¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
23 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Los guardias del hospital Romero siguen sin cobrar

Cobran en negro hace dos años y no les pagan hace tres meses. El Ministerio de Salud tomará cartas en el asunto.
Viernes, 06 de abril de 2018 21:58

Toda la semana, las 8 personas encargadas de la seguridad y vigilancia del hospital Enrique Romero, de El Quebrachal, realizaron un paro de brazos caídos con presencia en el lugar de trabajo, a raíz de que la empresa tercerizadora del servicio: MyM Seguridad y Prevención, de Luis Alberto Matorras, habría precarizado durante dos años el contrato de trabajo de estos guardias, sin contar que no les paga los 7.000 pesos de sueldo que cobraban en negro desde enero pasado. Recién hoy el responsable de la empresa habría pautado una reunión con los trabajadores para abonarles dos de los tres periodos adeudados, los cuales fueron recientemente liberados por el Ministerio de Salud luego de que Matorras presentara las rendiciones previsionales. “El atraso se debió a la falta de presentación del formulario 939 por parte del responsable de la empresa. Una vez acreditados los papeles, el Ministerio liberó 2 de los 3 meses que se adeudaban. Pero aclaramos que el atraso se debió a la falta de rendición de la empresa MyM”, remarcaron ayer desde Salud de la Provincia.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

Toda la semana, las 8 personas encargadas de la seguridad y vigilancia del hospital Enrique Romero, de El Quebrachal, realizaron un paro de brazos caídos con presencia en el lugar de trabajo, a raíz de que la empresa tercerizadora del servicio: MyM Seguridad y Prevención, de Luis Alberto Matorras, habría precarizado durante dos años el contrato de trabajo de estos guardias, sin contar que no les paga los 7.000 pesos de sueldo que cobraban en negro desde enero pasado. Recién hoy el responsable de la empresa habría pautado una reunión con los trabajadores para abonarles dos de los tres periodos adeudados, los cuales fueron recientemente liberados por el Ministerio de Salud luego de que Matorras presentara las rendiciones previsionales. “El atraso se debió a la falta de presentación del formulario 939 por parte del responsable de la empresa. Una vez acreditados los papeles, el Ministerio liberó 2 de los 3 meses que se adeudaban. Pero aclaramos que el atraso se debió a la falta de rendición de la empresa MyM”, remarcaron ayer desde Salud de la Provincia.

Con tres meses sin cobrar, con dos años sin aportes previsionales y de seguridad social ni aseguradora de riesgo de trabajo (ART), los ocho trabajadores, cuya labor es muy apreciada por el personal y los pacientes del hospital público cabecera del área operativa 16 de Anta, reclaman al Ministerio de Salud de la Provincia una respuesta a su situación laboral, ya que la empresa MyM no tuvo los controles del Gobierno que la contrató para tercerizar el servicio de seguridad del hospital de El Quebrachal.

David Farfán, el guardia que se convirtió en vocero de sus compañeros, dijo que “hasta el momento no nos pagaron. Dicen que viene el dueño de la empresa a hablar con nosotros y a pagarnos. Seguramente tomó esa decisión porque el dueño de MyM fue contactado por el Ministerio de Trabajo, delegación Joaquín V. González para arreglar la deuda. Vía telefónica, Luis Matorras nos dijo el jueves que levantemos el paro primero si queríamos cobrar y, si no, iba a hacer recorte de personal. Es una amenaza dificil de asimilar porque ya venimos soportando un trabajo precario hace dos años y ahora nos quiere pisotear más, como si estuviéramos en la época de la esclavitud. Hay leyes que él tiene que respetar, son derechos laborales irrenunciables”.

En 2015, cuando se inauguró el hospital Romero, los guardias comenzaron con un sueldo de 5.000 pesos y un año después comenzaron a cobrar 7.000, pero ya sin recibo de sueldo. “El convenio colectivo de trabajo del personal de seguridad dice que tendríamos que cobrar unos 15 mil pesos en mano, pero hemos aceptado por necesidad y ganas de trabajar en este lugar al que queremos mucho, 7.000 pesos en negro durante dos años”, expresó Farfán.

Al ser consultado, el contador Mario Salim, secretario de Gestión Administrativa del Ministerio de Salud de la Provincia, aseguró: “El Ministerio no se va a desentender del asunto. Cuando advertimos esta situación hace un par de meses le pedimos a Matorras que presente documentación para acreditar el pago y al presentar los papeles le liberamos el jueves el pago de dos períodos adeudados. Sin embargo, a partir de este problema que se hizo público tomamos la decisión de revisar y verificar el vínculo de la empresa con la gente contratada por ellos”.

Salim agregó: “No descartamos hablar con cada uno de los guardias, pero antes tenemos que hablar con el gerente del hospital, licenciado Ricardo Luna, porque el tendría que habernos informado de estas irregularidades, ya que él es el representante del Ministerio de Salud en ese hospital”.

Temas de la nota

PUBLICIDAD