Tres días de terror: nuevos detalles escalofriantes sobre el abuso de los niños en Güemes

El Tribuno pudo acceder, con reservas de identidad, a un testimonio de una vecina del lugar que demuestra que los niños vivieron tres días de terror ya que los abusos, o los intentos de abuso, habrían comenzado el viernes. Ese día el mayor de los hermanitos se habría opuesto tenazmente a la violación de su pequeña hermana lo cual habría generado el primer escándalo en la vía pública. Los intentos habrían continuado el sábado cuando los vecinos escuchan y toman intervención aunque no pudieron llamar a la Policía, hasta que el domingo tras la llegada al domicilio de los abusadores -seguramente con el afán de cobrarse la deuda- los vecinos llamaron a la fuerza pública que procedió a la detención.
La situación de la familia compuesta por una madre de 32 años y ocho hijos, es de extrema pobreza, ocupando un terreno perteneciente al barrio Nueva Esperanza II el cual fue usurpado, donde solo pudieron levantar una choza recubierta por plástico negro, viven totalmente expuestos a las inclemencias climáticas.

Los niños vivían en un estado total de abandono, es así como se refieren los vecinos del barrio, “los chicos permanecían todo el día en la calle, casi siempre sucios y muchas veces con hambre. Hace más de seis meses que están viviendo en ese terreno que fue usurpado el año pasado, ella se vino a vivir hace unos seis meses, antes eran terrenos vacíos, por eso lo pudieron usurpar, no son los únicos que consiguieron un terreno por medio de la usurpación, es un gran problema que se repite en esta zona” explicó la señora C.D. quién no quiere ser identificada porque asegura estar amenazada por familiares de la mujer detenida. “estos chicos pasaban días abandonados por su mamá, ellos debían pedir para poder comer, son niños de tres hasta los 15 años que debían recurrir a nosotros por comida porque su mamá es alcohólica, por lo que pudimos ver, y continuamente los abandonaba”.

La precaria vivienda está ubicada en la última parte de un asentamiento conocido como Nueva Esperanza II, este asentamiento surgió en tierras que fueron expropiadas al Ingenio San Isidro, los terrenos fueron entregados en el 2014, supuestamente a familias necesitadas de un lugar para vivir, pero solo cuentan con una tenencia precaria, por lo que las ventas y las usurpaciones fueron hechos muy comunes. El barrio carece de luz y agua corriente, sus calles aun no están muy definidas y son anegadizas y difíciles de transitar cuando llueve, la mayoría de sus habitantes no cuentan con recursos para construir con material y solo pudieron levantar algo muy precario con material plástico, madera o muy pocos ladrillos. 

Incidentes aberrantes

Con respecto a lo ocurrido durante el fin de semana, algunos vecinos contaron lo siguiente: “El viernes escuchamos una gran pelea en la calle, pensábamos que era cosa de jóvenes, cuando salgo veo que la cosa esta pasando a mayores, se escuchaban amenazas con puñales, entre esos ruidos logro llamar a la policía y ellos vienen, pero los ven venir y la madre esconde los niños y todo quedó en nada. Este lugar es muy oscuro de noche, no pudimos ver los rostros de los involucrados, ahora cuando todo termina, la madre le pegó al hermanito mayor, una vecina escuchó todo y se enteró que ese niño había defendido a una de sus hermanas de ser abusada , a la nena la tenían en la orilla de la cama y un hombre la estaba tocando, eso lo hizo reaccionar para defenderla y fueron los gritos y ruidos que escuchamos todos después”, comentó C.D. sobre lo que pasó el viernes.
 El sábado la situación se repitió, “una vecina escuchó como una nena de 10 estaba siendo abusada y ella lloraba mientras la mamá la calmaba diciendo que iba a doler pero que aguante, como esta vecina no tiene celular no pudo llamar a nadie, recién el domingo temprano me avisan de esta situación, junto con otros vecinos nos pusimos en alerta, como el abuso no se pudo concretar el viernes, entonces el abuso se hizo el sábado. El domingo a la tarde ingresan cinco masculinos dos de ellos mayores y tres menores, estaba la madre bebiendo alcohol, y se pusieron a jugar a las cartas, un vecino nos alertó que la madre estaba volviendo a entregar a sus hijos para actos sexuales, yo voy por el fondo de mi casa y puedo comprobar que era verdad, llamamos al 911 para que escuche e intervenga". "Esto fue alrededor de las 22, por suerte llegaron y nosotros colaboramos con ellos para que puedan realizar los arrestos”.
Aún no se dio a conocer cuántos chicos fueron abusados, un informe médico indicaría que solo una niña sufrió lesiones, “no sé si fueron todos o solo uno, pero no tendría que ser ni siquiera uno, esto ocurre porque estamos casi abandonados, la oscuridad que nos rodea favorece todo este tipo de situaciones”, finalizó C.D.

Últimas Noticias

Últimas Noticias de policiales

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...