Mangione: "El HPMI merecía el laboratorio que inauguramos"

La Salud Pública de Salta dio esta semana un paso fundamental para la prevención y el estudio de nuevas enfermedades y patologías genéticas al inaugurar en el Hospital Público Materno Infantil (HPMI) el laboratorio de Biología Molecular y Citogenética.

De acuerdo a lo informado oficialmente, este servicio brindará -a través de herramientas de biología molecular- estudios genéticos y diagnósticos clínicos moleculares, poniéndolos al servicio de profesionales médicos e instituciones de salud en el ámbito local y regional.

El objetivo es contribuir a mejorar la salud y calidad de vida de los pacientes, junto a la lucha por prevenir o predecir la aparición de enfermedades.

En diálogo con El Tribuno, el gerente del hospital, Federico Mangione, indicó que "este espacio nació en respuesta a la pandemia que impactó al mundo este año".

Recordó que "el HPMI no contaba con un espacio para el diagnóstico de SARSCoV2 (COVID-19)", lo que motivó que, junto a su colega Antonio Salgado, evaluaran la necesidad de "hallar una herramienta epidemiológica de vigilancia que permita detectar brotes con celeridad".

En ese contexto pensaron en la opción de realizar los llamados "pooled-testing" que consisten en testeos masivos agrupados por PCR en tiempo real a grupos cerrados de personal esencial (salud, seguridad y geriátricos, etc.). Pero la anterior conducción del Ministerio de Salud desestimó la iniciativa, la cual recobró impulso con la llegada de Juan José Esteban.

Para entonces, Mangione se había contactado con Verónica Rajal, investigadora del Conicet, y el rector de la Universidad Nacional de Salta (UNSa), Víctor Claros, a quienes se unió el médico especialista en Epidemiología Alberto Gentile, y generaron un convenio de intercambio de conocimientos para desarrollar el laboratorio de Biología Molecular en el hospital. "En la UNSa contaban con los termocicladores (aparatos para hacer el análisis de las muestras de PCR), entonces nosotros tomábamos la muestra y las mandábamos a la universidad", explicó el gerente del HPMI y agregó que esta rutina "dio origen a la idea de hacer nuestro propio laboratorio, para lo cual creamos la Fundación del Hospital Materno Infantil y, con la ayuda del Gobierno y varias empresas, conseguimos reunir fondos para comprar los elementos y equipamiento necesario".

"Nos llamaba la atención que en un hospital tan grande no tengamos posibilidad de hacer estudios de biología molecular como los de COVID, hepatitis o virus respiratorios", planteó Mangione y resaltó que "ahora en tiempo real sabemos qué virus tiene un bebé o una mamá, gracias a los termocicladores".

A través del convenio con la UNSa y con la colaboración voluntaria de Paola Zago y Ramiro Poma, investigadores Conicet junto a sus becarios, se testearon más de 2.000 personas de personal esencial mediante PCR agrupadas. "Con esta herramienta descubrimos que teníamos asintomáticos, lo que nos permitió aislarlos junto a sus familias para evitar los contagios", reveló el médico.

Al respecto, Mangione concluyó que el análisis mediante el sistema de muestras agrupadas o pooles es eficiente porque permite la evaluación rápida de una gran cantidad de personas y la identificación de individuos asintomáticos infectados, con un importante ahorro de tiempo y dinero.

Afirmó que la importancia del sistema radica en que los asintomáticos infectados que se identificaron no hubieran sido detectados de otro modo porque el sistema de salud en Salta (y en el país) se concentró en el diagnóstico de sintomáticos o por contacto estrecho.

"En el Materno Infantil nos merecíamos un laboratorio como el que inauguramos. Contamos con profesionales y científicos altamente capacitados, solo se necesitaba tener la decisión para invertir en mejorar nuestro equipamiento", dijo y reveló: "Este es un proyecto que tiene unos 18 años en el hospital, pero nunca se concretó. Nosotros, gracias a convicción y el apoyo del Gobierno y las empresas, lo concretamos en pocos meses y en contexto de pandemia".

"Nuestro anhelo es posicionar al Laboratorio de Biología Molecular y Genética del Materno Infantil como un centro de referencia provincial y regional en dos aspectos fundamentales", detalló Mangione, y expuso: "La aplicación de herramientas diagnósticas moleculares y estudios genéticos que impacten en mejorar la calidad de vida de la población".

El laboratorio cuenta con un equipo multidisciplinario integrado por bioquímicos, genetistas, biólogos, médicos y otros profesionales, y dirigido por la Dra. Paola Zago.

Finalmente, el titular del HPMI destacó la labor de los profesionales que lo acompañan en su gestión: Ana Rearte , Eduardo Calvo, Esteban Rusinek, Javier Farfán, Cintia Rodríguez, Gustavo Sulesik y Carlos Guitián.

Los desafíos que quedan por delante

Entre los proyectos figura un convenio para que el Materno Infantil sea hospital escuela.

Uno de los sectores del laboratorio inaugurado en el HPMI.

Cumplidos los primeros objetivos en el Materno Infantil, el gerente del hospital, Federico Mangione, indicó que en los próximos meses se incorporará el diagnóstico molecular de enfermedades hereditarias y asesoría genética con el área de Citogenética, a cargo de la Dra. Victoria Arroyo, y en articulación con el servicio de Genética Médica, a cargo de la Dra. Pía Huidobro.

El objetivo de este servicio será la identificación del espectro mutacional en diversas enfermedades genéticas manifestadas en la etapa pediátrica. “Los resultados obtenidos serán trasladados a la descripción del espectro mutacional responsable de diversas patologías genéticas en nuestra población y, de manera aplicada, a la confirmación diagnóstica y al asesoramiento genético de las familias”, reveló Mangione y anticipó que esto “incluye la identificación inequívoca de portadores y la implementación por primera vez en nuestra ciudad del diagnóstico prenatal citogenético y molecular”.

Adelantó que en una próxima etapa el laboratorio del hospital incorporará el “diagnóstico molecular de inmunodeficiencias, patología oncológica, patología de expresión neurológica (como encefalopatías, evolutivas, metabólicas y genéticas), neuromusculares y farmacogenética, lo que permitirá indicar el tratamiento adecuado para un paciente”. 

Reveló que “cerramos también un convenio con la UNSa para ser hospital escuela de la Facultad de Medicina” y que se iniciarán “las acciones que permitan vincular al Hospital Materno Infantil con el Conicet”, lo cual llevará a integrar la Red de Investigación Traslacional en Salud que permita articular actividad asistencial y científica en beneficio de la salud de la población salteña.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...