¿Quieres recibir notificaciones de alertas?

14°
22 de Mayo,  Salta, Centro, Argentina
PUBLICIDAD

Preocupa un nuevo freno en el mercado de los alquileres en Salta

Si bien el mega DNU sigue vigente pese al rechazo del Senado, se contrajo la demanda. Desde el sector argumentan que no hay reglas claras y existen muchas dudas e incertidumbre.
Sabado, 30 de marzo de 2024 00:00
El sector inmobiliario salteño pide previsibilidad y reglas claras.

El mercado inmobiliario salteño se encuentra convulsionado. Desde el sector expresaron que hay mucha incertidumbre y remarcaron la necesidad de contar con reglas claras para que no haya una oferta contenida.

Alcanzaste el límite de notas gratuitas
inicia sesión o regístrate.
Alcanzaste el límite de notas gratuitas
Nota exclusiva debe suscribirse para poder verla

El mercado inmobiliario salteño se encuentra convulsionado. Desde el sector expresaron que hay mucha incertidumbre y remarcaron la necesidad de contar con reglas claras para que no haya una oferta contenida.

Hace unos días el Senado rechazó el DNU que incluía la derogación de la ley de alquileres, y ahora lo tiene que tratar Diputados.

El corredor público inmobiliario, Pablo Castañeda, de REMAX NOA, explicó que en 2023 los contratos de alquileres ya venían frenados y que había un parate en el mercado inmobiliario por falta de seguridad y previsibilidad. Tanto locadores como propietarios dejaron las unidades en stand by a la espera de nuevas reglas.

Luego de que el presidente Javier Milei firmara, a pocos días de asumir en diciembre, el DNU que entró en vigencia el 29 de ese mes, y que incluía la derogación total de la ley 27.551 sancionada en julio de 2020 y sus cambios introducidos en octubre de 2023, el panorama cambió.

"Finalmente el DNU terminó derogando esta ley que parecía que no había producido ningún efecto positivo ni para propietarios, ni inquilinos. El DNU dio una libertad a las partes para celebrar los contratos. Eso hizo que toda la oferta que estaba contenida, esto de que había muchas propiedades paradas a la espera de nuevas reglas, mas claras, beneficiosas, saliera de nuevo al mercado", señaló, Castañeda.

Pero actualmente, se observa que hay un retroceso. "Ahora lo que vemos es que ante la situación que estamos viviendo es que nuevamente se empezó a contener la oferta y hay propiedades que se están sacando de la comercialización o que deberían haber entrado al alquiler habitacional y no lo están haciendo a la espera de que va a pasar", indicó.

Avance y retroceso

Se estima, en diferentes plazas, que un 40 por ciento en promedio había aumentado la oferta pero ahora rondaría entre un 15 y 20 por ciento la retracción.

Y agregó que el gobierno anunció que por más que se caiga el DNU, cuenta con un plan B y C pero el foco está puesto en los tiempos de implementación.

"Jurídicamente debería volverse a la última Ley del alquileres y ante la inestabilidad que tenemos, la falta de seguridad y de reglas claras del juego, va a haber oferta contenida. Esa es la realidad que tenemos ahora", sostuvo.

Aseguró que el mercado esta muy convulsionado desde lo jurídico y también desde lo económico ya que no hay reglas claras.

"Esas reglas serviría para que no haya oferta contenida, para que la gente no esté a la espera de lo que pasará, lamentablemente hasta que no sepamos cual será el panorama, sabemos que habrá ofertas que se van a retirar o estar a la espera", recalcó.

A mediados de marzo, el Senado rechazó el DNU que incluía la derogación de la ley de alquileres. Ahora lo debe tratar Diputados. Hay dudas e incertidumbre en el sector inmobiliario.

Por otra parte, considera que el DNU tuvo buen funcionamiento en el breve lapso de tiempo. "Demostró que la menor intervención del gobierno en un contrato entre particulares, si bien de sensibilidad social muy alta, hizo que haya mayor oferta y como todo bien que está en el comercio, ante mayor oferta, el precio tiende a la bajar. Lo que vimos nosotros es que efectivamente salieron mas unidades, hubo mas oferta y el precio se amesetó y la tendencia era que el próximo semestre empiece a bajar pero vemos que se retiraron propiedades de la comercialización y alquiler", expresó.

Manifestó que el problema de fondo es la falta de unidades, a nivel país y que eso tiene que ver más con políticas estructurales.

En tanto, el director de la Federación Inmobiliaria de la República Argentina (FIRA), Juan Biella, explicó, en diálogo con El Tribuno, que ha aumentado muchísimo la oferta tras la derogación de la Ley de Alquileres y que si bien actualmente la oferta no es tan abundante como debería ser, hoy el inquilino puede buscar y elegir, pero antes, se publicaba una propiedad y a los cinco minutos había 50 interesados. "Hoy la que no está en precio, no se alquila", dijo.

Al ser consultado sobre lo que esperan para los próximos meses, Biella respondió: "estamos en una especie de veranito inmobiliario porque la perspectiva de ahorro de la gente era el dólar y hoy sube y baja entonces la gente está dubitativa. Los que podían se iban al auto, que subieron un 40 por ciento, por encima de los valores normales entonces, las propiedades que han bajado un 30, 40 por ciento con respecto del gobierno de Macri hasta ahora. La gente volvió a invertir otra vez en ladrillos. No sabemos cuanto durará".

En tanto, Gonzalo Reynoso, socio-gerente en Reynoso Bienes Raíces, expresó que en Salta, si bien se mira de reojo el DNU, aún no se frenaron contratos de alquiler por ese tema.

"El mercado inmobiliario salteño, por el efecto de dos actividades fundamentales: el turismo y la minería, sigue teniendo demanda de alquileres y una oferta que no la cubre. Para los meses que vienen estimamos una situación similar, debido a la coyuntura que estamos atravesando", finalizó Reynoso.

 

Temas de la nota

PUBLICIDAD