¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

32°
23 de Febrero,  Jujuy, Argentina
PUBLICIDAD

El ingeniero jujeño que hace magia-terapia en California

José Puglisi aprendió por correspondencia el arte con el que ahora ayuda a pacientes en la ciudad de Sacramento.
Domingo, 10 de diciembre de 2023 00:35

Cuando la magia se encuentra en el destino de una persona, en un abrir y cerrar de ojos busca la manera de aparecer para ofrecerse ante los demás.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Cuando la magia se encuentra en el destino de una persona, en un abrir y cerrar de ojos busca la manera de aparecer para ofrecerse ante los demás.

Desde que era un niño y se sentía cobijado en San Pedro, su ciudad natal, José Luis Puglisi supo encontrar en la escuela 95 "Almirante Guillermo Brown" su fuente de sabiduría durante la primera infancia, para luego ingresar al colegio 1 "Teodoro Sánchez de Bustamante" donde completó su secundaria.

ARQUERÍA EN DAVIS

En sus días como estudiante, descubrió la fascinación por la pasta de papel maché con la que formaría las cabezas de sus primeros personajes en formato de títere. La maravilla de lo estudiado más lo modelado, sacó a la luz su talento e integró "Los Globícolas"-Títeres. "Éramos cuatro y después cada uno siguió su camino", expresó José Luis Puglisi, conocido desde Jujuy, Argentina, y hasta Sacramento, Estados Unidos, como "Pepe".

Este jujeño con residencia estadounidense continuó su formación especializándose en ingeniería electrónica. Así, con un presente que lo encuentra motivado y feliz, trabaja en un laboratorio de bioingeniería y en la California Northstate University-College of Medicine.

Pero, en su caso, la aventura de viajar no fue un hecho reciente, surgió en los años 80, cuando tuvo la posibilidad de ir a Brasil y dejar ver sus estudios mediante conferencias y una maestría. A "Pepe" la vida lo trasladaría más tarde a Chicago, donde el encuentro cultural fue impactante.

"Me fui de Argentina en el año 1989 y jamás pensé que iba a vivir en Estados Unidos. Me fui para la época de la revolución productiva, que sigo esperando", dijo quien con sesenta y un años, rescata como experiencia interesante haber aceptado el desafío de conocer otros países, sin tener preconceptos. "Preferí que me sorprendiera la vida y sentí como un shock llegar a Estados Unidos", comentó.

PRESENTACIÓN EN SEÚL, COREA

Y es que desde la intensidad en las estaciones del año hasta los reconocidos estudios de grabación de cine, el respeto por el alumno en el nivel universitario fue lo que más le llamó la atención. "Me acuerdo que en mi época de estudiante en Argentina, tener cita con el profesor era milagroso porque había que perseguirlo por todos lados. En cambio aquí, estaba en reunión con otros 'profes' y se cortó porque había pautada otra reunión con alumnos", comentó este defensor de la educación pública y actual asistente de Estadística y electrofisiología cardíaca.

En su día a día, el contacto con alumnos es grato y de gran reciprocidad porque la enseñanza -como en toda relación humana- permite el crecimiento para ambas partes.

Y allí, en la Facultad de Medicina se practica constantemente. Por ello, estableció que siempre es positivo tener un diálogo con el paciente para conocerlo más aún como persona.

"Hay pacientes crónicos que llevan diez años con la enfermedad y si el médico es nuevo, tiene que tener un trato especial. Lo mismo si es un paciente violento, hay herramientas que se aplican para compartir con ellos", indicó este jujeño que volvió a recrear el mejor de los actos.

"Con la magia podemos ver que mejora la salud de los pacientes", dijo Puglisi, que brinda al pie de la letra los saberes que la escuela "Fu Manchú" le dejó como legado cuando recibía las clases de magia por correspondencia.

EN FAMILIA | JUNTO A SU ESPOSA ALEMANA ANDREA Y A SU PEQUEÑO WOLFGANG.

Hoy, el arte universal que no deja de sorprender a este miembro de The International Brotherhood of Magicians cautiva a nuevas generaciones, -muy especialmente- a los estudiantes de medicina que se reúnen para generar magia-terapia junto a él. "Tengo a mi cargo un grupo que se llama 'Magic in medicine', para acercarnos a la gente al estilo de la 'terapia de la risa' pero con trucos con elementos del consultorio", explicó.

La experiencia es de agradecimiento genuino, no sólo por la creatividad expuesta, sino porque se focaliza en la confianza generada en los niños y adultos que cambia a mejor. "Con las técnicas adecuadas, los pacientes dejan de sentir miedos y cuentan lo que les pasa", dijo quien se prepara junto a sus alumnos para hacer un show -que es también evaluativo- de fin de año, dedicado a niños con autismo.

Es así como lo encuentran los días, movilizado por las historias de vida que puede conocer en la ciudad de Sacramento, donde la tranquilidad lo envuelve junto a una cálida familia, ya que está casado con Andrea, una alemana con quien tiene a Wolfgang, su hijo de siete años.

Feliz de estar en el lugar correcto, Puglisi siente que está haciendo bien las cosas, desde su labor. "Todos merecemos tener la posibilidad para ser felices y en mi trabajo a través de tratamiento o rehabilitación", expresó "Pepe" que, además, practica arquería.

“MAGIC IN MEDICINE” | ESTUDIANTES DE LA FACULTAD EN EL SHRINERS CHILDREN’S NORTHERN CALIFORNIA.

La disciplina histórica -para la que se requiere de concentración y enfoque en el objetivo- forma parte de su cotidianeidad en California. "Todos los sentidos están puestos en el tiro al blanco. No se permiten distracciones", aseguró quien practica este deporte los segundos miércoles de cada mes. Como viajero visitó los estudios de Warner Brothers, y los sets donde se filmó "Jurassic Park", "Big Bang Theory" y "Tiburón".

Sobre extrañar Argentina, la respuesta no se hizo esperar en cuanto a sabores se trata. "Aquí hay empanadas, alfajores Havanna, bananitas Dolca, galletas merengadas y yerba mate, pero lo que no puedo conseguir es la naranja 'Chañi'", expresó entre risas. "Pepe" es un convencido de que a través de internet ya no se puede estar tan desconectado. Por lo que vía online recurre a esa cercanía, escuchando radio Mitre o leyendo La Nación.