Las malas elecciones que influyeron en el golpe de River

River fue víctima en el propio estadio Monumental de una derrota dura, de esas que dejan secuelas, la del pasado miércoles ante Tigre, que lo dejó afuera de la Copa de la Liga.

El ciclo del Muñeco, que se inició durante el otoño de 2014, tiene un 77% de eficacia en eliminaciones directas: así llegó a jugar 17 finales, aunque la reciente caída ante el Matador de Victoria le adosó que fue de las más flojas que se recuerden si se tiene en cuenta al rendimiento colectivo, y también de algunas individualidades.

Y la explicación de ello está dada, según muchos hinchas, en el yerro del director técnico y de los dirigentes a la hora de contratar jugadores en el último mercado de pases. 

Es que a un plantel diezmado por las constantes lesiones, se le añade que los que llegaron para reforzar al equipo no rindieron, y a su vez los últimos partidos desnudaron que tampoco se reforzó en puestos clave, como es la delantera, donde hoy está uno de los déficits. 

Y en cuanto al otro punto flaco, la defensa, sí se hizo el esfuerzo de incorporaron, pero los futbolistas que llegaron no colmaron las expectativas: ni Emanuel Mammana, ni Leandro González Pirez (quedó expuesto por su grosero error en la derrota ante Boca en el Monumental) ni Elías Gómez, con el agravante de una lesión que no estaba en los planes de nadie (la de Robert Rojas, quien se fracturó tibia y peroné en Perú ante Alianza Lima por la Copa Libertadores). 

En el caso de González Pirez, River le pagó al Inter Miami 1,8 millones de dólares por los dos años de préstamo para su llegada; y tuvo que desembolsar además 2,5 millones de dólares por el 70% del pase de Andrés Herrera (tampoco viene siendo la solución en el lateral); y otros 1,5 millones de la misma moneda por el mismo porcentaje de la ficha de Gómez.

Otro de los refuerzos en los que River no viene encontrando lo que buscaba, es Tomás Pochettino: el volante surgido de Boca se sumó al plantel por medio de un préstamo por un año con cargo (600 mil dólares) desde Austin FC de la MLS. Como superó los diez compromisos (13 en total), el millonario además deberá pagar otros 200 mil por el rubio volante.

Para colmo de males, el refuerzo más aclamado por los hinchas, Juan Fernando Quintero (llegó a préstamo sin cargo hasta diciembre), viene de lesión en lesión. Juanfer rindió gran parte de las veces que estuvo en cancha y desplegó el talento que lo caracteriza, aunque por su jerarquía siempre se le exige más. Pero como contrapartida, estuvo acechado por las dolencias físicas: molestias musculares, cuadro gripal y hasta un desgarro en su aductor izquierdo.

Otro de los que se esperaba más es Esequiel Barco, que arribó a Núñez a préstamo desde Atlanta United, que recibirá 4,4 millones de dólares por dos años y en nueve cuotas

El surgido de Independiente todavía no aportó el salto de calidad que necesitaba el equipo y tampoco convenció con su fútbol eléctrico. E imploran que explote en la Libertadores, la competencia que le queda a River.
 

Últimas Noticias

Últimas Noticias de Deportes

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Importante ahora

cargando...