En ocho años, se duplicaron  las ligaduras de trompas en Salta

En 2018, se realizaron en los hospitales públicos de la provincia de Salta 1.987 ligaduras de trompa, mientras que en 2010 estas fueron 1.012, casi la mitad.

El año pasado, solo en el Hospital Público Materno Infantil hubo 1.040 cirugías.

La cantidad de prácticas ha aumentado a lo largo de los últimos diez años, según datos del área de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud Pública, que no incluyen los de la parte privada.

Las cifras oficiales no distinguen a las personas que nunca tuvieron hijos de las que fueron madres antes de hacerse la práctica.

Mariángeles Gorini, supervisora de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud Pública de la Provincia, aseguró que en Salta se garantiza a las personas con capacidad de gestar el acceso a las ligaduras de trompa.

La funcionaria explicó que los requisitos para pedirla son ser mayor de edad -desde la reforma del Código Civil, en 2015, mayor de 16 años- y firmar un consentimiento informado.

Según señaló, en todos los servicios de salud existen consejerías de Salud Sexual y Reproductiva, donde un profesional o un grupo interdisciplinario de profesionales le informa a la persona interesada sobre los métodos anticonceptivos de corta y de larga duración y los quirúrgicos, para que elija el más adecuado para su vida.

Gorini advirtió que en las consejerías no se da consejos, sino que se brinda asesoramiento a la persona que concurre: "Es fundamental que, para tomar una decisión así, tenga la información basada en la evidencia científica".

Comentó que en estos espacios reciben muchísimas consultas en relación con todos los métodos anticonceptivos: "Ahora estamos trabajando mucho con los métodos de larga duración, como implante subdérmico y dispositivo intrauterino (DIU)".

Cómo reclamar

La funcionaria aseguró que en Salta se busca que se cumpla la Ley nacional 26.130, que garantiza el acceso a las ligaduras de trompa: "Más allá de si el médico está de acuerdo o no, es la decisión de la mujer. No importa si tuvo hijos o no. Lo pide supuestamente porque no quiere tenerlos".

Gorini manifestó que el sistema público tiene que garantizar los derechos sexuales y reproductivos: "Insistimos en que los profesionales trabajen con evidencia científica, no de acuerdo con sus creencias o convicciones".

Dijo que, si hubiera reticencia por parte de los profesionales de salud a realizar la práctica, se debe llamar al 0800-222-3444, de Salud Sexual y Procreación Responsable. Desde Buenos Aires, informan al área provincial para que intervenga y no vuelva a suceder lo mismo.

Dónde la realizan

En Salta capital, los hospitales públicos que tienen quirófanos y personal capacitado para hacer ligaduras de trompa son Materno Infantil, San Bernardo, Papa Francisco y Dr. Arturo Oñativia.

En el interior, estas prácticas se realizan en los hospitales cabecera de Tartagal, Orán, Embarcación, General Gemes, J. V. González, Rosario de la Frontera, Metán y Cafa yate.

“Un método anticonceptivo irreversible”

Según el área de Salud Sexual y Reproductiva del Ministerio de Salud de la Nación, la ligadura de trompas “es un método anticonceptivo irreversible que se realiza a través de una cirugía sencilla en las trompas de Falopio (que conectan al útero con los ovarios y permiten que el espermatozoide se junte con el óvulo)”. 
Se realizan esta práctica las personas que deciden no quedar embarazadas o las que ya tuvieron hijos y no quieren tener más. El método tiene una efectividad del 99,5 por ciento.
Según el Diccionario Enciclopédico de la Legislación Sanitaria Argentina (DELS), la Ley 26.130, del año 2006, garantiza el derecho a acceder a la ligadura de trompas. Obras sociales y prepagas deben cubrir el 100% de la práctica. La ley no requiere adhesión de las provincias, que tienen la obligación de cumplirla.
Los requisitos para acceder a la práctica son recibir información clara y completa, en un espacio de consulta adecuado; ser mayor de edad -a partir de la reforma del Código Civil, mayor de 16 años- y firmar un consentimiento informado escrito.
No es necesario el consentimiento de la pareja, cónyuge o conviviente ni haber tenido hijos. No es necesario ningún tipo de valuación psicológica o psiquiátrica.
Según el DELS, las personas que solicitan la ligadura deben recibir información accesible, adecuada, completa y clara por parte del equipo de salud para prestar su consentimiento informado. Deben conocer las implicancias que tiene la práctica sobre la salud, la existencia de otros métodos anticonceptivos y las características del procedimiento: efectividad, posibilidades de reversión, riesgos y consecuencias.
La mayoría de las personas que deciden realizarse la ligadura de trompas no se arrepienten de su elección, cuando han recibido una información adecuada.
Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), no hay ninguna condición médica que restrinja la posibilidad de elección de la ligadura de trompas como método anticonceptivo, aunque algunas condiciones o circunstancias requieran ciertas precauciones.
Después de la intervención se sigue ovulando y menstruando como siempre y el placer sexual no cambia. No protege del VIH/Sida ni de otras infecciones de trans    misión sexual. 
 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...