¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

17°
24 de Abril,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Salvador Mazza: Los vecinos consideran que la ciudad de frontera es zona liberada

"Acá todos saben que quien maneja a los que roban vehículos y motos del lado argentino es un coronel del grupo de investigaciones de Yacuiba", aseguraron en la asamblea que hicieron.
Jueves, 04 de abril de 2024 01:38
Referentes sociales se reunieron con los jefes de la Unidad Regional 4, con Gendarmería, Policía Federal y el intendente Subelza.

Robos y asaltos, la sustracción de motos y vehículos, incluidas las camionetas doble tracción, tienen a los vecinos de Salvador Mazza sumidos en una generalizada preocupación porque no saben si al salir a la calle serán abordados con violencia para sustraerles desde el vehículo en que se movilizan hasta un teléfono celular que lleven en sus manos en pleno día.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Robos y asaltos, la sustracción de motos y vehículos, incluidas las camionetas doble tracción, tienen a los vecinos de Salvador Mazza sumidos en una generalizada preocupación porque no saben si al salir a la calle serán abordados con violencia para sustraerles desde el vehículo en que se movilizan hasta un teléfono celular que lleven en sus manos en pleno día.

La semana pasada representantes de diferentes entidades locales convocados por el intendente de la localidad, Gustavo Subelza, se reunieron con los jefes de la Unidad Regional 4, de las que dependen las dos comisarías de Salvador Mazza, con el jefe del Escuadrón Pocitos de la Gendarmería Nacional, y de la Policía Federal. Subelza, quien mostró su enojo y preocupación por lo que sucede en la localidad fronteriza, dijo: "Yo me considero un vecino más de este pueblo , es doloroso lo que sucede, porque esto es tierra de nadie. Hay muchas cosas que no están bien y no podemos esperar que sucedan cosas peores. Esto está totalmente desbordado".

Una situación límite

Uno de los episodios violentos se registró la semana pasada cuando una mujer, esposa de un conocido comerciante de la localidad, junto a sus niños pequeños fue abordada a punta de pistola por dos delincuentes que le sustrajeron la camioneta Toyota doble tracción en la vereda de una peluquería céntrica a la que había llegado con sus niños.

"Eran las 9 de la noche y bajé a mi hijo, lo hice entrar a la peluquería y cuando estaba sacando a la bebé de la camioneta sentí el empujón que me hizo tirar a la bebé al pavimento. Uno me apuntaba al pecho y otro a mi bebé que estaba tirada en el piso, y me exigían que les diera las llaves de la camioneta; en mi desesperación alcé a mi hija, le tiré las llaves al tipo y salí corriendo, sin pensar cómo el delincuente podía reaccionar en ese mismo momento. Se subieron a la camioneta y se fueron", relató la joven mamá. Testimonios así se repiten a diario.

La reunión convocada por Subelza se realizó en el Centro Cultural de Salvador Mazza y los pobladores, según refirió el periodista Raúl Costes, hicieron firmes reproches a los jefes de la Policía de Salta, "porque hace un tiempo trajeron 30 nuevos efectivos, móviles policiales, pero pasaron las elecciones y al día siguiente se los llevaron a todos. Ahora dijeron que van a traer cadetes y que no pueden traer móviles porque no alcanzan".

Robos millonarios a plena luz del día, atracos en la vía pública, asaltos y una suerte de zona liberada para sacar vehículos y motos de Argentina y pasarlos a Bolivia son los delitos que tienen aterrados a los pobladores de Salvador Mazza, y así lo hicieron saber a las autoridades.

Justicia por mano propia

Dos semanas atrás dos conocidos motochorros fueron abordados por dos jóvenes de Salvador Mazza, quienes decidieron hacer justicia por mano propia: redujeron al delincuente y lo cargaron en el vehículo en el que se movilizaban. El otro cómplice con el que delinque habitualmente en el robo en motos logró fugarse, y si bien el motochorro volvió sano y salvo, los dos hombres fueron imputados por el delito de privación ilegítima de la libertad. Si bien ambos hermanos cometieron el delito, según declararon ante la fiscalía penal actuante, tomaron esa actitud "para darle un susto porque nos ve en la calle y se nos burla", dijeron.

Luego de levantarlo de la plaza principal decidieron llevarlo hasta la zona de El Chorro, donde lo hicieron descender y lo amenazaron verbalmente de tomar otro tipo de represalia.

El fiscal penal de Salvador Mazza, Armando Cazón, pidió que ambos hermanos sean liberados para que aguarden en libertad el juicio oral y público en el que ambos serán juzgados. Lo insólito de la situación es que "la víctima" no pudo ser localizada por el personal policial cuando fue citada a prestar su declaración, seguramente por el temor a quedar detenido, ya que para los policías es un L.C. (ladrón conocido).

A buscar su moto

Otro hecho que tomó relevancia tiempo atrás fue la audaz decisión de una agente sanitario del hospital local, quien fue víctima del robo de su ciclomotor, la principal herramienta que utiliza para llevar adelante su tarea diaria, recorriendo las diferentes comunidades originarias donde debe controlar a niños y adultos.

La joven, en su impotencia y desesperación porque nadie actuaba para recuperar su modesto medio de movilidad, decidió actuar, durante horas hizo tareas de inteligencia del lado boliviano en el peligroso barrio 28 de Mayo hasta que logró determinar el lugar donde la moto había sido guardado junto a decenas de otros rodados robados en territorio argentino. Se presentó en la vivienda y le imploró al dueño del inmueble que le devolviera su herramienta de trabajo.

Cuando la recuperó, ingresó al país por un paso clandestino ya que sabía que si lo hacía de manera legal, por el puente internacional, la burocracia haría que los agentes federales le secuestraran el ciclomotor hasta tanto "las autoridades competentes determinen los hechos por los cuáles el rodado se encontraba en territorio boliviano y las circunstancias en que la joven recuperó el rodado sustraído".

Felizmente Graciela no sufrió ningún daño pero el riesgo que corrió al recuperar su rodado es algo que no se recomienda a nadie, porque las organizaciones que se dedican a este tipo de ilícitos recurren a cualquier cosa para no ver peligrar su actividad delictiva.

"La bronca es con las fuerzas de seguridad"

Testimonios del horror que viven en Salvador Mazza con la delincuencia y la impunidad se repiten a diario, y quien reflejó el miedo que a toda hora viven los vecinos de Salvador Mazza fue el periodista de frontera Raúl Costes, ya que el intendente Subelza ni otros grandes comerciantes de la localidad se animaron a brindarle a El Tribuno su testimonio: "Lo que sucede acá es terrible, porque como lo dice el intendente esto es tierra de nadie. Es tal el descontrol y la impunidad que le robaron un auto a un docente, y antes del robo en redes sociales ya lo estaban ofreciendo para venderlo. Acá muy pocos se animan a decir con todas las letras lo que ocurre, pero la única manera de luchar contra la enorme inseguridad que se vive en Salvador Mazza es sincerarnos, porque esto ya no da para más", consideró el reportero y expresó algo de mucha gravedad pero que es vox populi en Salvador Mazza: "Acá todos saben que quien maneja a los que roban vehículos y motos del lado argentino es un coronel del grupo de investigaciones de Yacuiba, una unidad que precisamente se formó para luchar contra ese mismo delito. En Salvador Mazza, por ser ciudad de frontera deben trabajar las fuerzas nacionales y provinciales, pero el jefe del Escuadrón Pocitos, el comandante principal Mayo, encabezó su acto de asunción en diciembre y al otro día tomó licencia y recién apareció cuando el intendente convocó a esta reunión".

El periodista Costes explicó que "la desprotección es total, porque como las bandas roban los vehículos y las motos y las pasan a Bolivia, cuando los damnificados van a hacer las denuncias les dicen que si el vehículo pasó a otro país no pueden hacer nada, y si van a Yacuiba, mucho menos porque argumentan que el robo se produjo en Argentina y no en Bolivia. La gente tiene que andar rogando para que alguien se haga cargo de investigar o resignarse a perder sus vehículos o motos; por eso la bronca es con las fuerzas de seguridad, tanto nacionales como provinciales". 

 

PUBLICIDAD