El patrimonio de los ministros de Mauricio Macri cuando dejaron el poder

Las declaraciones juradas presentadas ante la Oficina Anticorrupción de los ministros que conformaron el gabinete de Mauricio Macri hasta su salida de la Casa Rosada, fueron comparadas con el patrimonio que notificaron en diciembre de 2015, o al momento en que fueron designados por el entonces presidente. El objetivo del informe realizado por Infobae fue determinar si -con el cálculo de la inflación acumulada a lo largo de esos cuatro años- su paso por el Ejecutivo los había dejado más pobres o más ricos. 
A continuación, los bienes, dinero y activos declarados al dejar la función pública en números netos, y ajustado por inflación.

Nicolás Dujovne

El ministro más rico del gabinete de Macri fue el titular de Economía, Nicolás Dujovne. Ocupó esa cartera entre enero del 2017 y agosto de 2019, cuando renunció una semana después de las PASO, luego de la fuerte suba del dólar por la derrota de Macri ante Alberto Fernández.
Según informó en su declaración jurada 2019 de Baja, su patrimonio a noviembre del año pasado ascendía $275,7 millones, aún por encima del que declaró Macri al dejar la Casa Rosada. Esta cifra representa $154,3 millones más que en 2017, equivalente a un 127% de aumento. 
El ex ministro de Economía sostuvo que su patrimonio subió en pesos, pero aseguró tener menos dólares. “Muchos de los activos que tenía en dólares, como los títulos argentinos, bajaron su precio en dólares. O sea, que en pesos la declaración refleja más dinero, pero en dólares es menos. A esto hay que sumarle la devaluación de la moneda respecto”, afirmó.
Por el salto en la cotización del dólar en los últimos dos años -pasó de $16 a principios de enero a $52 el 17 de agosto del año pasado, cuando renunció Dujovne-, las tenencias en dólares reflejadas en pesos aumentaron, sin que esto implique una mayor cantidad de esa divisa extranjera.
Para fines de 2019, su patrimonio en el exterior aumentó respecto del 2017. Declaró tener bienes, acciones, títulos y dinero afuera del país por $213 millones, el 77% del total de activos. Dos años antes, tenía en el exterior un 69% de su patrimonio total, que ascendía a $121,4 millones.
Respecto a por qué mantuvo gran parte de su patrimonio en el exterior, respondió: “Había empezado a traer una parte, pero me iban a cuestionar por qué elegía tal o cual banco, y decidí que cuanto menos cambios o movimientos en mi patrimonio siendo ministro, mejor”.
Dujovne se fue de la función pública con los mismos inmuebles, solo que variaron sus valores fiscales. Se trata de una casa de 320 m2; el 50% de un departamento de 80 m2 en la Ciudad de Buenos Aires y el 50% de otro en Vicente López de 156 m2, que alquila. Además, declaró una casa de 230 m2 en José Ignacio, Punta del Este, y el 25% de un terreno, también en Uruguay, de 44.450 m2.
En total, sus inmuebles suman $70 millones, según los valores fiscales declarados a noviembre de 2019, que suelen ser inferiores, aproximadamente la cuarta parte del valor de mercado. En 2017, totalizaban $25,6 millones. Los funcionarios no están obligados a consignar los valores reales de los inmuebles, sino los que tiene en cuenta la AFIP a los fines impositivos. En bienes del hogar declaró $ 4,7 millones.
Pero según su declaración jurada, el principal activo son sus inversiones en títulos y acciones. A fines del 2019, ascendían a casi $99 millones, de los cuales $56,5 millones están en el exterior, lo que equivale al 57%. Dos años antes, había declarado títulos y acciones por $47,4 millones, el 48% estaba fuera del país (casi $23 millones).

Entre esas acciones en el exterior figuran las de Florentine Global, una empresa registrada en las Islas Vírgenes Británicas (BVI), por un valor de $58,8 millones. También, Jilym Company, una sociedad anónima constituida en Uruguay, de la que es dueño también desde 2016, cuyo valor declaró en $135.000.

En dinero líquido, Dujovne informó $97,2 millones, el 35% de su patrimonio total. A la cotización del 17 de agosto de 2019 (fecha de su renuncia), de $52 el dólar comprador, equivalen a más de 1,8 millones de dólares (USD 1.869.230).

De ese monto, $90 millones están en el exterior en esa divisa extranjera. Al ingresar a la función pública, el dinero -en pesos, que es como se deben consignar todas las tenencias ante la Oficina Anticorrupción- era de $38,3 millones.


Guillermo Dietrich

El segundo ministro que dejó el Gabinete en el ranking de patrimonio es Guillermo Dietrich. Quien fuera el titular de la cartera de Transporte informó en su declaración jurada de Baja $43 millones. A finales de 2015, sus activos sumaban $5,7 millones.
Si se tiene en cuenta la inflación acumulada entre 2015 y 2019 del 297 %, su patrimonio fue uno de los que más creció: un 88%. Según explicó, gran parte de este aumento corresponde a la venta de un local de 430 m2 en el barrio de Palermo que tenía con su hermano desde 1994, operación que se concretó en 1.100.000 dólares.
Mantuvo el resto de las propiedades con las que ingresó a la función pública: dos departamentos en CABA (es dueño del 50% de uno y el otro lo recibió en donación), y dos casas en un country de Pilar de 515 m1 y 730 m2 (de esta última tiene el 50%). En total, sus inmuebles suman $6,8 millones a valor fiscal.
Vinculado a la venta del local en la calle Honduras, Dietrich informó un “Mutuo con Hernán” por $15,6 millones que, según explicó, es un préstamo que le hizo a su hermano, Hernán Dietrich, de USD 261.990, producto de su parte de la venta del local en la calle Honduras. También informó que restan otros 46.000 dólares pendientes de cobro de esa operación inmobiliaria.
En dinero líquido, Dietrich declaró a fines de 2019 casi $1 millón y una cuenta en el exterior en dólares por $14,4 millones. Cuatro años antes, había informado tener dinero por $275.000.

Según le explicó a este medio, esos $14,4 millones fuera del país “corresponden a 242.010 dólares depositados en una cuenta en el Citibank en Estados Unidos, y tienen origen en la venta del inmueble de la calle Honduras. Es parte de los 550.000 dólares de su 50% de la venta de ese inmueble”.

El ex ministro también informó una participación de $1,5 millones en el Fondo Común de Inversión abierto denominado Balanz Liquidez Clase A, concretada en diciembre pasado. Sobre el origen de esos fondos, precisó que fueron sus “ingresos” como ministro, que “en 2019 ascendieron a un neto de $2,1 millones, más $1 millón de sus ingresos 2019 bajo el régimen del Monotributo”, y de $777.000 de su esposa.

 

Patricia Bullrich

Si se analiza el crecimiento patrimonial, la ministra que tuvo el mayor aumento -por encima de Dietrich- fue Patricia Bullrich. La ex titular de la cartera de Seguridad y hoy presidenta del PRO informó a diciembre de 2019 un patrimonio de $16,8 millones. Cuatro años antes había declarado $1,3. Si se toma en cuenta la inflación acumulada en los últimos cuatro años (297% según datos oficiales), ese incremento asciende al 218%.

El motivo, según surge de su declaración jurada de Baja y la explicación de Bullrich, obedece a que recibió en 2017 junto, con sus hermanos, tres inmuebles por herencia materna: un porcentaje de un campo de 467 hectáreas, de un lote en Chapadmalal y de un departamento en CABA de 80 m2, que vendió. “El terreno en Mar del Plata también se vendió, la operación fue posterior a la declaración 2018-2919 que elaboró mi contadora, por lo que esa operación no aparece reflejada todavía”, precisó. El tercio del campo en Los Toldos que conserva de la herencia tiene una valuación fiscal de casi $2 millones.
Bullrich tiene un departamento de 120 m2 donde vive en la Ciudad de Buenos Aires valuado en $785.000, y depósitos bancarios en dólares por $12,1 millones, equivalen a un poco más de 200.000 dólares. “Tenía alrededor de 100.000 dólares en el banco y sumé el plazo fijo de otros 100.000 dólares en el Banco Nación por la venta del departamento de mi madre que se vendió, del que yo cobré el 50% que era mío, y el 33% de la otra mitad, que nos repartimos con mis hermanos”, explicó. 


Oscar Aguad

Otro de los ex ministros que tuvo un aumento patrimonial entre si ingreso al gabinete de Macri y su salida es el ex titular de Defensa Oscar Aguad, que al principio del gobierno de Cambiemos había sido ministro de Comunicación.
En el caso de Aguad pasó de $3,4 millones a fines de 2015 a $19,4 millones a diciembre de 2019. Si se analiza su crecimiento con la inflación acumulada, su aumento patrimonial fue del 41%.
Tres cuartas partes de su patrimonio al final del año pasado estaba constituido por dinero líquido: $14,4 millones, que incluyen 24.000 dólares. A fines de 2015, había declarado 200.000 dólares, que explican el aumento de dinero en pesos, por la suba en la cotización de la divisa extranjera en estos cuatro años.
La única casa que declara está ubicada en Córdoba Sur desde 1985 y es una herencia. Tiene el 25%, y su parte, pasó de una valuación fiscal de $217.000 en 2015 a casi $4 millones en 2019. “Tengo los mismos bienes, el 25% de la casa que conservo -aunque no vivo ahí, sino en la casa de mi mujer, que también es una herencia de su familia- y el mismo dinero, actualizado por la suba del dólar”, explicó.

 

Jorge Faurie

El ex canciller Jorge Faurie asumió al frente del Ministerio de Relaciones Exteriores a mediados de 2017. Del análisis de su declaración jurada de ese año y la de baja del 2019, surge que su patrimonio subió un 28 %, considerada la inflación acumulada. A fines del año que asumió como ministro de Relaciones Exteriores declaró $12,5 millones y al dejar el cargo, $36,5 millones.
Si bien mantuvo los mismos inmuebles, aumentó su dinero en el banco. Mientras que al cierre del 2017, sus activos líquidos ascendían a casi $9 millones, a fines del 2019, informó $25 millones. Esta suma incluye dos cuentas en euros en Portugal, país donde tiene departamento de 50 m2 en Portugal que valuó en $7,9 millones, y destina a alquiler.
Según le explicó, ese incremento en depósitos bancarios corresponde en parte a su sueldo como embajador argentino en Francia, el cargo que tenía antes de ser canciller, y la devaluación de la moneda que hizo que aumentara su patrimonio en pesos. “Fui embajador hasta mitad del 2017 y mi sueldo quedó en dos cuentas en ese país, que luego tuve que cerrar y trasladé el dinero a Portugal”. El sueldo de un embajador ronda los 15.000 dólares mensuales. Faurie dijo no recordarlo con precisión porque “incluye componentes internos por los años de servicios y rango, entre otros”.
En el país, Faurie tiene un departamento de 150 m2 en la Ciudad de Buenos Aires, que valuó en $750.000 y el 33 % de dos inmuebles en Rosario que recibió como herencia.

Hernán Lacunza

El top five de los ex ministros con mayor patrimonio del Gabinete de Macri, lo completa el sucesor de Dujovne, Hernán Lacunza, quien estuvo solo cuatro meses en el cargo.
El también ex titular de la cartera de Economía de la provincia de Buenos Aires hasta pasar al Ejecutivo nacional, declaró $38,4 millones de patrimonio total, $4,5 millones más que al inicio del 2019. Calculada la inflación, su patrimonio disminuyó 0,58 % al dejar la función pública.
Declaró una casa en la localidad de Tigre de 300 m2 con un valor fiscal de $ 7,4 millones y aumentó su tenencia en dólares -unos 250.000- en el banco.
“No compré ningún dólar como ministro de Economía. La variación en el monto en la caja de ahorro en dólares es por el vencimientos de los títulos argentinos, básicamente Letes. Si bien están reflejados en pesos, los intereses se pagan en dólares. Y hay títulos que no se podían renovar. Soy una persona honesta y hago todo por demostrarlo. No sólo no incrementé mi patrimonio, sino que no cambié la composición. Tengo la misma proporción en moneda extranjera al principio que al final, para no dar lugar a ningún tipo de especulación sobre el uso de esa información”, aseveró.

 

Carolina Stanley

La ex ministra de Desarrollo Social durante todo el gobierno de Macri se fue del Gobierno con un aumento patrimonial del 17 %, teniendo en cuenta la inflación acumulada a lo largo de los cuatro años. En diciembre de 2015 informó $4,3 millones y declaró al irse $20 millones.
La diferencia corresponde a que en 2016 vendió su casa de 120 m2 en la Ciudad de Buenos Aires -con un valor fiscal de casi $1 millón- y compró un departamento de 440 m2. Según le explicó Stanley -quien está casada con quien fuera jefe de Gabinete de la ex gobernadora María Eugenia Vidal, Federico Salvai-, lo compró con el dinero que cobró por la venta de ese inmueble, ingresos propios y una donación de su padre. Su nueva vivienda tiene una valuación fiscal de $16,1 millones.

 

Andrés Ibarra

El ex ministro de Modernización, Andrés Ibarra, dejó la función pública con un patrimonio total de $11,7 millones, según informó en su declaración jurada de Baja, presentada en enero pasado. Su patrimonio declarado en 2015 era de $2,7, pero con el ajuste por inflación, el aumento fue de acerca del 10 %.
Mantiene una casa en San Isidro de 360 m2 y una valuación fiscal de $1,6 millones, y adquirió dos porcentajes de otros dos inmuebles. El 40 % de un departamento en Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, de 200 m2 donde vive actualmente -con una valuación fiscal de $2,2 millones-, y el 50 % de otro en Maldonado, Uruguay, de 80 m2, con destino “inversión”, valuado en $4,7 millones.
Explicó que al inicio de la gestión tenía 96.000 dólares y tomó un crédito hipotecario UVA en el Banco Galicia por $1,1 millón para comprar un porcentaje de esos departamentos. “En dólares, mi patrimonio inicial cayó 36 %. Pasé de dólares líquidos, a tener dos partes de dos departamentos y una deuda”, precisó.

 

Los menos “ricos”

Además del caso de Lacunza mencionado más arriba -cuyo patrimonio se redujo 0,58 %-, Lino Barañao, ex ministro de Ciencia y Tecnología, según su declaración jurada, tuvo una pérdida del patrimonio del 5,77 % ajustado por inflación.
Nombrado por Cristina Kirchner en 2007 en ese cargo, fue uno de los ministros que declaró menos bienes y activos de los que integraron el gabinete de Macri. Según su declaración jurada de Baja, se fue del Ejecutivo con $5,8 millones y a fines del 2015, tenía $1,5 millones. Mantuvo el 50 % del mismo departamento de 220 m2 en la Ciudad de Buenos Aires, y declaró a fines de 2019 73.000 dólares. (Depósitos en dólares en 2015: USD 65.000)

El patrimonio del ex titular de Justicia, Germán Garavano, también se contrajo 7,5 % ajustado por inflación. Se fue de la función pública a su estudio de abogado, con $17 millones. Cuando ingresó al Ejecutivo, tenía $4,6 millones.

El ex ministro de Producción, Dante Sica, que declaró a fines de 2019, $26 millones. Esa cifra representa un 46 % menos -considerando la inflación acumulada- que los $31,5 millones que tenía cuando dejó su consultora ABECEB (Consulta de Estudios Bonaerenses), para ingresar al Ejecutivo en junio de 2018. El ex ministro se desprendió en ese momento de su 51%, valuado en $4,6 millones.

Un porcentaje similar -46,5 %- también el ex ministro del Interior Rogelio Frigerio, considerando la inflación acumulada, quien se fue del Ejecutivo con $24,5 millones. Cuatro años antes, había declarado ante la OA $11,5 millones.

Sin embargo, en su declaración jurada 2019 de Baja, el ex funcionario aumentó sus inmuebles. En 2015 había declarado un departamento de 400 m2 en la Ciudad de Buenos Aires, y tres terrenos en Paranacito, Entre Ríos, que suman en total unas 100 hectáreas, por un valor fiscal de $2,2 millones. En 2019 sumó tres departamentos y otros tres terrenos.

Frigerio precisó que un departamento fue heredado de una tía; el 50% de otro ubicado en la calle Perón al 700, también en la Ciudad de Buenos Aires, “estaba declarado dentro del Condominio Perón 725 SH" del cual es socio. "A partir de 2016 el inmueble se excluye del patrimonio de la SH y se declara en forma individualizada en cabeza de cada uno de los socios”, afirmó. En tanto el tercero - de 150 m2, sobre la calle Arcos al 2400 y una valuación fiscal de $3,3 millones- fue comprado de pozo. 

El ex titular de Interior también incorporó tres terrenos en Islas de Ibicuy, Villa Paranacito, Entre Ríos, con una superficie total de 377.000 m2. La valuación fiscal de los tres suma $2,5 millones. “Uno de los terrenos fue adquirido por boleto de compra-venta en 2018 con fondos propios y se escrituró en 2019. Los otros dos se incorporaron por una reducción de un aumento de capital de una empresa en la que tengo participación accionaria (Bai Uno SA). La sociedad resolvió dejar sin efecto un aumento de capital decidido años anteriores y consecuentemente los fondos aportados por los accionistas oportunamente pasaron a ser crédito para los accionistas y deuda para la sociedad, la que fue cancelada con la transferencia de estos terrenos”.

Al ingresar al ejecutivo, Frigerio vendió su participación en la consultora Economía y Regiones por 375.000, dólares, según precisó, monto que percibió entre 2016 y 2017. A su vez, señaló que, mientras estuvo en la función pública, cobró los intereses en dólares de los Bonar adquiridos en 2014, y de otra inversión en Bonar 2024.

El patrimonio del ex titular de Agroindustria, Luis Etchevehere, también se redujo en los dos años que estuvo en el Gabinete de Macri. El ex presidente de la Sociedad Rural Argentina -ocupó ese cargo hasta noviembre el 2017-, abogado y productor agropecuario, informó ante la OA un patrimonio de $14,3 millones al dejar la función pública, unos $2,8 millones más que dos años antes. Considerando la inflación, se redujo un 45 %.

El funcionario que declaró menos patrimonio que sus colegas en el Gabinete, y también “perdió plata” en el Ejecutivo, fue el ex jefe de Gabinete Marcos Peña. Su patrimonio a fines de 2019 era de $1,3 millones, un 35% menos que con el que ingresó en 2015, ajustado por inflación. Tenía el mismo departamento de 70 m2 en la ciudad de Buenos Aires con una valuación fiscal de $475.000 que compró en 2006, un Volkswagen Suran 2013, dinero por $500.000 y ningún dólar.

Fuente: Informe especial de Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Nacionales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...