Camacho: “Una vez superado esto, la infraestructura será una herramienta importante para el despegue”

La pandemia del coronavirus plantea un escenario complejo e inédito para el gobernador Gustavo Saénz, donde resolver los problemas sanitarios que se plantean son la prioridad. Sin embargo, no deberá desatender la recesión económica que va a plantear este parate, donde ya se sabe que la recaudación va a tener una caída y el impacto puede ser fuerte.
La obra pública, como en muchos otros momentos de la historia, puede ser un paracaídas que suavice el desplome. Sin embargo, esta situación de aislamiento, donde el personal de obra pública está exceptuado, la cuarentena mantiene a una gran parte del personal fuera de servicio. Muchas empresas, decidieron paralizar sus trabajos. Cuando se puso en marcha el DNU, la Provincia envió un comunicado mencionando esta situación, dejando en manos de las empresas constructoras la libertad de definir la continuidad o paralización de los trabajos.
“En términos de la provincia, todos aquellos que tienen obra pública, si deciden paralizar las obras, lo que la Provincia garantiza es una vez notificada de esa situación, la postergación o la suspensión de los plazos en cuanto al contrato y a los plazos de obra”, expresó el ministro de Infraestructura, Sergio Camacho.
En una entrevista con El Tribuno, el funcionario provincial detalló cuáles son las medidas que está tomando el Gobierno provincia respecto a la pandemia, donde casi toda la obra pública provincial está destinada a atender y contener esta situación sanitaria.

Me gustaría que me dé detalles sobre cómo está trabajando su cartera, después de que el Presidente decida exceptuar al personal de la obra pública de la cuarentena obligatoria...
En términos generales emití un comunicado a ambas cámaras (la Cámara Salteña y la Cámara Argentina de la Construcción), la semana pasada, luego de producido el Decreto de Necesidad de Urgencia del Presidente, donde claramente dentro de una de las excepciones figura la obra pública. Al día siguiente, también se produjo una reglamentación por parte del Ministerio de Trabajo de cómo debía hacerse para garantizar con cada empleado esa posibilidad de circulación. Emitimos un comunicado mencionando eso y dejando en libertad a las empresas constructoras para definir la continuidad o paralización de los trabajos, cuestión de que ellos mismos decidan. En términos de la provincia, todos aquellos que tienen obra pública, si deciden paralizar las obras, lo que la Provincia garantiza es una vez notificada de esa situación, la postergación o la suspensión de los plazos en cuanto al contrato y a los plazos de obra. Si alguna empresa llegara a paralizar los trabajos, y nos notifica fehacientemente la paralización de los trabajos nosotros vamos a prorrogar ese plazo dentro del contrato que nos vincula. Esto atento a que si bien la obra pública esta exceptuada, no es menos importante la voluntad de aislamiento. Después, las empresas sí deberán cumplir con todas las normativas fijadas y reglamentaciones sobre el vínculo con sus obreros. Además de acceder a todos los beneficios se van adelantando o emitiendo.

¿Hay empresas que ya decidieron hacer ese parate respondiendo al comunicado que emitió?
Sí, hay empresas que decidieron paralizar los trabajos y otras que están trabajando normalmente.

¿Qué obras continúan en ejecución?
Nosotros continuamos con las obras de los pozos en el norte y ahora estamos trabajando en el marco de la emergencia de la pandemia. Terminamos con la escuela que está atrás del Papa Francisco, que va a servir como extensión del centro de operación del hospital. Hoy estamos trabajando a full en el Centro de Convenciones en su readecuación para que también funcione como uno de los tantos centros que va a tener la provincia para la atención del coronavirus, en este caso, de pacientes que ya hayan salido de la internación o no requieran de cuidados complejos. Lo mismo está ocurriendo, hecho por el municipio de Tartagal, en el complejo deportivo de esa localidad. También en Orán, con lo cual se está equipando en toda la provincia y nosotros atendiendo fuertemente ese tipo de tareas donde en algunos casos hay que hacer obras accesorias fijas o removibles, como es el caso del Centro de Convenciones, donde se levantaron las alfombras, armando con durlock toda una cantidad de locales que tendrán que ver con laboratorios, enfermerías. Se lo está poniendo en condiciones de acuerdo a las instrucciones que recibimos del Ministerio de Salud, que son quienes manejan este tipo de cuestiones específicas. Nosotros en este caso, solo somos una herramienta de apoyo que indica el Ministerio de Salud como necesidad.

¿La Provincia tiene obras importantes paralizadas por esta pandemia?
Hay obras de vivienda que están paralizadas y sí está ocurriendo una cuestión que hay algunos municipios que no están permitiendo, que a pesar del DNU y la reglamentación vigente, el trabajo y estamos en esa definición, hablando con los intendentes y teniendo presente que el DNU tiene rango de ley.

La obra del Ramal C-18, en Joaquín V. González fue paralizada. ¿Tiene datos sobre esa situación?
No específicos porque es una obra nacional, contratada por el Estado nacional, creo que en su momento por el Plan Belgrano. Pero insisto, creo que resulta muy claro el DNU y nosotros nos basamos en ese marco, donde la obra pública está exceptuada del esquema de aislamiento. En ese sentido, no hay más que decir que sería sobreabundante decirle a un municipio que debe cumplir la ley.

La cuarentena se extendería hasta mediados de abril. ¿Tienen miedo de que esta situación se profundice o piensa que las empresas van levantar la suspensión de las obras? 
También por eso esta situación tiene una dinámica de día a día, hora a hora, porque del mismo modo el Gobierno nacional va emitiendo o anticipando las medidas complementarias a minimizar este efecto. Nosotros como provincia vamos a tener seguramente una baja en la recaudación, relacionada con la cooparticipación nacional, los ingresos provinciales y eso presupuestariamente afecta de manera importante el normal desenvolvimiento que ya venía acotado, en un esquema de avance de obras en cuanto a las posibilidades presupuestarias. Antes de la pandemia, tampoco teníamos definido un presupuesto, dependemos mucho del presupuesto nacional, con lo cual estamos viviendo una situación que nunca se vivió. No todos los problemas son los mismos, no todas las soluciones son las mismas y en el marco de la importancia que tiene el aislamiento tratando tema por tema. Nosotros en el comité de emergencia, que integramos los ministros, día a día vamos monitoreando no solo las cuestiones específicas relacionadas con el tema de la pandemia, sino que en principio aparecen como secundarias que son estas.

Muchas provincias ya están advirtiendo que la obra pública está paralizada por esta situación extraodinaria. Más allá de la obra que está afectada para cubrir las necesidades sanitarias y que la vemos en todos los medios. ¿Esa situación a nivel nacional está ocurriendo en la provincia?
La obra pública antes de la pandemia estaba retraída, en el sentido de la expectativa de obra, frente a la necesidad por una cuestión claramente presupuestaria y el contexto nacional, provincial y la crisis económica. Sin duda, una vez superado este proceso la infraestructura va a ser una de las herramientas más importante para el despegue, pero también estamos ante una situación inédita y deberemos transitar el día a día. No hay ningún pronóstico válido ni desde el punto de vista sanitario ni desde el punto de vista del efecto económico que esto vaya a producir. Con lo cual, hay menos obras en ejecución que las que había antes del proceso, sí. De postergarse la cuarentena, dependerá de las medidas complementarias que emita el Gobierno nacional en favor de superar esta crisis y también la visión de cada empresa. Ahí es donde el Estado provincial, en base a la normativa nacional, veremos de que herramientas se dispondrá para ir en ayuda y auxilio sobre todo de los trabajadores que están involucrados en el área.

¿Desde el Gobierno provincial qué proyecciones tienen para saber cuándo se puede normalizar esta situación? Sabiendo que va a llevar su tiempo poner en marcha esta inmensa maquinaria como es la obra pública...
Sin duda, es un gran dinamizador. Pero como te decía recién, no hay ninguna manera de hacer ningún pronóstico que sea certero y responsable. Hay quienes hablan de que esto va a recuperar normalidad en mayo otros en junio. Ahora, no tengo ninguna duda de que el resurgimiento de la capacidad económica del país y la provincia va a ir de la mano de la obra pública, como fue tantas veces en las distintas crisis.

¿Qué dice el gobernador ante esta situación que vemos que está haciendo un esfuerzo para contener la situación sanitaria?
El compromiso del gobernador, en términos de la sensibilidad social, es el que se observa con la situación sanitaria. El Ministro de Economía (Roberto Dib Ahur) mantiene permanentemente informado al gobernador de los pasos a seguir, y sin duda que el compromiso es sostener con el menor daño posible este proceso de la crisis tanto en el sector público como privado, es lo que nos tiene trabajando día a día.

 

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...