación que tuvo ese rubro durante agosto fue mucho menor a la que publicó el Isepci. Según el organismo nacional, la carne tuvo un incremento del 3,5 por ciento en la región Noroeste, un 68 por ciento menos que el aumento que registró el Isepci en Salta.
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...