¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

10°
22 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Ir al museo, un paseo común para familias jóvenes

Sabado, 23 de marzo de 2013 20:58

El interés por visitar museos, comprar obras para tener en casa y disfrutar de muestras y eventos ligados al arte ya no es un fenómeno reservado a un grupo de eruditos encerrados en sí mismos y expulsando a todo aquel que no conozca el código del arte.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El interés por visitar museos, comprar obras para tener en casa y disfrutar de muestras y eventos ligados al arte ya no es un fenómeno reservado a un grupo de eruditos encerrados en sí mismos y expulsando a todo aquel que no conozca el código del arte.

Hoy, asistimos al fenómeno opuesto. El arte está a mano y se lo aprecia accesible: a los chicos les interesa ir al museo y lo más interesante es que para sus padres es un programa que está en agenda para el fin de semana, y puede coexistir perfectamente con un picadito.

Hay dos hechos que enmarcan con datos duros esta apertura que vive el sector: por un lado, se trata de una franja etaria joven de entre 20 y 30 años en su mayoría padres; que tracciona y aviva el fenómeno; y por el otro la multiplicación de museos y espacios ligados al arte abiertos al público de manera libre y en muchos casos, gratuita.

“La forma de llevar el arte a la gente se ha facilitado muchísimo en el último tiempo”, consideró Solange Guez, de la Asociación Argentina de Galerías de Arte, quien resaltó que “por mucho tiempo el arte estaba supeditado a ciertos espacios y público. Hoy en día se apela más a la sensibilidad, que al entendimiento”.

Para Daniel Maman, galerista y presidente de Maman Fine Art, “el arte como fenómeno masivo y cotidiano empezó a cristalizarse cuando los museos como el MOMA o el Whitney Museum of American Art, en Estados Unidos, comenzaron a idear muestras “eduteiment”, palabra que resulta de las palabras educación y entretenimiento. El éxito de estas muestras fortaleció aún más las estrategias del marketing para captar a un público poco conocedor y algo tímido a la hora de visitar un museo. Hoy ir a un museo se ha convertido en un hecho imprescindible y cotidiano. Las ferias de arte que últimamente crecieron en número, también han cooperado en abrir sus puertas a un público más amplio”. La clave hoy es pensar en el arte accesible. Guez destacó estar convencida que “hay que abrir el juego y más allá que una persona pueda acceder a tener una obra de arte; es importante que el arte sea percibido y disfrutado por el que tenga ganas”.

Temas de la nota

PUBLICIDAD