Una de las pocas actividades que asegura  más empleo

El 28 de octubre es una fecha que empezará a cobrar cada vez más relevancia en Salta. Hoy se festeja en el país el Día del Trabajador Minero, actividad con un gran presente en la provincia y con mucha mejor perspectiva a futuro, según todos los pronósticos.

Los últimos datos oficiales disponibles dan cuenta que la explotación minera en Salta generó 3.302 puestos de empleo el año pasado, que es casi el doble de lo que se registró en 2017. Esa cifra puede multiplicarse en los próximos años por la puesta en marcha productiva de los primeros proyectos de litio, que ahora están en una etapa de prueba piloto, y podrá crecer aún más si termina por construirse la mina de cobre Taca Taca, que tiene el potencial de ser una de la más grandes del mundo.

Solo con el yacimiento cuprífero ubicado a 35 kilómetros de Tolar Grande se podrían generar cerca de 5.000 puestos de trabajo directo y otros 10.000 empleos indirectos, en las distintas fases de construcción y producción, de acuerdo a estimaciones de la compañía canadiense First Quantum Minerals, a cargo de ese proyecto.

Para tener una aproximación sobre el impacto que genera la minería en el ámbito laboral se puede tomar como ejemplo a la mina de oro Lindero, ubicada en la Puna salteña. Ese yacimiento se empezó a explorar en 1994 por Mansfield, que hoy está a cargo de su explotación, siendo subsidiaria de la canadiense Fortuna Silver Mines. En la etapa de construcción del proyecto trabajaron unas 2.000 personas en el lugar y desde que empezó la fase de operación, en noviembre de 2020, trabajan alrededor de 800 empleados en el sitio.

El Día del Trabajador Minero se instituyó en conmemoración a la fundación de la Asociación Obrera Minera Argentina, creada en 1953.
 

La minería, además de generar trabajo en los yacimientos, encadena otros puestos laborales en las empresas que prestan servicios tercerizados a las mineras. Se calcula que por cada empleo directo en el sector se generan otros dos en la parte de proveedores. Así, la Cámara de Proveedores de Empresas Mineras de Salta (Capemisa) ya cuenta con 190 pymes asociadas y en San Antonio de los Cobres fue creada la Cámara de Proveedores de Servicios Mineros de la Puna.

"Las expectativas son muy buenas", destacó a El Tribuno Juan García, secretario general de la delegación salteña de la Asociación de Obreros Mineros de Argentina (Aoma).

"En Salta, a pesar de la pandemia, la mano de obra minera se cotizó, está creciendo y hay empresas que necesitan cada vez más mano de obra calificada", señaló el dirigente, quien felicitó a los afiliados al gremio en su día.

Dijo que un trabajador que recién se inicia en la mina Lindero, por ejemplo, cobra $85 mil.

 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Salta

Últimas Noticias de Edicion Impresa

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...